martes, 19 de mayo de 2009

Se fue otro de los grandes...

Los que me conocen bien saben que me encanta la poesía.
Hoy nos ha dejado uno de mis poetas preferidos, el poeta que descubrió el que el sur también existe : Mario Benedetti.

Al que he leído una, y otra, y otra vez, sin cansarme, descubriéndo en cada ocasión nuevas sensaciones, un nuevo arte en la musicalidad de sus versos.

Un poeta del pueblo, de la generación del 45, comprometido con los derechos humanos.
Como gran creador que fue, en esencia nunca morirá.
Depende de nostros recordarlo de la mejor de las formas posibles: leyendo sus poemas.
Hoy quiero dejar aquí uno de sus clásicos, quizás el más conocido, popular,
pero no por ello lejos de la belleza.

Hagamos un trato

Cuando sientas tu herida sangrar
cuando sientas tu voz sollozar
cuenta conmigo.

Compañera,
usted sabe
que puede contar conmigo,
no hasta dos ni hasta diez
sino contar conmigo.

Si algunas veces
advierte
que la miro a los ojos,
y una veta de amor
reconoce en los míos,
no alerte sus fusiles
ni piense que deliro;
a pesar de la veta,
o tal vez porque existe,
usted puede contar
conmigo.

Si otras veces
me encuentra
huraño sin motivo,
no piense que es flojera
igual puede contar conmigo.
Pero hagamos un trato:
yo quisiera contar con usted,
es tan lindo
saber que usted existe,
uno se siente vivo;
y cuando digo esto
quiero decir contar
aunque sea hasta dos,
aunque sea hasta cinco.
No ya para que acuda
presurosa en mi auxilio,
sino para saber
a ciencia cierta
que usted sabe que puede
contar conmigo.

No hay comentarios: