lunes, 28 de febrero de 2011

DESEO


Decía Spinoza:
la esencia del hombre es el deseo

La palabra deseo proviene del latín vulgar desidium, que a su vez tiene su origen
en el latín clásico desidia; utilizada para referirnos a ociosidad, pereza.

Deseo, bajo este significado, se utilizaría para permanecer sin moverte.
Sería mantenerse en la pereza.
Parece bastante lógico dado que desear sin pasar a la acción
es mantenerse sin hacer, es vivir de los sueños que nunca se activan.

Más adelante en la historia, la palabra deseo tuvo una influencia analógica del
término desiderare, cuyo origen está en sideres, astro.
Y se utilizaba para indicar el deseo de dejar de contemplar los astros.
Yo añadiría
...y pasar a la ACCIÓN

Por ello el deseo es uno de los elementos fundamentales en la
ecuación del movere, (=motivación).

M = DESEO + EXPECTATIVAS + FACILITADORES + ACCIÓN

Deseo, como sueño a perseguir, necesidad, objetivo, meta buscada ,...
Expectativas que ayuden a solicitar y esperar la recompensa,
el premio, el por qué, ...
Las facilitadores nacen de los hábitos, del aprendizaje,
de las creencias y experiencias.
Y la acción, como motor para el hacer.

Lo dice muy bien el refrán:


Cualquier método es inútil
cuando intentamos
hacer beber a un caballo
sin sed


No hay comentarios: