domingo, 28 de agosto de 2011

LA VUELTA AL TRABAJO


Hoy algunas personas estarán tristes, mostrarán cara de desolación,
porque ¡ toca volver !,
después de unos días de vacaciones, al trabajo.
A la rutina indeseada...

Pero otros, quizás los menos, estarán felices por el mismo motivo;
porque ya tienen que volver a su trabajo.
Estos últimos tiene la buena suerte de vivir su trabajo como un juego,
de divertirse con lo que hacen, de disfrutar cada día,
haciendo que el tiempo les corra de otra forma.

Gastar tu tiempo, ( = TU VIDA! )
realizando un trabajo que no te es gratificante, que no te estimula,
que no te genera pasión, que no te hace sentirte intelectualmente activo,
que no te divierte, ... , pueda ser quizás el peor de los castigos.

¡ PIENSALO !

Recuerda que siempre puedes cambiar.
Y que depende mucho más de ti de lo que ahora mismo quieras o puedas imaginar.

Si amas tu profesión descubrirás que no tendrás que trabajar nunca más en tu vida.
La palabra "trabajo" viene originariamente de " tripalium " :
los tres palo donde ataban a los esclavos.
Si amas tu trabajo te habrás liberado de los tres palos.
Verás la vida profesional sin ningún tipo de esclavitud.

Thomas Edison, la persona que registró 1093 patentes comentó al final de su vida:

" No he trabajado un sólo día de mi vida "

La psicóloga Vera John-Steiner para un estudio realizado
en la Universidad de Stanford, sobre el éxito profesional,
entrevistó a las cien personas, en diferentes disciplinas, más creativas del mundo. Todas ellas tenían algo en común: vivían su trabajo con pasión.

El novelista James Michener lo escribió de una forma fantástica:

" el verdadero maestro en el arte del vivir
es aquel que no hace distinciones
entre su trabajo y su juego,
su labor y su ocio,
su vida y su pasión.
Apenas sabe distinguir unas de otras... "

Y es que uno de los secretos para disfrutar de la vida
y, me atrevo a decir, que para ser feliz, es
amar el trabajo que hacemos,
sentir pasión por nuestra dedicación.

Si hoy estás triste porque mañana toca volver al trabajo
piensa si no es hora de

RE-INVENTARSE


2 comentarios:

José Antonio dijo...

Una vez mas, gracias Fernando.

Estoy de acuerdo contigo. Hay que amar el trabajo y si no lo amas, hay buscar un trabajo que se ame. No se puede pasar 8 horas de cada día, perdiendose la vida y la oportunidad de ser feliz.

Y cuando encuentres un trabajo que ames, hay que ser disciplinado para no olvidarte de otras cosas que también son importantes como familia, amigos, ocio y sobre todo no dejar nunca de aprender.

Anónimo dijo...

La idea es estupenda, pero con la crisis que estamos padeciendo a ver quien es el guapo que se atreve a dejar su trabajo.