domingo, 3 de octubre de 2010

Y que pases un buen día...


Ha sido una semana dura, llena de madrugones y de viajes.
Y a la vez una preciosa semana. También llena de proyectos interesantes e ilusión.

El pasado jueves, camino de Ciudad Real en el coche de Jorge Blass, mi amigo y socio en el proyecto compartido
LA FUERZA DE LA ILUSIÓN:Una Lección Mágica
pensaba sobre el lujo de dedicar nuestro tiempo profesional a hacer
aquello que nos gusta.

Más tarde me di cuenta que no era más que una elección personal.
También en otras épocas, cuando me dedique a otras profesiones,
siempre me sentí un afortunado, como el pasado jueves,
y siempre pensé en cada momento que eso era lo que mejor podía y quería hacer.

No es algo nuevo:
lo que sentimos tiene que ver con lo que pensamos.

Cada día te suceden muchas cosas. Es evidente que no todas las puedes elegir.
Pero quizás sí puedas escoger la valoración que das a las mismas;
lo que si debes elegir es desde dónde las observas.

¿ Has pensado usar parte de tu energía
en decidir el día que te toca vivir ?

Porque sabes bien que si buscas siempre podrás encontrar
un espacio para la queja
o dar gracias por lo que estás viviendo.

Puedes quejarte porque te toca viajar o dar las gracias
por los nuevos paisajes que estás a punto de conocer.

¿Son las rosas las que tienen un problema porque tienen espinas
o que suerte tienen las espinas porque tienen rosas?
¿Desde dónde verlo?

Hoy puedo compadecerme porque ya no quieres ser mi amiga
o empezar nuevas relaciones que me llenen de aventura, de nuevas emociones.

Hoy puedo enfadarme por todo lo que me queda por hacer y no he terminado
o sentirme muy honrado porque no me falta el trabajo.

Hoy puedo llorar porque se acabó el fin de semana
o sentirme feliz porque empieza otra semana mágica compartida con nuevos alumnos,
con compañeros de profesión y con nuevos viajes.

Hoy puedo ponerme triste porque la tarde del domingo es lluviosa,
porque el verano ya pasó o hacer de esta tarde la más preciosa de todas
porque es la que ahora tengo, porque estoy vivo y la puedo compartir contigo.

Todo lo que te va a suceder en gran medida está en ti.
¿ Y si empezáramos a llevar el timón?
A ser el escultor de nuestros minutos.

Llenos de ilusión llegábamos a Ciudad Real,
... y así la compartimos con los amig@s de la Fundación Horizonte XXii.
Gran noche !!!

No es una cuestión de optimismo o pesimismo...

Es una cuestión
de vivir la realidad,
aceptarla
y observarla
desde su lado más positivo.



3 comentarios:

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo. Que mañana sea de nuevo un buen día...

Arturo dijo...

Lo que son las cosas...

Hasta ayer no te conocía. Buscando Buscando material audiovisual del Dr. Mario Alonso Puig doy por casualidad con un audio tuyo. En él hablas de la buena suerte y recomiendas el librito de Alex Rovira y Fernando Trías, que fue el que me dio el empujón para salir de la mayor crisis de mi vida. De repente dices que vives en Cabanillas del Campo (como yo). Luego visito tu blog y me entero de tu proyecto común con mi admirado Jorge Blass (soy aficionado a la magia y hago mis pinitos. Jorge es un auténtico crack). Pero eso no es todo. Veo que vienes de Ciudad Real (de dónde provengo yo) de un acto con los de horizonte XXii, proyecto en el que está embarcado una amiga. ¿es eso la serendipia de la que hablas?

fernando dijo...

Arturo, ...que cosas!
Es una auténtica sincronicidad.
Quién sabe? Igual hasta nos conocemos :-)
Abz, fernando