lunes, 3 de agosto de 2009

LOS VERANOS DEL Dr. DYER


Quiero empezar este post como si de un " abuelete cebolleta " se tratase;
compartiendo una " historieta " personal sobre lo que me gustaba leer

hace más de 25 años.

A principios de los años 80, en la época de post-adolescente y pre-universitario
descubrí entre otros libros, los del Dr. Dyer,
psicólogo y profesor de psicología de la Universidad de St. John´s en New York.
Sus lecciones para mí fueron como encontrar nuevos horizontes, jamás vistos.
Posteriormente vendrían otros maestros, ...todos ellos necesarios.
Pero ahora, 25 años después, puedo decir que él fue y es uno de los imprescindibles.

Entre otras, con sus lecturas aprendí que
la realidad es múltiple y subjetiva, también descubrí
el prinicipio fundamental de la vida: la capacidad de elección,
desde entonces " ELEGIR " ha sido uno de mis verbos de acción favoritos.

Otra de sus ideas que me llegó fue saber la existencia de la llamada
" zona de acción ", desde donde realmente se contruye,
desde el único lugar posible que tenemos las personas para generar influencia.
Lugar donde debes priorizar tus actuaciones.

Me ayudo a comprender los verdaderos significados de conceptos como
responsabilidad , o el " aquí y ahora " ,
a conocer como provocar
la evitación de tácticas postergatorias
,
y a gestionar adecuadamente el error y el fracaso eficaz.

... y un largo etcétera que ocupó muchas de mis " siestas ",
cuando el momento de la siesta lo ocupaban las lecturas de verano,
cuando todavía vivia placenteramente en casa de mis " papis ",
y los veranos eran muy largos, como interminables,
el tiempo corría sin prisas, se le sentía.

Días en los que sólo tenía tres prioridades, por este orden: escribir la carta
díaria a mi chica, porque todos los veranos se alejaba a más de 2500 Km
de distancia, ...épocas en las que no teníamos e-mail, ni sms.
En segundo lugar leer y leer.
Todo lo que sobre mis manos caía;
poesía, ( en esos días releía a Machado ), y novela, cuentos, comic
y libros de ensayo como los del Dr. Dyer, que ahoran serían calificados
como de auto-ayuda.
Por último mi tercera pasión: escribir.
Escribía sin saber bien como hacerlo. Algo que me sigue ocurriendo.
Desde dentro, intentando escribir para conocerme mejor, para sentirme vivo,
para soñar, para crearme, para desear y diseñar
aquello que quería hacer, ser y vivir ...

Ahora han pasado 25 años, antes no lo había vuelto ha hacer nunca,
y en este nuevo verano del 2009, he decidido recuperar las lecturas
del Dr. Dyer. Traerlas de nuevo al presente.
Re-encontrarme con su conocimiento, reflexionar sobre lo vivido,
encender la moviola de la vida, desde la experiencia que, en muchas ocasiones,
habrá actuado como una trampa de mí mismo, pero que en otras, selectivamente,
me habrá dado la luz para alumbrar sabiduría, no improvisada, más hábil.
Convencido de que volveré a encontrarme con nuevas cosas, nuevas ideas,
nuevos caminos a " Xplorar " , siendo fiel a la filosofía de este blog.

Antes de empezar a releer sus libros me llega a la mente una recomendación
suya que me ha acompañado en ocasiones decisivas estos años.
Recuerdo cuando le leí que no deberíamos dejar de mirar
lo que hay por encima de nuestros hombros, ocurra lo que ocurra,
porque por encima de ellos siempre estará nuestra cabeza,
ocupada por nuestra máquina de pensar que dirige nuestra vida :
el cerebro.

Y que en esta máquina reside la mente,
lugar donde se producen los pensamientos,
creadores de lo que somos.

Él añadía que nos preguntasemos con frecuencia esto :
¿ Cuánto tiempo pasaré muerto ?
Es decir, ¿ cuánto tiempo durará la eternidad ?
vs
¿ cuánto tiempo durará mi vida ?

Sea tu respuesta que la duración será un " vacio absoluto " ,
si no crees en vidas eternas, si careces de religión que soporte tu " más allá "
después de la vida biológica.
O si la respuesta es " infinito " porque bajo una creencia u otra,
religiosa o no, piensas que eres eterno,

LA REALIDAD es que la respuesta a la pregunta te lleva
a entender que LA VIDA , como la conocemos, ES SÓLO ÉSTA,
la que ahora estás viviendo.
Y que la " otra vida ", sea para tí como sea,
dependiendo de tus creencias, será eso OTRA.
Que tendrá una mayor duración, eterna, quizás más feliz o no,
pero otra en cualquier caso...

Y si es así ésta, la que ahora tenemos,
que parece tan corta en comparación con la otra,
por qué complicarla tanto,
por qué elgir caminos que no queremos,
esos que nos llevan a estar todo el día tristes, enfadados con nostros mismos,
por qué no disfrutar de cada segundo, pero de cada uno de ellos,
por qué vivir bajo la nube negra, enfocados en lo que no nos gusta,
por qué no dar gracias de lo que somos, de lo que tenemos,
de lo que podemos llegar a ser si nos lo proponemos,
por qué gastar más recursos personales en odiar y no en amar,
por qué no abrir los brazos y el corazón a nuevas ideas, personas,
por qué dejar de preguntarnos " por qué " ...
Y un largo etcétera.

Amigos lectores de este blog, os invito a que os concedáis este verano
el placer de pensar en esto y , por encima de todo, el gustazo
de vivir en esta vida.
La otra ya llegará ...

Recuerda que
¡ TÚ ERES LA SUMA TOTAL DE TUS OPCIONES ELEGIDAS !
porque tú, y sólo tú, eres el responsable de TU BUENA SUERTE.

Esto ya lo dijo Dyer hace más de 25 años...

En uno de sus libros él utilizo como prefacio uno de los versos
del grandioso Walt Whitman, con el que terminaré :

Toda la teoría del Universo
está dirigida infaliblemente
hacia un sólo individuo,
y ése eres TÚ



2 comentarios:

TOMÁS SÁNCHEZ ROCA dijo...

LO QUE YO RECUERDO DE ESOS VERANOS DE HACE 25 AÑOS ES EL ENTUSIASMO QUE MANIFESTABAS CON CUALQUIER COSA QUE TE INTERESASE. UN ENTUSIASMO CONTAGIOSO QUE AHORA SIENTO TE HA ACOMPAÑADO HASTA EL DÍA DE HOY...
Y TAMBIÉN RECUERDO CON NITIDEZ EL "AGUALIMÓN" QUE NOS SERVÍA TU MADRE EN EL PATIO FRESCO DE TU CASA, Y QUE NOSÓTROS ACOMPAÑÁBAMOS (YO UN NIÑO AÚN, TÚ MI AMIGO MAYOR), MOJANDO, CON "ROLLICOS DE LA CAÑAMONA"...
Y RECUERDO ALGUNAS COSAS MÁS, PERO YA TOCA CERRAR.
UN FUERTE ABRAZO.

TOMÁS (un paisano)
tomsar9@hotmail.com

Fernando dijo...

QUE RECUERDOS TOMÁS !!!
Muchas gracias por visitar el blog escribir un comentario.
Que alegría me ha dado saber de tí.

Me quedo tu correo personal y te escribo por ahí...
Así seguimos en contacto.

Un secreto: se lo he leído a Nieves, sin decirle de quién era el comentario, y lo adivinado a la primera, antes de terminar de leerlo :-)

MUCHOS ABRAZOS !
Fernando