domingo, 28 de febrero de 2010

ME GUSTA LA VIDA


Así es , ... me gusta la vida

El color del mar, las justas gotas de la lluvia que resbalan por la cara cuando nos mojamos,
el sabor de una copa de vino compartida, la mirada infinita sin espacios acotados
y la otra mirada, la que sólo se centra en esos pequeños detalles de su piel.
Los milímetros en los que te la juegas, el instante de una semicorchea puesta fuera
de tiempo o de tono, un cristal empañado, el calor del sol cuando está a punto
de desaparecer en las tardes de verano, ...

Me gusta porque casi todo lo más válido de ella es inesperado.
Se alimenta de la incertidumbre. Huye de lo previsible.
¿ Vivir como un autómata es vivir ?

Pasamos demasiadas horas durante los días actuando bajo la misma forma,
repitiéndonos sin cesar una y otra vez ...
Da igual que sea en el trabajo cotidiano que en cualquiera de los divertimientos
que nos liberan.
Termina siendo igual nuestra forma de hacer, nuestra postura ante las cosas,
si se trata de una reunión en la oficina que si se trata de una marcha por el campo
durante el fin de semana con algún amigo.

Vivimos con agonía en el semblante.
( Párate a mirar las caras de la gente en una estación de tren...)
Como si todos los objetivos que queremos alcanzar estuvieran lejanos,
como si existiera una meta,
perdiéndonos los detalles del camino,
no siendo observadores de lo pequeño que pasa cerca de nosotros,
sin mirar por donde vamos pisando.

Un experto en psicología cognitiva, prolífico escritor, Arnold Lazarus
sugiere que muchos de los problemas emocionales con los que cargamos
vienen de aprendizajes sobre los patrones archivados en nuestro espacio interior.
Pero nos da una buena noticia: ¡ SE PUEDEN DESAPRENDER !

Isabel Larraburu, en su libro Atención Plena,
nos habla de diez formas de desaprender todo esto que el dr. Lazarus
sugiere en sus escritos e investigaciones.

Me voy a permitir dejarlos aquí para ti.
En mi propia versión.
Masticados por mi entendimiento.
Por si quieres coger alguno.
Es autoservicio...

1) Evita el perfeccionismo desbordado.
Cámbialo por la excelencia necesaria. Por la mejora continua, la que nace desde
el aprendizaje transformacional. El que te permite cambiar de verdad.
Permítete sustituir en tu vocabulario los condicionales. Hacen daño !
Cámbialos por los verbos en infinitivo y en presente de indicativo.
Te acercarán a la acción. Te alejarán de la postergación.

2) Di lo que sientas. Vive como lo sientas.
Se simple , que no es ser menos, ni tonto, ni vivir desde la incapacidad.
Tiene mucho más que ver con la escucha empática, con la humildad, con el respeto.

3) Evita las conclusiones precipitadas que provienen de los prejuicios.
Están en ti, no en los otros. Es tu tejado el que los acota, no el de los demás.
Practica la presunción de inocencia.

4) No tengas miedo a cometer errores. De ellos se aprende. Son necesarios.
¿ Cómo hubieras podido aprender a montar en bici si no hubieras caído alguna vez ?
Los errores te proporcionan información valiosa para elegir mejor en otras ocasiones.
Y que no te importe " ser descubierto" . Date permiso para equivocarte.
Bájate la presión injusta e innecesaria.

5) Diviértete. Con todo. En el trabajo, con los amigos, cuando lees, ...
La relajación es necesaria y no es pereza.
¿ Si sólo te aburres para qué vives ?
Cuando te ríes mueves más de 400 músculos. Y liberas endorfinas ,
hormonas de la felicidad y tu sistema inmunitario está funcionando mucho mejor.
... Aunque sólo sea por egoísmo emocional y físico no viajes con la cara de pomada.

6) Responsabilizate de tus acciones. Por ello no eres imperfecto.
Eres el que eres.
Si buscas que otros se hagan cargo de tus decisiones serás una víctima siempre,
incluso con todo lo que te vaya bien.
Las circunstancias no pueden llevar tu timón.

7) No te propongas objetivos que no sean coincidentes con tu realidad.
¿ Para qué ?
Es mejor elegir vivir en las capas de tu realismo positivo. Y desde ahí construir tu vida.
Y cuando tus objetivos personales los tengas identificados,
desde tu estilo de vida, persevera para alcanzarlos. No abandones.
Ellos sí requieren tu lucha.

8) Olvida los resentimientos. Aprende a perdonar.
Si no aprendes a perdonar el no perdón sólo será sufrido por ti.
Si dejas que tu enemigo crezca dentro de ti, también crecerá fuera.
Los sentimientos del pasado que te cursan con rabia son del pasado.
Sólo tú los puedes borrar. Resuélvelos en ti.

9) No olvides que en el camino de la vida tendrás que encontrarte con tristezas.
No las conviertas en frustraciones. Aumenta tu tolerancia a la frustración.
Existe la posibilidad de crecer ante todo.
Vive resilientemente, entendiendo la paradoja que nos enseña que podremos
aprender y ser mejores también desde la adversidad.
No es resignación, es aceptación. La diferencia está en el cómo lo vivimos...

10) Huye del pensamiento negativo.
¿ Y si se cumple ?
Ten cuidado con lo que deseas, con lo que sueñas...
La realidad vive cerca de los sueños.
No defiendo el optimismo a cualquier precio, sino desde la realidad positiva.

Se trata de ser consciente de estas pequeñas cosas.
El pensamiento maneja al comportamiento, y desde ahí nace la manera de cuidarse
psicológicamente a uno mismo.
Si algunas de estas ideas puedes ayudarte, no lo dudes ¡ SIRVETE !



EL MEJOR ATAJO





" Mucha gente busca atajos.
Yo he descubierto que el mejor atajo
es el camino más largo,
que básicamente consta de dos palabras:
TRABAJO DURO "

Randy Pausch








Aquí os dejo un mensaje necesario,
amigos de Bayer CC.
Gracias por la semana tan fantástica,
y mágica :-) compartida en Albons.


CICLOGÉNESIS EXPLOSIVA


La mayoría de los fenómenos meteorológicos están condicionados
por los contrastes térmicos mar-tierra-atmósfera,
siendo el sol la fuente primaria que los alimenta.
Cuanto mayor sea los contrastes térmicos, mayor serán los efectos
que se desencadenen; siempre que además exista un mecanismo disparador.
Ya sabemos algo nuevo... Se llama ciclogénesis explosiva.

No es más que la formación de un ciclón, llamado también " depresión interna "
que " explota " sobre una determinada borrasca después de que la
depresión atmosférica se se haya cerrado sobre sí misma generando un ciclón.
Por si faltaba poco tiene otro nombre más : bomba explosiva meteorológica.

Pero no es este un blog experto en meteorología.
Sólo me gustó la palabra y su significado científico.
Porque es comparable con algunos estados " naturales ",
que aparecen en la personas con cierta frecuencia,

A veces, uno se levanta por la mañana y no sabe cómo se siente,
o sí lo sabe, pero no cómo describirlo, no cómo nombrarlo.
A partir de ahora ya es más fácil, sólo tiene que decir que está sufriendo
una ciclogéniesis explosiva.

O cuando te preguntas qué le está pasando a tu hij@ adolescente.
No lo entiendes, pero ya tiene nombre,
está en estado de ciclogénseis explosiva.

Acaba de aparecernos en nuestro paisaje lingüístico un nuevo término
para explicar diferentes estados de ánimo.
Para que podamos poner nombre a esos momentos en los que en tu espacio interior
coinciden " la borrasca " con el " contraste térmico ".
Para cuando algo internamente empieza a cerrarse sobre sí mismo, como un ciclón,
como una corriente que te recorre de arriba a bajo a gran velocidad.
Ahora ya sabremos como llamarle.

Nos pasa cuando nos enamoramos, cuando reñimos con otros,
cuando estamos sufriendo un bajón rabioso, a veces sin saber por qué,
cuando algo no sale como esperábamos, cuando, por el contrario, se nos enciende
un " chute " de energía vital, cuando todo parece que está ahí puesto para ser vivido,
cuando nos levantamos con el pie izquierdo o cuando el " fuego interior " nos calienta,
como si del sol se tratase, nuestra " bomba de presión interna "
provocando un ciclón.

Y claro, también como en la atmósfera, a veces es de un grado superior ,
barre con todo lo que pilla, y otras sólo se deja notar de forma leve.

Vivimos numerosas explosiones ciclogénicas durante las que solemos decir:
" no sé lo que me pasa ..."
Ahora, ya sabremos cómo nombrarlo:
Diremos que estamos viviendo una ciclogénesis explosiva
de grado x.


sábado, 20 de febrero de 2010

¿ PARA CUÁNDO ?...Unas preguntas básicas.



¿ Podemos dejar de fingir ?
¿ Dejar de mirar hacia ese sitio que siempre está un poco más allá ?
¿ Y de engañarnos a nosotros mismos aplazando lo que deseamos para nuestro ser ?

Todos lo tenemos claro: No saldremos vivos de esta vida.
¿ O no ?
Y si es así, ¿ a qué esperamos ?
¿ Qué más necesitamos para seguir justificando el presente con la trampa del futuro ?

¿ Le diré mañana que le quiero y le necesito o le llamo ahora ?

La probabilidad de que vayamos a morir es del 100 %.
Con un ingrediente añadido: No sabemos cuándo.
Nuestra existencia es transitoria. Momentánea.

Y aún así, solemos dejar aquello que más deseamos, con frecuencia, para el futuro.
Para otro día...
Para ese otro mejor momento.
Lo aparcamos en el "... ya llegará "
Decimos eso de " mejor esperar a cuando nos jubilemos ".
O " para cuando los niños se vayan de casa ".
O " ¿ Por qué no dejarlo para las próximas Navidades ? "
O ...

¿ Llegará ?

Por otro lado hay otra verdad: SÓLO EXISTE LO QUE ESTOY VIVIENDO AHORA.
Sería suficiente razón para sacar el máximo partido de cada momento.

No niego la necesidad de soñar.
Me parece necesario. Sano.
Desear e imaginar nos acerca a que nuestros sueños se cumplan.
Visionar es traer futuro al presente.
Y a partir de ahí, movidos por la acción , por el hacer, trabajaremos para que se cumplan.
Pero amigo inteligente, sabes que NO es de esto de lo que estoy hablando.
Mi reflexión es mucho más sencilla.

Me refiero, más bien, a esas pequeñas cosas, cotidianas,
que teniéndolas como accesibles en el ahora las dejamos para el mañana.
A las que viajan contigo. A lo más simple. A lo que está en nuestra mano.
Hablo de esos elementos cercanos que, estando disponibles hoy,
las aplazamos con cualquier escusa: por falta de tiempo, por falta de esfuerzo,
por miedo a equivocarnos, por recelo, por lo que puedan decir o pensar, por pereza,
por falta de paciencia, por no darle la suficiente importancia, por egoísmo insano, por ...

¿ Cuál es tu sueño realizable ?
¿ Que te gustaría decir ahora y a quién ?
¿ Qué abrazo es el que deseas dar ?
¿ Y a qué ojos quieres mirar ?
...

Si puedes, si se trata de algo o alguien cercano, de una de esas pequeñas cosas accesibles,

No lo dejes pasar ... ¡ VÍVELO
ya !



PACIENCIA


" Evitemos la muerte en suaves cuotas,
recordando siempre que estar vivo exige un esfuerzo
mucho mejor que el simple hecho de respirar.
Solamente la ardiente paciencia hará que conquistemos
una espléndida felicidad "

Pablo Neruda



miércoles, 17 de febrero de 2010

Doble vida





" Todas las cosas que están bajo el cielo
tienen su visible e invisible.
Lo visible es su aspecto externo: su yang.
Lo invisible es su imagen interna: su yin "

Pu-Yen T´u







Y así vivimos la vida.
Doble.
Con el visible y lo invisible.
La que compartimos con los demás,
y la que sólo nos pertenece a nosotros:
nuestra más intensa tormenta interior.
El otro " yo ".
El desconocido.
Al que le hacemos la mayor de las trampas:
No dejarle mostrarse como es.


sábado, 13 de febrero de 2010

APRENDER HACIENDO


Hoy vengo de dar una clase de 6 horas de mba ejecutiv,
toda ella basada en la experiencia de los alumnos.
En la creación , exposición y práctica con sus planes de marketing.
Ha estado genial !

En varios post de este blog he hablado ya sobre la importancia que,
en mi opinión, tiene el HACER para SER .
De cómo se aprende cuando se hace, no cuando otros te lo dicen.
Lo cual no es contrario con el parendizaje de nuevos contenidos.
Y de cómo desde el decir no podemos garantizar el saber.
Cada vez estoy más convencido de ello...

Esta semana se podía leer una fantástica entrevista,
en el diario El Mundo CAMPUS del 10 de Febrero, realizada a Roger Schank,
experto en aprendizaje y director ejecutivo de Socratic Arts.
Empresa que nació con el objetivo de implantar la idea,
en entidades públicas y privadas dedicadas a la formación,
que la mejor manera de formar es a través de la experiencia:
aprender haciendo.

Roger Schank ha sido catedrático en la Universidad de Yale
y en la actualidad lo es en el pretigioso Carnegie Mellon.
En 1989 fundó el Instituto para las Ciencias del Aprendizaje
de la Universidad de Northwestern.
Es un colaborador habitual de los programas de postgrado de La Salle.

Y como bien defiende él, para modificar conductas
y generar nuevos aprendizajes se necesita pasar a la acción.

La Universidad, los master, los cursos de empresa, ... están llenos de teorías
que, una vez finalizado el período formativo, quedan sólo para formar parte
de una carpeta más en una estantería que rara vez será abierta.
Damos lecciones y los alumnos guardan lecciones.
De las cuales muchas no serán jamás usadas.

Es la experiencia la que nos mueve al aprendizaje.
Y el error lo que nos hace mejorar.
Ya se sabe bien, en la nueva pedagogía, que la mejor manera de enseñar
es a través de la repetición y la práctica.
¿ O cómo aprende un niño ?
Te has parado a observar cuantas veces intenta, al principio sin éxito,
meter una ficha en el agujero de un juguete infantil.

Lo mejor es que cuando lo consigue deja una huella para siempre en su cerebro.
Se ha demostrado con diferentes estudios científicos en niños
que tener una respuesta previa equivocada les lleva a aprender más rápido
y a recordar el acierto con más fuerza en futuras ocasiones.

Esto nos ocurre igual a los adultos.
Generamos mayor memoria en la medida que encontramos
las respuestas por nosotros mismos.
A esto se le llama equivocarnos.
¿ Nos damos el permiso a equivocarnos ?
¿ Se lo damos a nuestros estudiantes ?
¿ Y a nuestros colaboradores ?
Cometer errores es una forma esencial de encontrar nuevas respuestas.

DEJEMOS EL DECIR Y PASEMOS AL HACER...
es hora de pasar a la acción



AMIG@S







" Cualquiera sabe simpatizar con las penas de un amigo;
simpatizar con sus éxitos requiere de una naturaleza delicadísima "

Oscar Wilde

domingo, 7 de febrero de 2010

ESCUELA DE VIDA


A nadie nos sorprende saber, a través del estudio realizado por
la prestigiosa revista Forbes, que los 100 americanos más ricos en EEUU
no superan la media, del resto de los ciudadanos, en cuanto a
satisfacción vital se refiere, en comparación con otros 100 paisanos
elegidos al azar e independientemente de sus riquezas patrimoniales.

Y es que era de esperar: Tener no es ser, ...ni sentir.
Ayuda, pero no garantiza estar más alegres, ni reconocerse a si mismo
como con mejor estado vital general.
Ni te da salud física, ni alegría para vivir con más entusiasmo,
ni felicidad añadida, ...
Acumulación de bienes e ilusión por enfrentarse a lo cotidiano con
energía no están obligatoriamente ligados.

Quizás la alegría de vivir tenga que ver más con el vacío, con lo obvio,
con lo que pasa desapercibido, con la capacidad para sentir desde lo sencillo.

Acumular no es sinónimo de éxito personal.
Ni de poder.
Ni de estar más vivo.
¿ Por qué nos engañamos con esto ?
¿ Es necesario vivir con esa voracidad acelerada por el poseer,
por consumir sin más todo aquello que nos promete felicidad ?

Vivimos en el usar y tirar.

Por todo esto me ha generado un guiño de alegría enterarme por el
periódico hoy, gracias al artículo de Patricia Tubella, que en Londres
existe desde hace dos años la primera ESCUELA DE VIDA.
Por el mero placer de cultivar la mente.
¡ Que buena noticia !

Como nos dice la periodista en su artículo, una escuela para debatir temas,
para generar reflexiones, para aprender, ( precioso verbo de acción ),
para provocar el cuestionamiento de los " status quo ".
Para cultivar la mente.

Frente al afán consumista, una oferta para el desarrollo,
para compartir conocimiento. Para intentar con sus enseñanzas aumentar
la calidad de vida de sus alumnos.

La han ubicado en el barrio literario de Bloomsbury.
Las aulas las llenan urbanitas buscando enfocarse en cuestiones aparcadas
por la falta de tiempo.
Cuestiones como la insatisfacción social y personal, la vida familiar,
la vida por la vida, o simplemente porque quieren recrearse
en el conocimiento por el puro placer del aprendizaje en si mismo.
Y en la sabiduría, ... que es el conocimiento de la vida.

Allí uno puede disfrutar de conferencias sobre literatura, arte, filosofía,
llevadas por expertos en esos temas.
Y disfrutar del arte de la conversación inteligente,
tan echada de menos en nuestros días...

Cada vez más estudios psicológicos demuestran que dedicar parte de nuestro
tiempo en el único placer de pensar, de crear ideas, de generar propósitos,
es esencial para ser más felices.

¿ Qué pasa si cambias un poquito del tiempo dedicado compulsivamente
a comprar para dedicarlo a pensar ?

En esta escuela podemos encontrar a los estudiantes reflexionando
sobre la ansiedad que provoca la vida moderna, sobre el papel del amor,
sobre las buenas lecturas y ediciones musicales.

Toda una aventura intelectual.

Señores de nuestro gobierno y oposición,
¿ para cuándo en nuestras ciudades escuelas de vida ?
Probablemente nos ayudarían a salir de la crisis,
... y no solamente de la económica.



MOMENTOS








" No esperes
el momento oportuno:
CRÉALO "

Bernard Shaw

martes, 2 de febrero de 2010

DE ERROR EN ERROR...


Cada día cometo errores, me equivoco varias veces,
¿ Te pasa a ti también ?
Lo cual me permite estar en continuo aprendizaje.

Entender bien la idea de la responsabilidad
ante nuestros hechos y acontecimientos,
aunque sean cotidianos, me traslada a un "lugar de control"
desde donde tomo mis decisiones, barajo las alternativas y asumo riesgos,
por eso me equivoco y fracaso en alguno de mis intentos.

La buena noticia es que otros tantos salen muy bien.
me llenan de alegría y satisfacción. Se consolidan como éxitos.
¿ Y a ti te ocurre ? ¿ Te pasa a ti también ?

La gran pregunta sería:
¿ desde donde recibes las acciones que llegan sin ser esperadas a tu vida
o las que buscas intencionadamente, desde la responsabilidad
o desde la posición de " echar balones fuera " ?

Una postura frecuente para evitar el fracaso es " no haciendo ".
Se presenta cuando no avanzamos, cuando nos puede el riesgo,
cuando la sensación previsora de miedo nos paraliza,
cuando nos volvemos conformistas con el estado en el que nos encontramos.

Algunas lecciones para salir de esta postura son:

1) Evita asentarte en la idea de
" nunca lo conseguiré, no vale la pena intentarlo ".
Es un pensamiento autodestructivo.
Crea ineficacia. Te centra en el pasado.
Representa la involución.

2) Evita la asunción
" ves, ... lo he intentado y para qué...nunca saldrá ".
Es todavía más dañino que el anterior porque se basa
en un hecho realizado sin éxito.
Lo cual posiciona la mente de la persona en el " ¿ para qué volver a intentarlo? ".
Te hace huir de la perseverancia necesaria. Del esfuerzo reiterativo.

¿Es que ningún músico se equivocó durante muchos años hasta conseguir
interpretar una determinada partitura como un maestro ?
( quizás haya excepciones excepcionales )
¿ Es que un deportista, ...pongamos por ejemplo a Federer, no se equivoca
varias veces en un partido y mejora año tras año ?
Por eso es el número uno !!!

3) Valora la meta que buscas, pero también
el camino que estás recorriendo.
A mi modo de ver es muy importante este aspecto porque te permite
evitar la falsa idea de que esfuerzo y diversión están reñidos.
¿ Vas a poder ser siempre el número uno haya donde estés,
hagas lo que hagas ?
Dúdalo y disfruta cada fase del camino.

4) Tus errores son tuyos.
¿ O acaso lo dudas ?
Despojarte de ellos es empezar a no corregirlos. A no aprender.
Quitarnos la responsabilidad sobre los mismos es la mejor forma
de seguir cometiéndolos y de no poder ser nosotros quien controle
los cambios necesarios para el avance.

5) No te maltrates a ti mismo por tus fracasos.
Al maltratarte tu autoestima se resiente.
Confucio decía que
" la gloria más grande no está en no fracasar, sino en levantarse ".
Esto requiere de auto-motivación,
( la única verdadera motivación que conozco )
De fuerza interior.
El error es un desafío a tu autoestima. ¿ Quién quieres que gane ?

¡¡¡ El error no es igual a fracaso
y el fracaso
no significa que eres un fracasado !!!




QUESTION MARK





Una pregunta mágica:

¿ Qué es mejor hacer
todo lo que uno quiere o
querer
todo lo que uno hace ?