sábado, 9 de julio de 2011

SARAMAGUEANDO







La derrota tiene algo positivo:
nunca es definitiva.
En cambio, la victoria
tiene algo negativo:
jamás es definitiva

Saramago