domingo, 2 de agosto de 2009

SUERTE, ...¿ QUÉ SUERTE ?


Cuenta una vieja leyenda que a un autobús local en un pequeño pueblo
subió una joven.
Pagó su billete y se sentó en el único asiento que quedaba libre.
Junto a un señor vestido muy elegantemente, que le sonrió.

Apenas el vehículo se puso en marcha, la joven sacó de su bolso un sobre,
lo apretó contra su pecho, y miró al infinito...
Contenía un papel de carta con un logotipo de color azul en la esquina
superior izquierda y unas pocas palabras escritas a máquina.
Luego suspiró ruidosamente y otra sonrisa enorme se dibujó en su rostro.

" Buenas noticias " , le preguntó el señor, vecino del asiento del bus, sintiendose
participe de esos suspiros.
" Oh , sí ..." dijo ella.
Y añadió : " estoy embarazada "

El señor le felicitó, tocandole la mano paternalmente, y comentandole que se alegraba mucho.
Que le veía muy contenta.

La joven contestó: " yo también me alegré mucho cuando me enteré.
Hace tiempo que quería estar embarazada. Ya llevo cuatro años casada...
y cuando no era por una cosa era por otra, pero no conseguíamos
que esta prueba diera positiva ".

" Es increible como se dan las coincidencias ",
comentó el hombre mientras también sacaba un papelito de su bolsillo.
" Yo también acabo de recibir una buena noticia.
Hace dos años que compré un caballo para competir en el hipódromo.
Y como dice usted, cuando no era por una cosa era por otra,
pero no conseguíamos ganar ni una sola carrera.
Y mire , hace apenas unos minutos me llegó este telegrama.
Me han comunicado que ha ganado un gran premio del circuito oficial ".

" A veces LA SUERTE
hace cosas maravillosas, ¿ no cree ? " , preguntó la joven.

" SÍ ,... aunque en este caso yo he ayudado a la suerte.
Voy a contarle un secreto " , dijo el hombre, bajando el tono de voz
y arrimando la mano a su boca como si quisiera esconder algo.
" Sin decirselo a nadie, TOMÉ LA DECISIÓN DE CAMBIAR AL JINETE ".

" Le voy a contar otro secreto "; dijo la joven.
" YO TAMBIÉN !!! "

Amigos, la buena suerte hay que construirla.
Tomar decisiones y estar preparado para esfozarse

pasando a la acción,
suele ayudar a reducir el azar,
y a aprovechar mejor las oportunidades
que se nos presentan consiguiendo lo que deseamos.

La verdadera fortuna no es suerte, en términos de azar, es una actitud vital necesaria.
Una forma de enfrentarse a las cosas creativamente, abiertos a construir.

¿ Tienes confianza en el futuro y sueñas con él ?
¿ Eres flexible , confiado y a la vez perseverante , tenaz con lo que deseas ?
¿ Actúas, o sólo piensas ?

Esta es la verdadera suerte, la que cada uno construye...
¡ Depende de ti !

El Dalai Lama suele decir :
A veces una golpe de mala suerte suele convertirse
en un estímulo capaz de crear una grandísima
BUENA SUERTE



No hay comentarios: