viernes, 31 de diciembre de 2010

2011


Ya estamos a punto de salir del año 2010.
¡ Momentos para el adiós !
Los italianos del sur, en días como hoy, tienen la tradición de tirar las cosas viejas,
lo que les sobra, lo que ya no les es válido, por la ventana de sus casas.
Y es que esto es lo que todos deberíamos hacer, simbólicamente hablando,
abandonar en el camino del viejo año, las cosas, las ideas, las personas, los hechos, ...
que ya no nos son válidos, que se han quedado obsoletos, que pertenecen al pasado.

Yo, en este último post del año que escribo, prefiero compartir con vosotros
algunas cosas que quiero permanezcan conmigo, llevármelas del 2010 al nuevo año
que está a punto de nacer para que se enriquezcan en mi, crezcan,
y me ayuden a alcanzar un mayor nivel de sabiduría.

La primera, asumir que nadie es perfecto.
Desde ahí respetar a los demás en sus formas, en sus caracteres, con sus estilos, ...
Llenarme de tolerancia y diversidad.
Mantener un nivel de escucha interesado, verdadero, empático. Abrir mis orejas al mundo.
Seguir con ganas de aprender de los otros. Abierto a explorar nuevas vías.
Mirar con paciencia los ojos de las personas que están cerca de uno
y comprender lo que verdaderamente es importante.

La segunda, compartir con los demás.
Compartir LA FUERZA DE LA ILUSIÓN.
Dar, para recibir. Comunicar. Regalar tiempo y afecto.
Dejar que el conocimiento fluya. Hacerle correr. Intercambiar.

La tercera, seguir equivocándome para crecer.
No huir de los errores. No tenerles miedo. Aprender de ellos.
No dejar de estudiar, de mirar en el otro lado, de cuestionar el status quo de las ideas,
de buscar el camino de la excelencia huyendo del perfeccionismo.
Hacer, arriesgarme.

La cuarta, elegir el amor y apartar el miedo.
Donde hay miedo falta amor.
Elegir al amor es vivir con plenitud.
El miedo nos paraliza, el amor nos hace avanzar.
Tenerle miedo sólo al miedo.

La quinta, reírme de todo.
Y mucho más de mí mismo.
La risa tiene un poder único.
Es una cuestión de actitud, elegir reír es elegir la alegría como emoción principal.
Es imposible entusiasmarse con lo que hacemos sin estar alegre.
Cuando hay risa hay lazos de confianza.

Y por último, ser agradecido.
Dar las gracias a todo lo que vivimos, a lo que nos sucede cada día,
al hecho de despertar, al placer de ver cada día el sol, a las personas que nos acompañan,
a ese libro que nos llena de nueva savia, al amigo que nos regaló su tiempo,
a la mirada especial que llega de ti,

y a todos vosotr@s
por estar hoy aquí conmigo,
compartiendo este blog,
por vivir juntos tantos momentos.

Os deseo
mucha salud y mucho amor
en el
nuevo año



jueves, 30 de diciembre de 2010

ABRAZAR


Los seres humanos necesitamos ser necesitados.
Si no te muestran afecto, esto será la primera forma de morir;
y al menos que sientas que eres importante para alguien tu vida
carecerá de sentido.

Por eso el AMOR es una terapia genial
para vivir la vida con sentido y plenitud.

Entre los actos que muestran cariño hay uno que es un
gesto especial de amor:

el abrazo

Cuando es sincero, da calor, da afecto, une, relaja, vacía la mente, libera,
te llena de ternura, ...

Varios estudios psicológicos han demostrado
que son niños más sanos aquellos que han sido abrazados, acariciados,
que a los que se les ha privado de ello.
Incluso los niños maltratados son capaces, por muy duro que nos pueda parecer, de ofrecer más afecto cuando son adultos que los que han sido tratados con indiferencia. Así de fuerte !

Abrazar es un instrumento terapéutico increíblemente eficaz.
Nuestro ser, nuestra alma, vive gracias a que se alimenta de AMOR.

Piénsalo: donde hay AMOR, no hay MIEDO

Sin embargo en muchas ocasiones me parece que hemos cambiado abrazos por sms y por mails.
Esto se observa muy bien en estos días festivos de navidad.
¿Mostrar afecto electrónico? ¿No es más frío, más hostil?
Quizás sea otra forma de mostrar afecto, vía Facebook o Twitter,
pero me quedo con el contacto físico, con la mirada cuando te acercas,
con la voz tenue cerca del oído.

Hay gente que abraza y te abraza de verdad. Es mágico.
Lo sabes porque notas su acogida.
Ahí hay amor...

Ahora que empieza un nuevo año y que estás preparando ese listado
de nuevos propósitos para llevar a cabo,
no olvides añadir el de regalar mucho amor y

DAR MUCHOS ABRAZOS


martes, 28 de diciembre de 2010

EL TIEMPO


Cuentan que una noche, cuando ya todos dormían, el pequeño de la familia,
de cinco años, se levantó de su cama y fue al cuarto de sus padres.
Se paró junto a la cama del lado de su papá y tirando de las sábanas le despertó.

- ¿Cuánto ganas, papá? le preguntó.
- Ehhhh...¿cómo? dijo el padre entre sueños.
- ¿Qué cuánto ganas en el trabajo? volvió a repetir el pequeñajo.

- Hijo vete a dormir que son las tres de la madrugada.
- Sí papá, ya me voy, pero dime, ¿cuánto ganas?

El padre se incorporó en la cama y con cierto enfado, extendiendo el dedo,
le gritó ordenándole que se fuera a dormir a su cuarto en ese mismo instante.
El enano bajó la cabeza y se fue para su cuarto.

A la mañana siguiente el padre al recordar lo sucedido pensó que había sido
demasiado estricto con su hijo y que esa curiosidad no merecía tanto reproche.
En un intento de repararlo, a la vuelta del trabajo, el padre contestó al hijo:

- Respecto a tu pregunta de anoche hijo, yo tengo un sueldo de 2800 euros, que
con los descuentos fiscales se me quedan en 2200 euros al mes.
- Uf ! Cuanto ganas papi.
- No creas hijo, tengo muchos gastos y no es tanto para la cantidad de horas que
trabajo cada día.

Esa misma noche el niño se volvió a levantar de la cama.
Esta vez tenía un papel en la mano con unos números garabateados.

- Papi, papi, ¿Me puedes dejar 5 euros?
- Pero hijo, otra vez... que son las dos de la madrugada.
-Sí, ¿pero me los puedes prestar?
El padre sin poder aguantar más y muy cabreado le dijo:
- Así que por esa cuestión egoísta ha sido por lo que llevas dos días preguntándome
por mis ganancias y por mi dinero.
¡ Será posible ! ...Vete a dormir ahora mismo y mañana ya hablaremos.

El pequeño llorando a lágrima viva se fue camino de su cama.
El padre, desde su habitación, no dejaba e oírle llorar, por lo que entre pena
y culpa se acercó a su cama y le comentó:

- Perdóname amor por mis gritos, sólo quería dormir.
Son las dos de la madrugada y mañana tengo que trabajar.
Para qué querías a estas horas 5 euros. ¿ No podías esperar a mañana?
Cogió su cartera, sacó un billete de 5 euros y se lo dio a su hijo.

El chico se limpió las lágrimas con la sábana y sacó de su mesita de noche
una caja de lata en la que tenía guardado unas monedas juntándolas con los
5 euros que el padre le había dado.
Después agarró todo el dinero entre sus pequeñas manos y lo puso en la mano
de su papá que le miraba con ojos de sorprendido.

- Ahora sí papá. ¡ Ya puedo !
- Muy bien hijo, pero ya puedes qué...
- Comprarte una hora de tu tiempo papi.

El amor consiste en vivir juntos
las cosas que nos van pasando,
en compartir tiempo
disfrutando intensamente de cada paso,
de cada momento juntos


PREOCUPADOS POR NADA


Un hombre daba palmadas cada 10 segundos.
Al pasar otra persona cerca de él le preguntó qué por qué lo hacía.
A lo que respondió: " Para espantar a los elefantes ".
" ¿Elefantes? ... pero si por aquí no hay ninguno ",
dijo sorprendido esta persona que
no dejaba de maravillarse con la cantidad de palmadas
que el hombre daba por minuto.

" Por eso no los hay, porque no dejo de palmear ",
añadió el hombre preocupado y asustado
por la presencia de elefantes.

Así nos pasa en tantas ocasiones.
Estamos mentalmente preparados para hacer de la nada,
un problema.
Y a demás lo entrenamos...


miércoles, 22 de diciembre de 2010

FELIZ NAVIDAD


Una amiga, Eva Castro, me ha regalado una reflexión del Dalai Lama
que quiero compartir con todos vosotros en estos días de
Feliz Navidad

Me dice que le preguntaron una vez al Dalai qué le sorprendía más de la humanidad.
A lo que contestó: las personas.

Y añadió:

... porque pierden la salud para ganar dinero
y el dinero para intentar recuperar la salud.

... porque piensan continuamente en el futuro
sin disfrutar del presente;
y así nunca viven ni en el presente ni cuando llega el futuro.

... porque viven como si no fueran a morir
y mueren sin haber vivido.

Ojalá en estos días recordemos esta fantástica reflexión que compartimos aquí.
Y que se pueda hacer extensible al resto del año que está a punto de llegar.

Os deseo una FELIZ NAVIDAD
y un AÑO 2011
LLENO DE SALUD y AMOR


No olvidar en estos días regalar sonrisas
y mucho amor, es lo más preciado que podréis ofrecer.

sábado, 18 de diciembre de 2010

EL TIOVIVO INTERIOR


Dar vueltas a las cosas.
Empezar de nuevo.
Volver al punto de partida.

¿Condenados a permanecer girando como un tiovivo no es estar un poco muertos?

Cada vez estoy más convencido: lo que separa a las personas que
se sienten orgullosos de lo que hacen, de como viven y
de con quienes han decidido compartir su vida con aquellos otros
que viven arrastrados por la corriente, hastiados con su hacer y
acompañados de aburrimiento es
SÓLO UNA CUESTION DE ACTITUD.

Conozco algunas de estas personas que se limitan y conforman
con vivir en la parte baja de su potencial, de su espectro posible.
Y muchas de ellas les ocurre esto tan sólo porque creen no poder aspirar a más,
a sus proyectos deseados, a lo que les ilusiona.
Se sienten sin confianza para lograr las metas, sin capacidad, y se hablan a si mismas
cargadas de desconfianza.

La confianza es la parte más importante de la autoestima.
Nos permite creer en lo más importante que poseemos:
en nosotros mismos.

Sin la autoestima equilibrada, lo más adecuadamente posible,
¿cómo podremos creer que nuestras decisiones son válidas?
Y, ¿de dónde sacaremos la fuerza necesaria para avanzar?

Ya lo había dicho el filósofo griego Epícteto:

" Nadie es libre si no es dueño de sí mismo "

Nuestro mayor impedimento para sacar lo mejor de nosotros es ese falso motor interior que nos habita, llamado " compláceme mucho ".
Bajo este concepto quiero recoger ese modelo en el que hemos sido educados,
que consiste en estar pendiente siempre de complacer a todos los demás.
Muchas veces es esto lo que nos aboca a ser más infelices.

Alguien me dijo en una ocasión que no sabía la fórmula de la felicidad;
pero sí la de la infelicidad: intentar complacer a todo el mundo todo el tiempo.
Y algo me dice que tenía mucha razón...

Perdemos la confianza necesaria porque en demasiadas ocasiones estamos
más preocupados por lo que los demás piensan de nosotros que por lo que
pensamos nosotros mismos.
Centramos más nuestra atención y gastamos más tiempo en adivinar
lo que los otros pensarán que en dedicarnos a lo que estamos pensando.
Y sin embargo,
es en nuestros pensamientos donde reside el secreto

Las personas con baja confianza dan mucha importancia a lo que los demás
piensan y ese es su punto equivocado de partida para determinar
como se sienten con ellas mismas.

Un viejo dicho nos enseña que:

La batalla de la vida
no siempre la gana
el hombre más fuerte o más rápido,
tarde o temprano, aquel que la gana
es aquel que CREE poder hacerlo

Y, lo que podría ser peor, al bajar la confianza aparecen los miedos,
especialmente el miedo paralizador que nos hace no intentarlo,
para así no fracasar.

Son personas que además suelen huir de la opinión de los demás porque les
genera escalofríos los comentarios negativos, el recibir un "no" por respuesta,
el que opinen de forma contraria, ...
En general, están anclados a patrones de pensamiento que son contraproducentes
y contrarios a la generación de confianza.

Les hace mantenerse en un tiovivo interior,
que sólo da vueltas pero no resuelve,
como caballitos que se mueven unidos por un palo
que les mantienen en un movimiento controlado, rígido,
viven de la ilusión de girar siempre sobre el mismo centro de referencia.

Déjame recordarte cinco de los peores generadores de estos patrones
de anclaje que no te dejarán moverte de tu tiovivo:

EXTREMISMO ABSURDO

Cuando vemos un pequeño error como un gran fracaso.
Y además le añadiremos lo de " un completo fracaso ".
Los más avanzados y que más práctica tienen en este tipo de
pensamiento erróneo se atreven a usar frases sobre sí mismos como:
"si es que soy una mierda porque..." , "ya lo sabía yo porque siempre la cago", ...

PREVISIÓN DE DESASTRE

Son pensamientos expertos en determinar que un pequeño detalle se convierta
en lo más negativo que jamás ha ocurrido y por ende a partir de ese momento
estamos condenados de por vida. Y perderemos el acceso a lo que aspirábamos.
"Seguro que no seré capaz"; este es el pensamiento más habitual
que nos rodea en este estado.
Un pequeño fallo en una presentación ante nuestro jefe nos lleva a pensar que
ya jamás seremos ascendidos de puesto.

MAXIMIZAR LO NEGATIVO

Vemos siempre y durante todo el tiempo la serpiente, nunca la manzana.
Cuando las buenas actuaciones no cuentan, no se ven,
porque ya están las malas para taparlas.
Son los pequeños fallos lo que identificamos con nuestro yo. Pero no los aciertos.
Podemos estar haciendo algo brillantemente, pero lo que nos molesta de verdad
es ese pequeño error que en un momento dado surge .
En estas ocasiones estas "serpientes" sólo nos ayudan a pararnos,
en lugar de aprender de ello para intentar que no vuelva a ocurrir.
Más bien, nos induce a que ya no valoremos lo que hasta el momento
habíamos conseguido fantásticamente.

ENFASIS EN EL CONDICIONAL

Los "debería" están pensados para acercarnos al escenario del perfeccionismo.
Es decir, del inmovilismo.
Hablar en condicional es la mejor forma de postergar nuestras metas.
Es la forma ideal de no hacer.

VIVIR BAJO EL YUGO DEL DOGMA

Querer tener siempre razón es muy duro.
Es cansino. Necesita de mucha energía negativa. Nos carga de ella...
Es no estar abierto a explorar nuevas ideas, a cambiar, a vivir otras experiencias.
Esto nos baja el termómetro de la confianza a grados bajo cero.
Y desde ahí sólo sentimos frío.

Saldrás del tiovivo simplemente si recuerdas hacer crecer tu confianza.

Tal como es nuestra
confianza
es nuestra
capacidad


¿ JOVEN O VIEJO ?




Uno es tan joven como la fe que tiene
y tan viejo como sus dudas;
tan joven como la confianza que tiene en sí mismo
y tan viejo como sus temores;
tan joven como sus esperanzas
y tan viejo como su desesperación.

Los años tal vez arruguen la piel,
pero renunciar al entusiasmo
arruga el alma.



Samuel Ullman
Filósofo estadounidense del siglo XIX

domingo, 12 de diciembre de 2010

VIVIR BAJO PRESIÓN


Leía hoy en la prensa que un tercio de todos los españoles consideran
que viven bajo presión.
Pongamos números: si somos 46 millones de habitantes, estaríamos hablando
de que 15,3 millones de compatriotas que, según ese artículo
estamos de los nervios.
¡ Demasiada gente ! ...o demasiada presión.

Al profundizar en el texto la mayor parte de ell@s se están refiriendo a que
viven estresados por las preocupaciones cotidianas,
por la incertidumbre de futuro, por el exceso de trabajo,
por la falta de conciliación entre profesión y vida familiar,
por la falta de tiempo, por ...

Ninguna de las frases entresacadas de los casos que describían en el artículo
hacían referencia a que el estrés referido esté provocado por su propia mente,
por la falta de control sobre el pensamiento, por no elegir libremente el estado de ánimo con el que enfrentarse a la realidad;
perdónenme, por muy cruda que esta sea.

Otro dato que leía me parecía mucho más preocupante:
el 14,5 % de la población sufre de ansiedad.

Por mi experiencia como formador, profesor, conferenciante, ... me atrevería a decir
que debe ser un dato real.
Es frecuente después de un curso, taller, ponencia, ..., en el que les hablo a los asistentes tangencialmente del funcionamiento del cerebro, algunos de ellos se acerquen para preguntarme por temas relacionados con la ansiedad,
del por qué se produce, me hablen de sus propias crisis, de los síntomas, ...

La ansiedad se produce porque con nuestro propio pensamiento engañamos
a nuestro cerebro. Vivimos con un cerebro engañado que actúa para defendernos
de los eminentes peligros, todos ficticios, irreales, virtuales pero que nuestra
mente reconoce como si fueran reales, auténticos.
Los mecanismos cerebrales no distinguen lo virtual de lo real.

Esto provoca dos tipos de síntomas:

1) Psico-físicos, como las palpitaciones, pareciera que el corazón se sale
del pecho, temblor, sudoracion excesiva, falta de concentración,
vivencias de irrealidad, irritabilidad extrema injustificada, escalofríos,
mareo tipo borrachera, dificultad para conciliar el sueño, náuseas, vértigo, etc...

2) Psicológicos: pérdida de control mental, agresividad injustificada con uno mismo o con los demás, especialmente con personas del entorno, y acciones de desplazamiento de autocastigo como pellizcarse, arrancarse el vello
o el pelo de la cabeza, comerse las uñas en exceso, etc...
También en estos casos aparecen pseudomiedos o miedos tóxicos
que impiden llevar una vida normal.
Por ejemplo, el miedo a sufrir un infarto repentino, a dejar de respirar,
a estar en lugares con demasiada gente, o al revés, con poca gente,
a grandes espacios, a espacios abiertos o muy cerrados, a viajar, a hacer deporte,
a ir en automóvil o en avión, ...
Y cómo no, miedo también a sufrir la propia crisis de ansiedad.

Todos estos síntomas enganchan al individuo en
un bucle que parece sin retorno:
el miedo a la crisis ansiosa provoca crisis de pánico
que a su vez provoca más ansiedad.

Sin embargo, lo que pocas personas saben,
es que la ansiedad suele ser provocada por
la incapacidad de adaptación.

Suele aparecer cuando llegan cambios importantes a nuestras vidas, a veces inesperados, en otras ocasiones esperados con mucho miedo,
o valorados como muy importantes aunque a veces no lo sean en realidad.
Por ejemplo, con el cambio de un trabajo, con la muerte de un pariente cercano,
con la salida de la universidad y búsqueda del primer trabajo, con el cambio de
casa, con el traslado a otro país o ciudad, ...

Siempre detrás del fenómeno ansioso hay un MIEDO.

Equivocadamente el cerebro interpreta que existe un PELIGRO
para la vida.

Cuando el peligro es real la ANSIEDAD es la que ayuda al individuo a defenderse,
a encontrar las salidas, a buscar soluciones, a correr o defenderse,
a esconderse o a enfrentarse creativamente, a mirar a otro lado, ...
Pero se convierte en un problema cuando sólo se trata
de una interpretación falsa del cerebro, sin peligro alguno.

Hay muchas formas de atajar la ansiedad.
La mejor recomendación que desde aquí puedo hacer es que se visite
a un psicólogo experto en el tema. Hay muchos y muy buenos.
A ser posible un experto en cambio cognitivo.

Algunas otras recomendaciones:

* Ten cuidado con los ansiolíticos. Se deben tomar bajo prescripción médica.
Y no te garantizan que cures tu ansiedad aunque mejores de sus síntomas.
Sólo estarás escondiendo el verdadero problema.
Un dato: en el 2009, un 16% de la población española tomó benzodiacepinas.
Se vendieron 9,5 millones de envases.

* Intenta modificar tu conducta:
enfréntate, poco a poco, a tus miedos.
Huir de ellos sólo será motivo para prolongar el miedo y las crisis.

* Y, en mi opinión, lo más importante:

NO LUCHES PARA CAMBIAR TUS EMOCIONES,
...lo siento,
NO PODRÁS.
CAMBIA TU PENSAMIENTO.
Sí podrás !!!

Si aprendes a interpretar lo que te ocurre de otra forma, valorando tu realidad
de forma positiva, llegará antes la solución que estás buscando.
Es una forma de darle nuevas instrucciones a tu pensamiento para que re-interprete
la situación que estás viviendo, haciendo así que sintonicen
tu racionalidad y tus emociones.

Añade dos ingredientes:
vive el presente porque es la mejor forma de no anticipar lo que está por llegar.
Y aumenta la autoestima porque te ayuda a aceptar y a adaptarte
a los cambios que estás viviendo o esperas vivir en un futuro cercano.

Tienes derecho a ser feliz

Disfruta de la vida con todo su esplendor, recupera el tiempo perdido,
siéntete seguro de ti mism@.

LA ELECCIÓN ESTÁ EN TI


miércoles, 8 de diciembre de 2010

IMAGINE



" Tengo un montón de
tiempo
para conseguir mis objetivos en la
vida "


Es lo que aseguraba John Lennon en su ultima
entrevista concedida a la revista Rolling Stone,
tres días antes de ser asesinado en el portal de su casa. Hoy hace de esto 30 años...

Todavía recuerdo cuando escuchaba sus discos en casa de mi amiga Nieves Castelló y de cuando intenté aprender a tocar I M A G I N E
con la guitarra.

Un canto a la esperanza ...

Imagina que no hubiera países, no es algo tan difícil;
que no hubiera nada por lo que matar o vivir,
que tampoco hubiera religiones,
imagina que todo el mundo viviera en paz.

Puedes pensar que soy un soñador,
pero no soy el único.
Ojalá un día tú también puedas unirte
y que todo el mundo sea una sola persona.

Imagina que no hubiera posesiones, me pregunto si puedes;
que no existiera ni la codicia ni el hambre,
sólo hermandad entre los hombres.

Imaginemos a todos compartiendo el mundo.

Una utopía que debe seguir siendo soñada
para que se acerque un poco a la realidad.

Esta tarde fría de Otoño, junto a la chimenea y ya cerca de la Navidad,
es un buen momento para recordar esta letra y su fantástica música.

DISFRUTA & I M A G I N A

http://www.youtube.com/watch?v=XLgYAHHkPFs&feature=player_em


SABIO NOBEL




Amig@s de este blog:

...No te puedes perder el discurso del
Nobel de Literatura de este año
Mario Vargas Llosa.

Un derroche de sabiduría y palabras magistralmente
enlazadas; como en toda su obra.

Sólo quiero recoger aquí las palabras con las que lo cerró:

“ ...por eso tenemos que seguir soñando,
leyendo y escribiendo, la más eficaz manera
que hayamos encontrado de aliviar
nuestra condición perecedera,
de derrotar a la carcoma del tiempo
y de convertir en posible lo imposible




Un auténtico lujo !!!
Lo puedes leer completo en :



domingo, 5 de diciembre de 2010

HABLA


Estoy trabajando en estos meses con una gran compañía de consultoría tecnológica
en una campaña de comunicación interna que han denominado
HABLA !
A mi modo de ver una denominación sencilla y, por lo tanto, muy sabia.

Que importante es hablar...
Ya lo dice el famoso cardiólogo Valentín Fuster :

" Hablar es bueno para el corazón,
sirve para bajar la presión arterial "

Pero mucho mejor si además hablas desde el corazón...

Así lo decía Sócrates en el 470 ac:

" Habla que te conozca "

Hablar, algo absolutamente necesario en cualquier tipo de relación.
No hay posibilidad de relación sin comunicación.
Para relacionarnos debemos conocernos. Y para conocernos hablar.
Aunque algunas veces hablemos sin palabras, con miradas,
con los gestos del alma, con la música del corazón en su tic-tac continuo.
Nuestra mente es capaz o bien de cambiar o bien de aceptar
la primera idea e impresión sobre los otro@s, producto de la percepción,
simplemente por escucharles hablar.

Hablar es aprender a escuchar.
Por eso el proverbio indio ya lo decía:

" Si lo que vas a decir
no es más bello que el silencio,
no lo digas "

Uno siempre será dueño de lo que se calla y esclavo de lo que habla,
decía Sigmund Freud.

Sin estar en contra de lo importante que es no romper el bello silencio,
coincido con el psiquiatra Luis Rojas Marcos cuando nos recomienda
que hablemos mucho
y que no nos de reparo hablar de banalidades.

Ya está el telediario para hablarnos de las tragedias cotidianas,
que aún siendo reales e importantes conocerlas,
nos estresan y no son nada saludables.

La banalidad es necesaria porque forma parte del ocio.

Y hablar, incluso de banalidades, o de esas cosas que consideramos poco importantes,
nos ayuda a disminuir nuestra intensidad emocional y a recuperar las fuerzas.
Por eso, no dejes de hablar con los miembros de tu equipo, con tus colegas,
con tus hijos, con tu chic@, con tus padres, con tu vecino, con ...
Y si la conversación te suena banal, acuérdate de lo que opinan sobre el tema
los psiquiatras de prestigio.


HABLAR: UNA PRACTICA MUY SANA