sábado, 27 de noviembre de 2010

ANGUSTIA PARADÓJICA


Algo se nos está escapando...

Hoy hablaba con una alumna sobre el trabajo, el bienestar, los sueños, ...,
y me entró una sensación de angustia paradójica.

Vivimos un extraño momento cultural y social en esta época:
con comodidades y bienestar sin precedentes en nuestra historia
pero que se confunden y entremezclan con ansiedad, pánico y miedo de todo tipo.
Atrapados de forma necesaria por la gran red de internet,
con presencia instantánea y continua en la blogosfera,
imbuidos de Facebook, Linkedin, Twitter, ...,
donde compartir se convierte en el verbo necesario y que destaca,
pero, al mismo tiempo, más solos que nunca, vacíos y desorientados,
sin rumbo ante nuestras metas.

¿Qué nos estamos perdiendo?

UNA VIDA PLENA ???

Quizás nos perdemos la capacidad de enfocar nuestros deseos y tiempo
en lo que realmente más nos importa:

las personas que nos quieren,
usar nuestro tiempo con amor,
vivir la vida con talento,
buscar y dedicarnos con esfuerzo a nuestra vocación,
las pequeñas cosas que se están convirtiendo en invisibles,
ese paseo que tanto tiempo hace que no damos,
coger la mano a la persona que te acompaña
o leer ese libro que te espera desde hace mucho,
...

Nuestras decisiones construyen lo que somos.
Nosotros creamos nuestra propia vida.
Es nuestra mayor responsabilidad, tantas veces, de forma paradójica, olvidada.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Y se me ocurren tantísimas cosas pendientes que tengo muchas ganas de hacer... A veces uno desearía que cada día tuviese el doble de horas, eso ocurre cuando uno se mantiene dinámico, contento con lo que hace, deseando empezar cada día... En cambio, cuando se pasa un bache a menudo sucede que querríamos que los días tuviesen menos horas, y que se pasasen más rápido...
Somos afortunados los que a día de hoy conseguimos mantenernos en el primer caso.
Un abrazo:

Eva Castro