sábado, 31 de julio de 2010

UNA SENCILLA LECCIÓN


Estaba sorprendido el discípulo al ver que su maestro siempre sonreía y estaba feliz.

Un día le preguntó:
"Maestro, ¿por qué tú siempre estás tan contento?
Haga frío o calor, tengas qué comer o no..."

El maestro respondió:
" Amigo, no hay nada extraño en ello.
Se trata de aprender la más básica de las lecciones que te puedo enseñar.
Cada mañana al despertar me pregunto a mí mismo si quiero elegir
la alegría y sonrisa o la tristeza y cabreo.
Siempre elijo la alegría sólo por un hecho: sigo vivo "

Este es un cuento popular indio que leí en un libro de filosofía.
Probablemente para muchos de vosotros hoy, amig@s lectores de este blog,
sea vuestro primer día de vacaciones o el de la vuelta al trabajo, a lo cotidiano.
En cualquiera de los casos, no olvidar la sencilla lección
que nos deja el maestro del cuento y

¡ ELEGIR LA ALEGRÍA !


No hay comentarios: