domingo, 29 de noviembre de 2009

PÍLDORA DE SABIDURÍA







" No hay religiones ni templos.
Sólo hay cerebro y corazón,
que viven en uno mismo.
Por eso mi filosofía se llama bondad ".

Dalai Lama
Declaraciones a RNE
28 de Noviembre 2009



jueves, 26 de noviembre de 2009

SABIDURÍA DEL IGNORANTE




Decía Baltasar Gracian,
" el primer paso de la ignorancia es presumir de saber "

¿ No te cansa la sabiduría del ignorante ?
... a mí sí !



No sé por qué extraña razón uno se va encontrando cada día
con ese tipo de personaje, ignorante de lo que habla,
pero de lo que, sin embargo, cree saberlo todo.
Esa postura ante todo -y todos- les hace no escuchar a nadie,
aunque pueda parecer, porque disimulan muy bien, que lo hacen.
Disponen de una mente enfocada directamente al paraíso del " yo ",
habiendo olvidado el verbo aprender.
Viven ensimismados. Encantados de haberse conocido.

Y es que los sabios ignorantes, ignoran su propia ignorancia.

Érase una vez una " gran maestra " a la que un
aprendiz de maestro, ignorante pero creido a si mismo como sabio,
acusaba de charlatanería y psicología barata.

Ante tales acusaciones la gran maestra buscó entre sus bolsillos y sacó
una bolsita de tela de la cual extrajo una piedra preciosa.
Entregándosela al aprendiz, ignorante pero creido de sabio, le dijo:
" Ve a aquellos bazares, y pide que te ofrezcan cien monedas de oro por ella " .

El aprendiz, que se creía maestro, fue a los bazares y,
enseñando la piedra preciosa a todos los comerciantes que encontraba,
pedía que le dieran cien monedas de oro por ella.
Los comerciantes se reían ante semejante osadía.

El aprendiz, ignorante pero creido como maestro, volvió a ver a la
gran maestra y le relató lo que había sucedido en el bazar.

La maestra le dijo : " ahora ve a aquella joyería de la esquina e inténtalo de nuevo ".

El aprendiz, que creía ser maestro, fue y al enseñársela al joyero, éste,
sin darle tiempo a nada le ofreció cien monedas de oro.
El que se creía maestro pero era un ignarante no salía de su asombro.

Volvió a visitar a la gran maestra y dándole la razón, porque alguien si le había comprado la piedra por el precio marcado, le comentó lo que ahora había sucedido.

La gran maestra le respondió:
" Para poder apreciar una piedra preciosa, hay que ser joyero.
Pues bien, sólo cuando seas joyero podrás apreciar mis palabras ".

Me parecía una metáfora perfecta para expresar mi sentir sobre
esos sabios ignorantes que siempre creen y dicen saber de todo.
Esos que no están dispuestos a desaprender, a revisar sus creencias,
para llegar a enriquecerse más, ... y de los demás.

El famoso político británico Benjamin Disraeli nos enseñó que :
" Ser consciente de nuestra propia ignorancia
es el primer paso para llegar al saber ".

Me apunto a esta filosofía.
¿ Y tú ?



martes, 24 de noviembre de 2009

UNA LECCIÓN MÁS...


Esta semana pasada pude compartir de nuevo escenario con mi compañero y amigo,
el famoso mago internacional Jorge Blass.
Fue con motivo del congreso Expopyme, en Pamplona.
Invitados por eoi Escuela de Negocios
Compartimos con numeroso público, en su mayoría empresarios de Pymes,
nuestra conferencia, a la " limón ",
LA FUERZA DE LA ILUSIÓN: Una lección mágica.

En esta ocasión el evento ha sido recogido por la prensa nacional y local.

Me permito, abusando de vuestra confianza, y con el objetivo de comparir
con vosotros los mensajes clave de la conferencia,
dejaros aquí la nota de prensa que ha rodado por los medios.
Y desearos así que algún otro día, si todavía no lo habéis hecho,
compartáis esta lección mágica en vivo con nostros.
Será un enorme placer.

La semana próxima en Orense...
¿ Alguien se apunta ?

NOTA DE PRENSA


LA FUERZA DE LA ILUSIÓN: Un lección mágica

Jorge Blass: “La magia más importante es la que las empresas
hacen para impactar en sus clientes, motivar a sus empleados,
en definitiva, conseguir no pasar desapercibidas en el día a día”.

Fernando Botella: “El camino que conduce a la excelencia
es el de la disciplina, la humildad y la voluntad”.

Jorge Blass: “Lo verdaderamente importante no es el “truco” o el secreto,

sino lo que eres capaz de conseguir con él”.

Fernando Botella: “La gestión del error es premisa fundamental del desarrollo y el aprendizaje”.

Viernes 20 de noviembre.

En un mundo saturado de información, oferta y cambios, la sorpresa y la innovación son, según

el mago Jorge Blass
y el experto en Innovación y Creatividad Fernando Botella,
claves para el éxito de las organizaciones.

Así lo afirmaron ayer durante su conferencia
“La fuerza de la ilusión: Una lección mágica”,
celebrada en Expopyme, y en la que ofrecieron a los asistentes
los diez principios básicos de la magia que pueden
ser trasladados al mundo empresarial.

“Al igual que un mago trabaja para conseguir un efecto memorable
en sus espectadores, las empresas deben esforzarse
en lograr el mismo impacto en sus públicos para que sus clientes
no les olviden, para que sus empleados estén comprometidos…
Ésa es la magia más importante, la que todos vosotros
tenéis que hacer día a día en vuestras empresas”, explicaba Blass.

En un ambiente de plena complicidad e interacción con el público,
en el que se sucedieron las reflexiones empresariales y las ilusiones,
Fernando Botella y Jorge Blass aportaron una serie de pistas
o herramientas para la búsqueda de la excelencia.
Es lo que han denominado el decálogo mágico.


DECÁLOGO MÁGICO

1.NUNCA REVELES EL SECRETO:

Al igual que un mago nunca
desvela “sus trucos”, Jorge Blass recomienda a las empresas
mantener el secreto para que no se “rompa la magia”.
Porque “lo verdaderamente importante no es la técnica o el secreto en sí,
sino lo que eres capaz de conseguir con él”, señala.
El verdadero secreto está en las personas.

2.PRACTICA, PRACTICA, PRACTICA:

“Hay que practicar para huir de la mediocridad.
Sólo hay un camino que lleva a la excelencia y ese pasa
por tres fundamentos: disciplina, humildad y voluntad”,
afirma Fernando Botella.

3.NO TE REPITAS:

Reconoce Blass que “lo peor que le puede suceder
a una ilusión mágica es que sea previsible”.

“¿Cree usted que el éxito pasado le garantiza éxito futuro?
¿Y por qué sigue haciendo todos los días lo mismo?”.
Con estas preguntas retóricas Botella hace hincapié
en la necesidad de innovar, reinventarse y ser creativo.

4.PERSONALIZA TUS PRODUCTOS Y SERVICIOS:

En cada espectáculo el mago se enfrenta a un público diferente
y sabe lo importante que es adaptarse a él.
Según Fernando Botella, “la relación con nuestros clientes
nace del afecto y personalizar es el mejor modo de dar afecto”.

5.CUIDA TU PÚBLICO:

Es difícil que un espectáculo de magia tenga éxito
si el ilusionista no es capaz de conseguir conectar, interactuar
y mantener la atención del público.
También en el mundo empresarial debemos centrar la atención
en el cliente, escucharlo todavía más de lo que lo hacemos habitualmente.

6.BUSCA EFECTOS EXTRAORDINARIOS:

“Sorprende, destaca sobre los demás, consigue impactar en tu público,
que se acuerde de ti, que hable de ti...
Sólo así –dice Blass- conseguirás triunfar”.
Por su parte, el experto en innovación define la economía del s. XXI
como la economía de la atención y en ella – asegura-
“el objetivo de toda empresa debe ser dejar huella en la mente del cliente”.

7.APRENDE DE TUS ERRORES:

El ilusionista confiesa que los magos tampoco son capaces
de evitar los fallos, aunque desvela que el auténtico éxito
radica en “hacerlos desaparecer” ante los ojos del espectador:
“A veces la magia más poderosa de todas es la gestión adecuada
que hacemos de los errores”.
Aplicado al mundo empresarial, Botella defiende
“la gestión del error como premisa necesaria para desarrollo
y del aprendizaje”.

8.COMPROMISO:

Tanto para Jorge Blass como para Fernando Botella,
uno de los motores del éxito es el compromiso.
¿Pero qué significa exactamente?

“aunque nos guste ser independientes, todos necesitamos a los demás.
Es importante no olvidar que todas las piezas del equipo
son fundamentales para lograr los objetivos”.

9.CREE EN TU MAGIA:

Ambos expertos recomiendan “creer en tu producto, en tu equipo,
en tus procesos…porque si tu no crees en lo tuyo,
difícilmente conseguirás que los demás lo hagan".

10.NO HAY NADA IMPOSIBLE:

“Una de las enseñanzas más importantes que nos ofrece la magia
-según Botella- es que por imposibles que parezcan,
hay cosas que se pueden conseguir”.

Fernando Botella también hizo un repaso por lo
que significa el concepto de excelencia:
“Ser excelente significa ser inquieto, tener visión de futuro,
sueños que te generen ideas, capacidad para ejecutarlas
y también para asumir riesgos”.

Y, tan importante como todo lo demás en el camino del éxito es
-en opinión de ambos ponentes-
“la fuerza de la alegría. La verdadera magia está en cada uno de nosotros,
en la actitud con la que escojamos vivir y afrontar cada desafío”.


Si deseas ampliar información,
contactar con
Verónica del Río San Millán
Responsable de comunicación de
Think&Action
Tel: 659919795 / 914097460
comunicacion@thinkandaction.com



sábado, 21 de noviembre de 2009

LA FLOR DEL PELO


Aquella niña se sentía fea.
Pertenecía a una de las familias más pobres de aquella ciudad.
Había perdido muy joven a su padre, habitaba con su mamá
aquella vieja casa de barrio.

Vivía una vida de privaciones; siempre con la misma ropa,
sin joyas en sus manos, sin pendientes en sus pequeñas orejas,
sin cadena en su cuello. Sin bolsito donde guardar sus cositas.
Sin lápices de colores en el cole, con los cuadernos muy gastados.

Estaba enamorada de un chico de su clase,
al que nunca se había atrevido a hablar.

Ese año, como ya estaba cerca la Navidad, su mamá le dió 20 $
para que se comprara un regalo. El que a ella le hiciera más ilusión.
Arrugó el billete entre sus manos.
Aquello era mucho más de lo que jamás hubiera deseado.

Con aquel dinero se fue al centro de la ciudad, sorteando a la multitud
que no dejaba de comprar... y pegadita a las esquinas, llegó a la tienda
en la que siempre se paraba cuando muy pequeñita paseaba con su papá.

Por el camino se encontró con aquel chico que tanto le gustaba.
Una vez más apartó la mirada de él. Y, una vez más, no se atrevió a hablarle.
Se preguntaba qué chica sería la afortunada que bailaría con él
en los bailes de la próxima Navidad

Por el camino pensó que todo el mundo parecía vivir mejor que ella,
llena de pesar, creía que era la persona más humilde de toda la ciudad
y , lo peor, la niña más despreciable de todas las niñas.

Y así fue todo el camino, atormentándose con absudos pensamientos
y esquivando a las personas.
Hasta que llegó a la tienda.

Cuando cruzó la puerta vió una cestita con flores para el pelo.
Les parecieron hermosas. Miró su precio. Costaban 17 $ cada una.
Ella podría comprar una y ponerla en su pelo color negro carbón.

El dependiente viendo que le gustaban a la niña, le colocó una
y le pidió que se mirara al espejo.
A ella le encantó.
Se vió más preciosa que nunca antes.
Parecía otra...

Sin pensarlo más, sacó el dinero del bolsillo y pagó la flor.
Cogió sus vueltas y salió de la tienda disparada.
Quería llegar cuanto antes a su casa para enseñarla a su mamá.
Al salir de la tienda tropezó con un viejecito que entraba.
Éste le llamó: " niá, niña ... "
Pero ella, movida por la emoción, ni le escuchó.

De nuevo corriendo pasó por la calle principal de la ciudad,
observó que la gente le miraba con admiración y oyó algunos comentarios
de personas que decían no saber que en esa ciudad hubiera
una niña tan guapa.

Volvió a encontrarse con el muchacho que tanto le gustaba.
Y él, inesperadamente, le llamó y le preguntó si querría ser su pareja
de baile en las próximas navidades.
Ella simplemente dijo " sí " . Y siguió corriendo...
No cabía en su gozo.

Tan contenta estaba con lo que le pasaba que en lugar de volver a su casa
decidió volver a la tienda y comprar algún adorno más para su pelo.
Todavía le quedaban 3 $. Se los gastaría.

Nada más entrar en la tienda, el viejecito con el que tropezó al salir,
que todavía estaba allí, le volvió a llamar, diciéndole :

" hijita, menos mal que has vuelto, antes te llamé
porque cuando has chocado conmigo se te cayó esta flor de tu precioso pelo;
estaba esperando que volvieras a buscarla ".

¿ Fue la flor del pelo la que cambió y resolvió los problemas
de la niña de nuestra historia ?

No siempre seremos capaces de cambiar la realidad que nos toca vivir,
pero siempre nos queda la opción de cambiar nuestra forma de miararla
y de lidiar con ella.
La flor, a la niña, le cambio la forma de ver todo lo que en su exterior sucedía.
Le ayudó a cambiar su autoestima, su confianza.
Y es que la confianza en uno mismo no viene de afuera.
Está dentro de nosotros.
Cuando falta nos genera preocupación, desidia, negligencia, postergación,
abandono, dejadez, pereza, miedo, ...
Y cuando está presente sólo nos genera paz interior.

¿ Ya sabes cuál es tu flor ?


Errores









" Si cerrais las puertas
a todos los errores,
también la verdad se quedará fuera "

Rabindranath Tagore

domingo, 15 de noviembre de 2009

El hilo mágico de Pedro


Pedro era un niño muy vivaracho.
Todos le querían: su familia, sus amigos y sus maestros.
Pero tenía una debilidad.
Era incapaz de vivir el momento.
No había aprendido a disfrutar el proceso de la vida.

Cuando estaba en el colegio, soñaba con estar jugando fuera.
Cuando estaba jugando soñaba con las vacaciones de verano.
Pedro estaba todo el día soñando, sin tomarse el tiempo de saborear
los momentos especiales de su vida cotidiana.

Una mañana, Pedro estaba caminando por un bosque cercano a su casa.
Al rato, decidió sentarse a descansar en un trecho de hierba y al final se quedó dormido.
Tras unos minutos de sueño profundo, oyó a alguien gritar su nombre con voz aguda.
Al abrir los ojos, se sorprendió de ver a un hombre de pie a su lado.
Debía de tener unos cien años y sus cabellos blancos como la nieve caían sobre su espalda
como una apelmazada manta de lana. Su barba era larga.

En la arrugada mano del hombre había una pequeña pelota mágica con un agujero
en su centro, y del agujero colgaba un largo hilo de oro.

El anciano le dijo:
"Pedro, este es el hilo de tu vida.
Si tiras un poco de él, una hora pasará en cuestión de segundos.
Y si tiras con todas tus fuerzas, pasarán meses o incluso años en cuestión de días" .

Pedro estaba muy excitado por este descubrimiento.
"¿Puedo quedarme la pelota?", preguntó.
El anciano se la entregó.

Al día siguiente, en clase, Pedro se sentía inquieto y aburrido.
De pronto recordó su nuevo juguete.
Al tirar un poco del hilo dorado, se encontró en su casa jugando en el jardín.

Consciente del poder del hilo mágico, se cansó enseguida de ser un colegial y quiso ser adolescente, pensando en la excitación que esa fase de su vida podía traer consigo.
Así que tiró una vez más del hilo dorado.
De pronto, ya era un adolescente y tenía una bonita amiga llamada Elisa.

Pero Pedro no estaba contento.
No había aprendido a disfrutar el presente y a explorar las maravillas de cada etapa de su vida. Así que sacó la pelota y volvió a tirar del hilo, y muchos años pasaron en un solo instante.
Ahora se vio transformado en un hombre adulto.
Elisa era su esposa y Pedro estaba rodeado de hijos.

Pedro reparó en otra cosa.
Su pelo, antes negro como el carbón, había empezado a encanecer.
Y su madre, a la que tanto quería, se había vuelto vieja y frágil.
Él seguía sin poder vivir el momento.

De modo que una vez más, tiró del hilo mágico y esperó a que se produjeran cambios.
Pedro comprobó que ahora tenía 90 años.
Su mata de pelo negro se había vuelto blanca y su bella esposa, vieja también,
había muerto unos años atrás.
Sus hijos se habían hecho mayores y habían iniciado sus propias vidas lejos de casa.

Por primera vez en su vida, Pedro comprendió que no había sabido disfrutar
de las maravillas de la vida.
Había pasado por la vida a toda prisa, sin pararse a ver todo lo bueno que había en el camino.

Se puso muy triste y decidió ir al bosque donde solía pasear
de muchacho para aclarar sus ideas y templar su espíritu.
Al adentrarse en el bosque, advirtió que los arbolitos de su niñez
se habían convertido en robles imponentes.
El bosque mismo era ahora un paraíso natural.

Se tumbó en un trecho de hierba y se durmió profundamente.
Al cabo de un minuto, oyó una voz que le llamaba.
Alzó los ojos y vio que se trataba nada menos que del anciano
que muchos años atrás le había regalado el hilo mágico.

"¿Has disfrutado de mi regalo?", preguntó el anciano misterioso.

Pedro no vaciló al responder:
"Al principio fue divertido pero ahora odio esa pelota.
La vida me ha pasado sin que me enterase, sin poder disfrutarla.
Claro que habría habido momentos tristes y momentos estupendos,
pero no he tenido oportunidad de experimentar ninguno de los dos.
Me siento vacío por dentro. Me he perdido el don de la vida.

"Eres un desagradecido, pero igualmente te concederé un último deseo", dijo el sabio viejecito.

Pedro pensó unos instantes y luego respondió:
"Quisiera volver a ser un niño y vivir otra vez la vida".
Dicho esto se quedó otra vez dormido.

Pedro volvió a oír una voz que le llamaba y abrió los ojos.
¿Quien podrá ser ahora?, se preguntó.
Cual no sería su sorpresa cuando vio a su madre de pie a su lado.
Tenía un aspecto juvenil, saludable y radiante.
Pedro comprendió que el extraño viejecillo del bosque le había concedido el deseo
de volver a su niñez.
Ni que decir tiene que Pedro saltó de la cama al momento y empezó
a vivir la vida tal como había esperado.

Conoció muchos momentos buenos, muchas alegrías y triunfos,
pero todo empezó cuando tomó la decisión de no sacrificar el presente por el futuro
y empezar a vivir en el ahora.

-----------------------------------------------------------------------------------------------

Esto ha sido un cuento, ...pero

¿ TENEMOS EN NUESTRA VIDA REAL UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD
DE VIVIR LO NO VIVIDO ?

Lo que sí tenemos es una primera oportunidad preciosa de vivir
la vida con plenitud: Viviendo el presente.

Toma la decisión de vivir más tiempo rodeado de aquello
que da sentido a tu vida, con las personas que quieres,
con las que te vale la pena gastar tu tiempo.

Haz de cada momento un momento especial.
Y haz las cosas que siempre has querido hacer. No las pospongas.
La postergación de esos momentos te hace infeliz en el ahora,
y no te garantiza que alguna vez, en el futuro, te llegará.

Cambia futuro por presente !


STORYTELLING: El arte de contar historias


Estos días he estado trabajando en un nuevo curso llamado
" Storytelling: el arte de contar historias ".

Ya lo he " puesto en escena " con los amigos, siempre tan amables, de AZ

El Storytelling está siendo cada vez más utilizado para todo lo que tiene
que ver con técnicas de comunicación.
Para cualquier tipo de relato, desde una película a un discurso político.
Desde una campaña publicitaria a un informe comercial.
Desde el coaching a la presentación de una empresa.

Durante esta formación aprendemos a elaborar y contar historias,
a modo de metáforas que nos ayuden a hacer que nuestros públicos,
destinatarios de las mismas, los llamados " escuchantes " ,
puedan mejorar comportamientos, estimularles a la acción, ayudarles a vencer
resistencias al cambio, etc...

Los cuentos, las metáforas , las parábolas, son una forma distinta
de hacer que una lección perdure más en el tiempo, a veces que se haga
inolvidable y , sobre todo, que lleguen a calar mucho antes
y con más fuerza dentro de nosotros.

Por eso los cuentos son tan poderosos, no sólo para los niños,
sino también como estímulo formativo con los adultos.
Un buen cuento nos habla a la razón, a la emoción y a la acción.

Con técnicas muy parecidas, la publicidad ,con mucha frecuencia,
utiliza historias para intentar dejar a fuego en nuestra mente, las marcas.
Usa las metáforas para posicionar su producto.
Para dejar una impronta en la mente del potencial consumidor.

Y qué son, si no, las campañas políticas presidenciales ¿?
Son historias, narraciones que nos intentan llevar a un viaje futuro,
a una nuevo " lugar " donde pasarán otras cosas.
Para así convencernos de que debemos confiar y dar su voto al candidato de turno.
Sin embargo, un cuento bien contado es mucho más que retorica.
Es tener la capacidad de trasladar al oyente sensaciones que te hagan
sentir que esa historia puede ser vivida por uno.
Desde ahí se produce la conexión.

Un buen relato además es lúdico, te divierte,
te engancha sensorial y emocionalmente.
Da sentido a los conceptos, es didáctico, mucho más nemotécnico
y favorece la cohesion entre los públicos escuchantes,
provoca participación, interactividad.

El Pentágono utiliza el Storytelling para diseñar sus campañas de comunicación
frente a la crisis.
La Nasa contrató al guionista Syd Fyeld para que ayudara a sus científicos
a relatar los avances descubiertos de forma seductora.
Los discursos del presidente Obama están elaborados bajo estas mismas técnicas.
Profesionales de la educación y la pedagogía, como McDrury o Alterio, utilizan
el storytelling para elaborar programas educativos que consigan superar
la desidia de los estudiantes y les ayuden asía concentrarse y a aumentar
su atención en las materias.

Empresas como Microsoft contratan a guionistas de cine para enseñar a sus
ejecutivos técnicas de comunicación y persuasión.
¿ Qué es Steve Jobs ?
Un auténtico mago especialista en contarnos historias.
Un verdadero CEO ( Chief Emotional Officer ).

Por todo ello el número de profesionales del mundo de la empresa privada
y de los estamentos públicos estadounidenses asociados al
National Storytelling Network no deja de crecer.
Como también lo hacen las cifras de susbcriptores a revistas como
Storytelling Magazine y Storytelling World.

Y si esto es una verdadera ventaja competitiva,
¿ por qué seguimos haciendo presentaciones en las empresas
tan racionales , tan poco emotivas, tan faltas de historias,
tan cargadas de datos, de cifras ?

Es normal que cada vez sea más difícil entrar en la mente de los destinatarios
de nuestros mensajes.
Están saturados !!!
Y escépticos a casi todo.
Especialmente a lo que no les genera sorpresa.
Desconectados de todo aquello que no les produce una llamada de atención.
Nos dicen con la mirada:
" No me chilles que no te oigo ".

Los cuentos, las metáforas son una vieja fórmula que nos sirve
para trasladar ideas nuevas, frescas.
Para ser mejores comunicadores en este escenario nuevo de la vida.
Por eso te recomiendo que utilices mucho más eso de
érase una vez...


sábado, 14 de noviembre de 2009

jueves, 12 de noviembre de 2009

LA LECCIÓN DE BERNARDA


Hay fantásticas lecciones de vida.
Una de ellas es la que nos da Bernarda Angulo,
campeona de europa de nataciónen 50, 100 y 200 metros espalda.
A sus 97 años.

Empezó a nadar con 47 años.
El pasado junio ganó cuatro medallas de oro en los campeonatos de España,
correspondientes a las cuatro pruebas a las que se presentó.
Ha sido capaz de nadar, cuando tenía 88 años, el llamado
" brazo de mar ", los 2.600 metros de mar con fuertes corrientes,
entre Lanzarote y la ísla de La Graciosa.
Y , por si no fuera suficiente, la Federación Internacional de Natación
le ha reconocido dos récords mundiales en la categoría de 95/99 años,
400 metros espalda y 400 metros libre.

¿ De dónde vienen sus fuerzas ?
Ella nos dice que de una voluntad de oro.
Y yo añado, de la perseverancia. De su esfurzo cotidiano.
Y de su capacidad de superación.

La vida le ha hecho sufrir mucho.
Tuvo 4 hijos, dos niños y dos niñas...y ha visto morir a tres de ellos.
Uno de los niños con 5 años, el otro con 37 años; muertes repentinas,
inesperadas. Hace unos meses murió también una de sus niñas.

Y esta fuerza para resistir el sufrimiento más grande que puede
tener una madre, la pérdida de tantos hijos, ¿ de dónde le viene ?

Bernanda es toda ella, y lo vemos en sus palabras,
una auténtica lección de Resiliencia.

" Siempre es bonita la vida, aunque se sufra.
Hay que aprender del sufrimiento.
Cada mañana cuando me levanto doy gracias por estar viva
y busco la fuerza necesaria para hacer todas las cosas que necesito.
Siempre la vida es bonita ".

Ella tendría, a su edad muchas razones, que todos comprenderíamos,
para quedarse en casa, para llorar cada día, para dejar de pensar en futuro,
para vivir recluida en su pasado.
Sin embargo a ELEGIDO vivir el presente. Disfrutarlo. Sentirlo.
Marcase sus propios retos.
Y levantarse cada día para hacer sus 800 metros.

¡ Gracias Bernarda !
Cuanto nos enseñan personas como tú.

ADENDUM A LAS 18:40 HORAS :

Gracias Alex por tu comentario.
Gracias a él me he enterado que había fallecido ayer.
Curiosamente yo escribí este post anoche, día 10 N,

( aunque lo colgué esta mañana ).
Que tristeza cuando me he enterado de su fallecimiento.
Hace unas semanas ella daba una entrevista para un períodico

en la que comentaba que le habían dicho que viviría hasta los 110 años.

Estos días la piscina se habrá quedado sin lagrimas
de tanto llorar...


BERNARDA, DESCANSA EN PAZ !!!

sábado, 7 de noviembre de 2009

Una estela de sentimientos y cualidades


Un cuento muy antiguo, de origen lituano, recogido en el libro de
Antonio Gomez Rufo, " La noche del tamarindo ", cuenta que
una noche se juntaron en un mismo lugar de la Tierra todos los
sentimientos y cualidades de los hombres.

Cuando el Aburrimiento había bostezado por tercera vez, la Locura,
como siempre tan loca, les propuso jugar al escondite.
La Intriga levantó la ceja intrigada, y la Curiosidad,
sin poder contenerse, preguntó:
" ¿ Al escondite ? ¿ Cómo es ese juego ? ".
Es un juego, explicó la Locura, en el que yo me tapo la cara y comienzo a contar
desde uno hasta un millón. Mientras tanto vosotros os escondéis, y cuando yo
haya terminado de contar, al primero que encuentre ocupará mi lugar para
continuar así el juego ".

El Entusiasmo bailó, secundado por la Euforia; la Alegría dio tantos saltos
que terminó por convencer a la Duda, e incluso a la Apatía, a la que nunca
interesaba nada.

Pero no todos quisieron participar: la Verdad prefirió no esconderse.
" ¿ Para qué ?, dijo. Si al final siempre me encuentran ".
La Soberbia opinó que era un juego muy tonto, en el fondo lo que más le molestaba
era que la idea no había sido suya.
Y la Cobardía prefirió no arriesgarse.

" Un, dos , tres, ... " , comenzó a contar la Locura.
La primera en esconderse fue la Pereza, que como siempre se dejó caer en la primera piedra del camino.
La Fe subió al cielo y la Envidia se escondió tras la sombra del Triunfo,
que con su propio esfuerzo había logrado subir a la copa del árbol más alto.

La Generosidad no conseguía esconderse porque cada sitio que encontraba
le parecía maravilloso para alguno de sus amigos y se lo cedía,
que si un lago cristalino ideal para la Belleza;
que si el vuelo de una mariposa para Voluptuosidad;
que si una rendija de un árbol, para la Timidez;
que si una ráfaga de viento, para la Libertad.
Así terminó por ocultarse, finalmente, en un rayito de sol.

El Egoísmo encontró un sitio muy bueno desde el principio, un lugar ventilado
y cómodo..., pero sólo para él.
La Mentira se escondió en el fondo de los océanos, mientras la Realidad
se ocultó detrás del arco iris. La Pasión y el Deseo, juntos, dentro de un volcán.
El Olvido, ...no recuerdo dónde se escondió, pero no importa.

Cuando lo Locura estaba contando 999.999, el Amor no había encontrado todavía
un sitio para esconderse, porque todo estaba ocupado, hasta que pronto divisó
un rosal y, enternecido, decidió esconderse entre sus flores.

" Un millón ! " , contó la Locura y entonces comenzó a buscar.

La primera en aparecer fue la Pereza, tras una piedra a tres pasos de ella.
Después escuchó a la Fe, discutiendo con Dios en el cielo sobre teología;
y a la Pasión y al Deseo los sintió agitarse en el vibrar del volcán.

En un descuido encontró a la Envidia y, claro, pudo deducir dónde estaba el Triunfo.
Al Egoísmo no tuvo ni que buscarlo, salió disparado de su escondite el sólo
porque había resultado ser un nido de avispas.

De tanto caminar , la Locura sintió sed, y al acercarse al lago y mirar su agua
descubrió a la Belleza, y a la Duda la encontró sentada en una cerca sin decidir
de qué lado esconderse.

Y así uno a uno, fue encontrando a todos los sentimientos y cualidades
de las personas.
Al Talento entre la hierba fresca.
A la Angustia en una cueva.
A la Mentira detrás del arco iris,
( ¡ Mentira ! , ella estaba en el fondo del océano...),
y hasta al Olvido, que ya se había olvidado que estaba jugando al escondite.

Pero el Amor no aparecía por ninguna parte.
La Locura lo buscó de árbol en árbol, en cada arroyuelo, en todos los planetas,
en la cima de las montañas...
Y cuando estaba a punto de darse por vencida, divisó un rosal cuajado de rosas.
Ayudada de la Emoción, y emocionada tomó un horquilla y empezó
a mover la ramas, hasta que de pronto se oyó un doloroso grito:
las espinas de una rosa habían herido los ojos del amor, cegándolo.
La Locura desconcertada no sabía qué hacer para disculparse,
Lloró, imploró, pidió perdón y hasta prometió ser su lazarillo el resto de su vida.

Y esa así, desde entonces, desde que se jugó por primera vez al escondite en la Tierra,
que el Amor es ciego y la Locura siempre le acompaña.

LIBERTAD


Este fin de semana estoy releyendo al
maestro, escritor, académico y economista,
José Luis Sanpedro,
del que siempre aprendo tanto,
y me ha encantado la forma tan esencial
de definir la LIBERTAD que tiene...

Nos enseña:

" La libertad es como una cometa que vuela
gracias a que está atada, y esa cuerda que le sujeta y le permite volar es la responsabilidad ".

El que ejerce la libertad tiene que ser responsable.
Y, al revés, si eres responsable tienes que perseguir la libertad.


lunes, 2 de noviembre de 2009

Las tres ideas de Mencio


Hay una historia acerca de un viejo filósofo y sabio, llamado Mencio,
seguidor de Confucio, que murió muy viejecito.
En el lecho de muerte alguien le preguntó que si le volvieran
a dar la vida, cómo la viviría.

El viejo sabio les dijo a todos los presentes :
Hay tres cosas que vigilaría, a las que estaría siempre atento, tres cosas
que alejaría todo lo posible de mi.

Estas tres cosas son: los deseos, la prisa y la seguridad.

Los deseos son arteros y complejos, decía.
Deberíamos poner más atención en las necesidades y menos en los deseos.

Y añadía:

Las necesidades son naturales, intrínsecas.
Los deseos son ficticios, vienen de afuera. No de la naturaleza.
Las necesidades pueden satisfacerse, los deseos no.
El deseo es una necesidad que se ha vuelto loca.
Las necesidades pertenecen al presente, los deseos al futuro.
Los deseos generan insatisfacción, se replican, crecen...
La necesidad es tener hambre y comer; el deseo es querer el cielo,
no pertenece al momento.
Los falsos predicadores condenan las necesidades y animan al deseo.

Todo esto pensaba Mencio sobre el deseo.

Y del deseo pasaba a la prisa.
La prisa es producto de uno o varios deseos.
Las necesidades están centradas en el presente, las colmas.
El deseo te hace correr hacia adelante continuamente; a veces con la mente,
y otras con todo tu ser.

Un auténtico sabio es el que sabe vivir el momento presente. No corre.
" Come cuando tengas hambre y convierte ese momento en celebración ", decía Mencio.

Todo el mundo tiene prisa.
¿ Dónde vamos con tanta prisa ?

Mencio en su lecho de muerte preguntaba:

" ¿ Sabéis de alguien que haya llegado a alguna parte ?
¿ Sabéis de alguien que haya sido feliz impacientemente ?
Y afirmaba:
Hemos oído de gente que ha llegado parando, despacio, pero nadie corriendo "

El deseo tiende a la seguridad.
Todo el mundo anda buscando seguridad, salir de la incertidumbre.
Pero si es así, ¿ no estaremos buscando un imposible ?
Porque la inseguridad es el alma más auténtica de la vida.
En la naturaleza no existe la seguridad.

Sólo la muerte que espero, decía Mencio, es segura.
La vida es insegura, por eso es valiosa.

Siempre algo que está vivo es cambiante.
Y siempre que hay cambios hay inseguridad, incertidumbre.

Contaba Mencio que no debemos entender
la seguridad como si de un niño antes de salir del útero de su madre se tratase.
Porque si se aferrara al útero no viviría nunca.
Allí respira la madre por él. Y le lleva el alimento con su sangre.
¿ Podrías imaginar un cielo mejor que el útero de la madre ?
No hay ruido.
Y cuando menos lo esperas llega el nacimiento.
¡ Hecho traumático !
El bebé abandona el útero, es expulsado, desterrado de la seguridad,
nace y vive por y para la inseguridad, ...hasta que muera.

La vida es peligrosa, pero ahí radica su belleza.
Es insegura porque la inseguridad es la naturaleza de todo.
Una flor de plástico no se marchitará, no pensará que su vida es incierta,
está ya muerta.

Si te están pasando cosas en tu vida incierta que te llevan a marchitarte,
vivelo, cambia y acepta el cambio.
Y si lo que te pasa es que estás floreciendo, también aceptalo y sigue cambiando,
en cuanto dejes de hacerlo empezarás a morir.

De todo esto disfrutaba este domingo pasado,
releyendo al viejo sabio Mencio.

Deseo, prisa y seguridad:
tres bloqueadores de la felicidad.