miércoles, 26 de agosto de 2009

Ni-Ni


Hoy he leído una encuesta de Metroscopia, realizada entre jóvenes españoles
de 18 a 24 años de edad.
Nos revela que el 54 % de estos jóvenes están más preparados
que ninguna otra generación anterior.
¿ Recordáis la generación JASP, ( Jóvenes Aunque Suficientemente Preparados ) ?
...pues me río yo, comparado con estos nuevos jóvenes de la llamada
generación " Ni-Ni ".
De traca !

Estos saben " latín " : de las nuevas tecnologías como nadie anteriormente;
de internet, como si fuera su casa;
de música y literatura están a la última;
de deporte te hablan como si fueran periodistas del Marca... y no sólo de fútbol;
de arte, han visitado más museos que cualquiera de los padres de nuestra generación;
de geografía, a su edad ya han recorrido medio mundo;
el inglés, de Oxford;
masters
en casi todo...

Pero la misma encuesta, de ser cierto, nos advierte de algo realmente preocupante.
Al menos a mi me lo parece...
Nos dice que están muy preparados, pero totalmente insatisfechos
con lo que hacen, con la forma de vida que llevan, con lo que han estudiado,
con la familia, con ...
Parecen insatisfechos crónicos con el mundo.
Sin ningún proyecto futuro por el que sentirse interesados.
Sin nada que les ilusione.

Les llaman la generación " ni-ni " porque la mayoría
n
i sigue trabajando, ni sigue estudiando.

Parece ser que viven de la apatía y del confort familiar.
Que se rigen más bien movidos por la incertidumbre del momento actual,
guiados por la crisis, evitando ser mileuristas, intentando huir de la precariedad.

Sólo por la gente que me rodea, y aunque sea fuera de todo método científico,
a mi me cuesta creer los resultados de ésta encuesta.
Y sobre todo que sea en un porcentaje tan alto de la población comprendida
en ese segmento de edad.

En cualquier caso, si los datos de esta encuesta son correctos y reales,
se trataría de aprender a mover los motores internos
que todos llevamos dentro.
A cambiar los paradigmas.
Buscar y aprovechar oportunidades.
Y saber, que todo requiere de su tiempo.
Nada, que valga la pena, puede construirse en poco tiempo y con poco esfuerzo.
Algo que seguramente ya están haciendo los del otro lado de la moneda,
es decir, el otro 46 % de la población de jóvenes en esa misma edad.

Reclamo el esfuerzo con ilusión.
Es mentira que esfuerzo y diversión estén reñidos.
Cualquiera que practique un deporte o que estudie un instrumento musical,
por poner algún ejemplo, sabe el esfuerzo que le cuesta llegar a conseguir sus metas,
lo que tarda en llegar la recompensa de reconocimiento y satisfacción.
Recuerda que la Buena Suerte hay que buscarla
y requiere de la creación de cirscunstancias adecuadas.

Ya sabéis que sin ilusión no hay " movimiento ".
La ilusión es la fuerza vital necesaria para " movernos "
en la dirección de aquello que nos interesa.
Es el motor que nos ayuda a conseguir nuestros objetivos.

Si eres uno de ellos, cambia esta apatía paralizante por la
energía del entusiasmo
.

Haz honor al nombre de tu generación Ni-Ni :

¡ Ni sin ilusión , Ni sin esfuerzo !


No hay comentarios: