domingo, 20 de septiembre de 2009

PEQUEÑOS PROBLEMAS


Una técnica genial para que los problemas no te hagan sentir mal,
te atrapen con su garra,
y así poder conservar la calma,
consiste en NO dejar que los pequeños problemas
te quiten el sueño.

Pero hay una segunda técnica que también puedes aplicar
y todavía te irá mucho mejor.
Se trata de ser capaz de contemplar todos los problemas
como pequeños problemas
para así poder aplicar la primera técnica.

¿ No te parece ?

No hay comentarios: