domingo, 24 de abril de 2011

MULTITASK


Sin ninguna duda el nuevo desafío intelectual de los seres humanos de este siglo,
en este primer mundo, es la lucha por recuperar la atención.

A nuestra mente le encanta divagar, someterse a todas las distracciones posibles.
No pone límite a la información que intenta entrar en nuestro cerebro.
Y, lo que es peor, tampoco a las diferentes acciones que le llegan, de forma que
es capaz de estar escribiendo un mail mientras contesta al teléfono y atiende una
conversación familiar.
El estilo de vida multitarea nos ha robado el espacio a la reflexión.

Somos capaces de estar recibiendo una clase de matemáticas al tiempo que "twiteamos" con colegas y amigos, recibimos las news feed colgadas
en facebook y contestamos a un mail.

En la Universidad de Stanford, templo de la información y la tecnología,
se ha abierto una guerra contra la multitarea y la sobrecarga informativa.

El profesor de esta universidad, Clifford Nass y su equipo,
han demostrando que las personas multitarea son menos productivas.
Son personas más entrenadas a cambiar de foco rápidamente; pero cuando tienen
toda la información delante no saben separar ideas con rapidez, pierden memoria
y su cerebro se equivoca con más facilidad.

El profesor Nass lo ha demostrado con miles de estudiantes.
Tal es así que en la universidad de Stanford, entre las recomendaciones
que se dan a sus alumnos al empezar el curso, como hacer deporte, se recomienda
también no distraerse y no hacer varias cosas a la vez.
Evitar la multitarea.

Imágenes escaneadas del cerebro demuestran que al ser forzados a realizar
multitareas el procesamiento mental se traslada del hipocampo, zona responsable
de la memoria, al estriato, región que se ocupa de las tareas de rutina, perdiendo
impacto sobre lo que estamos realizando.

David Meyer, director del laboratorio de cognición de la
Universidad de Michigan ha llegado a escribir que el mundo está viviendo una
crisis de atención y que se transforma debido a una plaga, la multitarea,
que tiene el potencial de borrar el pensamiento productivo,
...según sus propias palabras escritas en The New York Times.

Meyer explica que el cerebro actual procesa la información bajo un modelo de canales
separados: auditivo, verbal y visual.
Y que cada uno sólo puede procesar una cantidad de información limitada.
Cuando se sobrecarga se vuelve ineficiente.
Pero también añade que es posible que nuevas evoluciones cerebrales
se acerquen al modelo de uso del pensamiento actual multitarea,
y que los nietos de nuestros nietos estén más capacitados para
el fenómeno de hiper-atención.

La atención es un recurso mental limitado,
ha dicho Mihaly Csikszentmihalyi, psicólogo y experto en pensamiento positivo.
Mihaly ha estudiado el fenómeno de la multitarea desde otra óptica.
Afirma que la multitarea paraliza, confunde, dispersa y crea ansiedad.

Así que voy a dejar de escribir este post al tiempo que acaricio a mi perrita,
veo el tenis en la tv y hablo con Sara.
Lo cambio por un baño caliente de espuma, con una copa de cava y leyendo
un capítulo de la novela que está estos días entre mis manos...
¿O esto también es multitarea?

1 comentario:

MAR dijo...

Tienes toda la razón, la sociedad nos empuja sin darnos cuenta a ocupar cada minuto como si fuese el último que nos quedase y tuviésemos que exprimirlo al máximo. Creo que no recuerdo cuando fue la última vez que dedique mi concentración y mi esfuerzo a realizar una sola tarea. Es más, con suerte solo intento realizar dos. Me viene a la memoria un buen ejemplo, es muy habitual en mi jugar al tenis y estar pensando en que voy ha hacer de comer a mis niños. ¿será por eso que no consigo ganar nunca?, jaja
Afortunadamente no tengo que sacar un sobresaliente en todo, éste es mi único consuelo hasta que aprenda a repartir mi concentración y mi tiempo para que vayan al unísono.
Fue un placer leer en tu blog y escribirte y, no lo he hecho a la vez... ¿habrás conseguido que sea una persona monotarea?
Besos