lunes, 13 de junio de 2011

LIBROS


Cuando leemos un libro es como si mirásemos un espejo;
nos devuelve la mirada

Lunes por la tarde entre libros.
Placer de leer libros nuevos que nos mueven por dentro.
Y de revisar otros ya leídos, que al ser ojeados de nuevo nos permiten encontrar
nuevos caminos, nuevas enseñanzas.

Aunque el libro sea el mismo para todos, el lector hace al libro;
cada uno lee su mensaje de una forma diferente.
bajo sus propios paradigmas, sus filtros del mundo, de la vida, su propia realidad.
Y así fantasea y construye nuevos libros con las mismas palabras que
el autor dejó impresas.

Ya llega el verano, nos lo dice la calima de la tarde,
y faltan pocos días para esos momentos de lectura
a la sombra de un árbol junto a la piscina o en la arena cerca del mar;
... leer cuando acaba de salir el sol o en esos solsticios donde el calor dice adiós.

Un proverbio hindú dice:

“ un libro abierto, es un cerebro que habla;
un libro cerrado, un amigo que espera;
un libro olvidado, un alma que perdona;
un libro destruido, un corazón que llora ”

En los libros habita la vida.
Son el mejor terapeuta.
Contienen terapias para el alma, para las dudas, para la inspiración, para el consuelo, para la creación, para el rechazo, para ...

No dejes de leer porque como decía P. Morgan

“ un libro es el único lugar
donde puedes revisar un pensamiento
frágil sin romperlo,
o explorar una idea explosiva
sin que estalle “

Libro sabio, consejero, amigo que te da

PRoVOCaCIóN & AMoR


1 comentario:

Javier de Góngora dijo...

Totalmente de acuerdo contigo Fernando; apuntaría a tu post lo importante que es que inculquemos a nuestros hijos el amor por la lectura, porque eso les hará soñar, conocer, y en definitiva ser mejores personas.
La lectura de un libro nos hace ser libres...creo que debería ser de obligada lectura el maravilloso e inquietante "Fahrenheit 451", de Ray Bradbury.Un reflexión sobre la importancia que tienen los libros en nuestra libertad