viernes, 9 de enero de 2009

Confianza

LA
PUERTA
MÁS
SEGURA
ES
LA QUE
PUEDES
DEJAR
ABIERTA