lunes, 15 de junio de 2009

SUPERFICIALMENTE PERFECCIONISTAS


Como muchos de los paseantes por este blog ya sabéis, mi profesión me acerca a tener muchas vivencias con múltiples tipos de personas.
Cada una es un mundo diferente , a explorar...
Aún opinando igual sobre los mismos temas, teniendo las mismas miserias y grandezas unos que otros, viviendo las mismas experiencias, llevados por las mismas corrientes de opinión , ...,
todos somos a la vez que iguales y muy diferentes;
lo que nos une, nos separa.

Sin embargo, creo que hay un elemento a combatir que cada vez es más común entre todos.
Me refiero al perfeccionismo.
Estamos entrenados a ser perfectos con todo y frente a todos. No serlo nos hace sentir, aunque no sea real, como inútiles, como poco preparados.

Desde que nacemos se nos inculca que :
¡ Hay que hacerlo todo bien !

Esto nos genera una auto-exigencia desmedida, en el trabajo,
con la educación de nuestros hijos, con los amigos, con la pareja, ...
En algunas ocasiones, las más peligrosas, roza la obsesión.
Y, lo peor, nos convierte en eternos insatisfechos.
¿ No deberíamos ser admirados o amados ya por lo que somos ?
¿ O quizás debe de ser por lo que somos capaces de hacer ?

En mi opinión somos mucho más valorados por nuestros actos,
por la demostración de nuestras habilidades, por el juicio sobre nuestro conocimiento,
y a veces ni siquiera por esto, ... NO por lo que hacemos, por lo que decimos o por lo que somos,
sino por lo que parece ante los ojos de los demás
que hacemos, decimos o somos ...

Más bien por lo que se ESPERA de nosotros .
Vamos generando expectativas que son gestionadas y evaluadas
de forma continua por nuestros pequeños o grandes logros que vamos generando.

Y a lo peor, resultara que el mayor enemigo de nosotros, en muchas ocasiones
es uno mismo.

No nos perdonamos un error, un fallo, un área de mejora, no dar la talla, ...
Nos castigamos, a veces con indiferencia o despectivamente,
destrozando nuestra auto-estima.

El eterno descontento " para no quedar mal ".

CUIDA LO QUE TE DICES !!!




6 comentarios:

eduardo dijo...

Fernando que razón tienes. Nosotros en coaching hacemos la distinción EXIGENCIA (el hacer, la insatisfacción, la fustración..) con la EXCELENCIA (El ser, el aprendizaje, el compromiso..). En todo caso como me dijo mi buen amigo el profesor Javier Fernández Aguado, "en un mundo imperfecto, con gente imperfecta, siendo tu imperfecto, lo mejor es gestionar la imperfección en lugar de buscar la perfección.

Fernando Botella dijo...

Gracias Eduardo por tu comentario.
Muy sabia la distinción que me comentas y la inteligente frase del profesor Aguado.
Abrazos

Juan Carlos dijo...

Hola Fernando !

Te lo pongo en este ultimo blog porque es relacionado a la conferencia que diste ayer junto a Jorge Blass. Fue FANTASTICA. Me encanto el impetú que pones a tu presentación y la energia que irradias (a parte de las verdades como puños que pones).
Soy compañero de un alumno tuyo de Ferrovial y mago aficionado (en la sala Houdini). Ya me he suscrito a tus blogs para no perderme ni uno.

Un abrazo y muchisimas Gracias !

Fernando Botella dijo...

Muchas gracias Juan Carlos.
Un verdadero placer tener nuevos amigos como tú.

A mí me encnata la magia, como se pudo ver, ...y también me atrevo con alguna cosita. Espero pasar un día a verte por Houdini.
Si actuas en Julio coméntame ...

Abrazos,
Fernando Botella

Javier de Góngora dijo...

Buenas noches Fernando,
Quería darte las gracias por la "vcauna" de ilusión y pasión que nos inyectaste ayer, junto a Jorge Blas en la Escuela. No quiero que suene cursi, pero escucharos me hizo sentirme un niño, que creo que es lo más maravilloso que uno puede sentir
1 fuerte abrazo

Fernando dijo...

Gracias Javier !

De cursi nada, ...que bonito es lo que dices.
Es esencial sentirse un niño de vez en cuando.
Sería una terapia genial para, al menos un ratito al día. Seríamos capaces así de ver las cosas de otra forma, desde otra óptica.

Probablemente relativizariamos lo que es menos importante y brillarían nuestros ojos con lo que ahora es invisible aunque esté delante de nosotros...

Gracias por tu comentario !!!
Un fuerte abrazo,
Fernando