domingo, 28 de junio de 2009

LOS TRES CIEGOS



La semana pasada, durante una clase que estaba dando, y tras surgir una gran
discusión entre todos los participantes, me vino a la mente
la leyenda de los tres ciegos y un elefante.
Se trata de una leyenda Sufí, ampliamente conocida en la India,
recogida por el poeta Jalal Al-din Rumi.

Es increíble como, sobre un mismo tema, hecho o evento,
que inicialmente parece igual para todos, porque lo hemos compartido
en el mismo tiempo y espacio, la interpretación del mismo
cambia completamente dependiendo de quién lo vea, de cómo lo ha vivido,
de su propia experiencia, de su " yo ",... o mejor dicho " desde su yo "
lugar desde donde lo verá.

La leyenda dice así:

El elefante hizo una pausa.
tomó aire, levantó la trompa y sopló
haciendo un ruido muy fuerte.

Tres hombres ciegos pasaban por allí.
" ¿ Qué ha sido eso ? " , dijo el primer hombre.
El segundo hombre dijo con seguridad : " un elefante ".

Y " ¿ cómo es un elefante ? " , preguntó el tercero.
" No estoy muy seguro ", respondió el primer hombre ciego.
" Debemos investigar " , añadió.

Entonces el primer ciego se acercó por detrás
con un brazo extendido y la mano muy abierta.
Encontró la cola del elefante y la examinó detenidamente.
" ¡ Ya sé ! " , dijo...
" Un elefante es algo muy lago y delgado como una cuerda "

Entonces el segundo ciego se dirigió sin saberlo al elefante
por su parte delantera, tocando su cabeza.
Con su mano acarició la oreja del elefante.
" No señor " , replicó.
" Un elefante no se parece a una cuerda.
Es amplió y liso, con algo de pelo, como una alfombra "

Finalmente el tercer ciego se acercó esperando resolver el asunto
y se encontró con una de las patas del elefante.
" Los dos estáis equivocados ", afirmó el tercer ciego.
" Un elefante no se parece a una cuerda ni a una alfombra ".
" Un elefante es como una gran columna ".
" No un elefante es como una cuerda " , gritó el primer ciego.
" Un elefante es como una alfombra ", contestó enfadado el segundo ciego.
" Es como una columna " insistió el tercero.

" ¡ Una cuerda ! "
" ¡ Una alfombra ! "
" ¡ Una columna ! "
Discutían los tres sin parar...

Entre tanto el elefante seguía comiendo hojas en el jardín sin preocuparse por nada más.
Con mucha imaginación, bastante obstinación y diferentes realidades
los tres ciegos se alejaron mientras seguían discutiendo durante varias horas.

ES IMPOSIBLE COMPRENDER EL TODO
SI NOS APROXIMAMOS SOLAMENTE A UNA DE SUS PARTES.

No olvides nunca que la realidad es SUBJETIVA.
Es TU realidad !!!









No hay comentarios: