domingo, 20 de septiembre de 2009

ANIMALES MULTITAREA



Somos animales multitarea.
Nuestra mente está inquieta,
y nos organiza para que estemos atendiendo
diferentes hechos al mismo tiempo.

¿ Por qué nos cuesta tanto jerarquizar las tareas
y hacerlas según un orden ?

La multitarea colapsa nuestro cerebro y nos hace mucho más ineficientes,
como parece demostrar un estudio reciente llevado acabo en la
Univesidad de Stanford por el doctor Eyal Ophir.

Fue un estudio llevado a cabo con 250 estudiantes entre los que se podía diferenciar
a todos aquellos que les gustaba hacer una cosa detrás de otra,
a los que eran multitarea ocasionales
y a los multitarea crónicos o intensivos.
Estos últimos mostraban niveles de estrés
y aumento de cortisol en sangre mucho
más elevado que los de los grupos anteriores.

El estudio demuestra que, aunque los medios tecnológicos
actuales han puesto de moda la multitareas,
ésta es nefasta para mantener una buena calidad de vida.
Se puede comprobar que los que están escribiendo un correo electrónico,
mientras hablan por el móvil y visionan un vídeo de YouTube
están condenados a tener el cerebro hecho un lío.

En concreto se despistan más, retienen menos información,
además de que, curiosamente, tardan más en pasar de una
tarea a otra y en acabar todas.

El autor principal del estudio afirma
que las personas multitarea pierden capacidad
de memoria para retener ideas, palabras, e imágenes.

Según la publicación del estudio, que aparece en la revista PNAS,
( Proceedings of the National Academy of Sciences ),
aquellos que manejan varios flujos de información a la vez ,
como navegar por internet escuchando música y viendo la tv a la vez,
están más entrenados para cambiar con rapidez de foco,
pero pierden eficacia en la retención de ideas.

Esto es igualmente aplicable a nuestro trabajo cada día,
conduciendo, en reuniones con amigos,
paseando por la ciudad, en el centro comercial, ...

Perdemos conciencia plena sobre la propia vida
y el presente por hacer
que todo sea para este mismo instante.

¿ A ti te pasa ?

No hay comentarios: