domingo, 9 de octubre de 2011

JUAN SIN MIEDO


Ilustración del cuento original de Juan Sin Miedo
Ilustración de Amaya de la Hoz
http://magiaytinta.blogspot.com

Érase una vez un matrimonio de leñadores que tenían dos hijos.
Pedro, el mayor, era un chico muy miedoso.
Toda su vida la dedico ha estar en casa con sus papás.
Cualquier ruido le sobresaltaba. Vivía alerta.
Las noches para él eran momentos de terror.
Nunca se pudo enamorar.
Nunca pudo viajar.
Nunca pudo soñar.

El segundo hijo no tenía miedo a nada.
No lo conocía.
La gente le llamaba Juan sin miedo.
Decidió vivir su vida llena de aventuras.
Se enamoró y se casó con una princesa.
Él, para nada parecido a su hermano, quería conocer el miedo.
Nunca se asustaba.
Vivió peligros.
Y nunca sintió miedo.


El texto es una versión libre del cuento de Juan sin miedo
que probablemente te habrán contado alguna vez cuando eras pequeño,
precisamente para enseñarte que no debes vivir sin miedo porque sino serás
un inconsciente y estarás expuesto a muchos peligros.

Nacemos con un sistema biológico preparado para generar la emoción del miedo.
Es natural, nos ayuda a estar alerta ante situaciones de peligro.
Es una manera vital de protegernos.
Pero ojo: sólo es necesario tenerlo activado cuando estamos en peligro !!!

Sin embargo, nos educan a/para vivir con miedo.
Para usar otro tipo de miedo, el que nace de vivir la vida en alerta permanente.
A la defensiva. Bajo el caparazón.
Porque si no vendrá "el coco” o “el hombre del saco".

No nos enseñan para responder con miedo cuando sea necesario,
sino para usarlo como un sentimiento de respuesta a algo imaginado.
Como un producto de nuestra propia fantasía
pero bajo el poder de un sentimiento real.

El miedo tóxico, innecesario, el que persiste siempre ante ciertas experiencias,
sólo nos ayuda a no hacer.
Nos paralizar. No permitirá el cambio.
Nos aleja del amor. De lo que deseamos.
Es el principal motor de las pre-ocupaciones.

Las personas realmente no tenemos miedo al cambio,
sino a ser cambiadas.

Atendamos a la sentencia que nos dejó Herman Hess:

“ cuando temes a alguien o a algo
es porque le has concedido
poder sobre TI “

Estas reflexiones me vienen en un fin de semana en el que acaba de ser
estrenada la nueva película de Juan Carlos Fresnadillo, Intruders
No me atrevo a recomendarla, pero sí su tesis: el miedo es un sentimiento real
basado en una fantasía.

Y es que para quien tiene miedo todo son ruidos, ...dice un viejo refrán.

Míralo así:

MIEDO
será la forma más potente de
ESCLAVITUD
a la que puedes ser sometido en tu
vida

Y además será provocada por ti mismo.
Es el miedo a perder, lo que te hará perder, incluso sin intentarlo.

VIVE SIN MIEDO
porque así
AMARÁS SIN MIEDO

todo aquello por la que tienes interés:
el trabajo, los hijos, el amor, la realidad aceptada, el día a día, ...



No hay comentarios: