domingo, 12 de julio de 2009

ENDORFINAS



Las librerías de occidente están llenas de libros de recetas para estar mejor,
libros de auto ayuda que tienen como objeto hacernos sentir bien.
Alcanzar la felicidad.
Al leerlos nos sentimos muy bien,
¿ pero realmente cambiamos ?
O seguimos igual, pero habiendo digerido un libro
que repite lo que ya sabemos,
que habla del sentido más común de todos los sentidos ¿?

Cuando lees este tipo de libros, necesarios
aunque no suficientes para mejorarnos,
te encuentras bien, ¿ verdad ?
Sonríes más, todo tiene otro brillo,
respiras como si el aire fuera nuevo, pero...
¿ cuánto tiempo te dura ?
¿ En cuanto tiempo vuelves a estar cómo estabas ?

CAMBIAR ES UNA CUESTIÓN DE ACTITUD

Sin el proceso de elevar a la conciencia la necesidad de cambio real,
este dificilmente se producirá.
Para ir en la dirección de un nuevo descubrimiento en tu vida lo primero que necesitarás es atacar la base del " problema ", es decir la causa que provoca tu actitud.
Esto suele ser más complicado que la complacencia de leerlo en otros,
sea en un interesante libro escrito por un gurú o en un blog, ...como pueda ser este.

Cambiar la actitud requiere de mucho esfuerzo, repetido, consciente,
de mucho tiempo y dedicación.
Y también requiere de autenticidad, de querer ese cambio de verdad.
Por eso muchas veces los verdaderos cambios se producen bajo estados
de necesidad forzada por las circunstancias.

A veces me pregunto por qué nuestros abuelos no necesitaban tanto mensaje
para llevar una vida tranquila y sosegada. Para fluir con ella.

¿ Será el llamado estrés malo o distres ?
¿ Será el exceso uso del verbo tener, necesitar tener ?
¿ Será una cuestión de expectativas ?
¿ Será el cambio de los valores guia de nuestra vida ?
¿ Será la competitividad inculcada desde nuestros primeros años de vida ?
¿ ::: ?
¿ Será, quizá, un poco de todo esto ?

Yo soy defensor de que el estrés ha existido siempre.
Existía cuando salías a cazar para comer y no sabias si lo lograrías.
Existía en la época hiper-industrial, producto del trabajo repetitivo y absorvente.
Existía en la caverna y en la fábrica.

Me gusta una frase extraída de Jack Lawson, de su libro
" La droga de la felicidad ".

Dice así :

" Ser feliz es una cuestión de
resonancia.
Se trata de ser lo suficientemente hábil
para que los acontecimientos exteriores
nos encuentren optimistas y equilibrados
para que, resonando con nuestro interior,
nuestro flujo de endorfinas sea constante ".

Me parece genial !!!
Resonancia : Fluir con nuestro flujo endorfínico.

Ya lo había demostrado Goldstein en el año 1967, en Stanford,
cuando descubrió que existían neuronas cerebrales
con unos receptores específicos para las morfinas.
Estas moléculas internas, que bautizaron como " endorfinas ",
eran segregadas por el cerebro y eran claves
para el equilibrio físico y mental de los individuos.

¿ Cómo podemos aprovechas esta potencial producción de energía vital intrínseca ?

Los estudiosos recomiendan una prudente dosis de relajación y animación.
De combinación entre el placer de descansar y el esfuerzo estimulante,
de la respiración consciente, distendida y de la euforia necesaria, controlada.
Del mix entre estar concentrado, crear y divertirse con lo que hacemos.

En definitiva, FLUIR con lo que la vida nos trae.
¡¡¡ Vivir !!!

Todos los maestros expertos en cultivar nuestro espíritu, de todos los tiempos,
ya lo han dicho:
¡ EL SECRETO ESTÁ EN NOSOTROS !


No hay comentarios: