martes, 2 de febrero de 2010

DE ERROR EN ERROR...


Cada día cometo errores, me equivoco varias veces,
¿ Te pasa a ti también ?
Lo cual me permite estar en continuo aprendizaje.

Entender bien la idea de la responsabilidad
ante nuestros hechos y acontecimientos,
aunque sean cotidianos, me traslada a un "lugar de control"
desde donde tomo mis decisiones, barajo las alternativas y asumo riesgos,
por eso me equivoco y fracaso en alguno de mis intentos.

La buena noticia es que otros tantos salen muy bien.
me llenan de alegría y satisfacción. Se consolidan como éxitos.
¿ Y a ti te ocurre ? ¿ Te pasa a ti también ?

La gran pregunta sería:
¿ desde donde recibes las acciones que llegan sin ser esperadas a tu vida
o las que buscas intencionadamente, desde la responsabilidad
o desde la posición de " echar balones fuera " ?

Una postura frecuente para evitar el fracaso es " no haciendo ".
Se presenta cuando no avanzamos, cuando nos puede el riesgo,
cuando la sensación previsora de miedo nos paraliza,
cuando nos volvemos conformistas con el estado en el que nos encontramos.

Algunas lecciones para salir de esta postura son:

1) Evita asentarte en la idea de
" nunca lo conseguiré, no vale la pena intentarlo ".
Es un pensamiento autodestructivo.
Crea ineficacia. Te centra en el pasado.
Representa la involución.

2) Evita la asunción
" ves, ... lo he intentado y para qué...nunca saldrá ".
Es todavía más dañino que el anterior porque se basa
en un hecho realizado sin éxito.
Lo cual posiciona la mente de la persona en el " ¿ para qué volver a intentarlo? ".
Te hace huir de la perseverancia necesaria. Del esfuerzo reiterativo.

¿Es que ningún músico se equivocó durante muchos años hasta conseguir
interpretar una determinada partitura como un maestro ?
( quizás haya excepciones excepcionales )
¿ Es que un deportista, ...pongamos por ejemplo a Federer, no se equivoca
varias veces en un partido y mejora año tras año ?
Por eso es el número uno !!!

3) Valora la meta que buscas, pero también
el camino que estás recorriendo.
A mi modo de ver es muy importante este aspecto porque te permite
evitar la falsa idea de que esfuerzo y diversión están reñidos.
¿ Vas a poder ser siempre el número uno haya donde estés,
hagas lo que hagas ?
Dúdalo y disfruta cada fase del camino.

4) Tus errores son tuyos.
¿ O acaso lo dudas ?
Despojarte de ellos es empezar a no corregirlos. A no aprender.
Quitarnos la responsabilidad sobre los mismos es la mejor forma
de seguir cometiéndolos y de no poder ser nosotros quien controle
los cambios necesarios para el avance.

5) No te maltrates a ti mismo por tus fracasos.
Al maltratarte tu autoestima se resiente.
Confucio decía que
" la gloria más grande no está en no fracasar, sino en levantarse ".
Esto requiere de auto-motivación,
( la única verdadera motivación que conozco )
De fuerza interior.
El error es un desafío a tu autoestima. ¿ Quién quieres que gane ?

¡¡¡ El error no es igual a fracaso
y el fracaso
no significa que eres un fracasado !!!




No hay comentarios: