miércoles, 27 de julio de 2011

GOLDFISH: LECCIÓN DE LIDERAZGO


Así nos lo dejó escrito Goethe:

" Trata a una persona
tal como es,
y seguirá siendo como es.
Trata a una persona
como puede y deber ser
y se convertirá
en lo que puede ser "


El goldfish, también llamado pez carpa rojo, que abunda en los acuarios
como mascota familiar, nos da una buena lección de liderazgo siguiendo el
modelo descrito en la frase de Goethe.
Este pez aumenta su tamaño dependiendo del acuario que le pongamos.
Si el acuario es muy pequeñito, él se quedará pequeñito y no crecerá.
Por el contrario, si le dejamos espacio para crecer, para que se desarrolle,
el pez cogerá un gran tamaño, convirtiéndose en un gran pez carpa rojizo,
con colores más brillantes y aletas nadadoras más potentes.

El entorno hace al pez !!!

Por un momento, imagina y compara:

Haz que la pecera en tu imaginación sea el sistema de creencias que tienes.
Dependiendo de ese sistema de creencias crecerás más o menos.
Como le ocurre al goldfish...

Ahora bien, una buena noticia:
si sabemos que las creencias nos vienen de nuestras propias vivencias,
gracias a la percepción y a nuestra forma de pensar,
podríamos cambiar el tamaño de nuestra pecera en la medida que pudiéramos gestionar nuestro propio sistema de mirar el mundo,
de ver a los demás y a nosotros mismos,
cambiando así la forma de percibir la realidad y de condicionar nuestros
propios pensamientos.

Los pensamientos
que crean el tamaño de nuestra pecera
no siempre corresponden con lo real,
(=el tamaño real de la misma),
más bien son sólo la forma de percibirlo.

Esto hace que, en ocasiones, nos confundamos y no crezcamos lo adecuado
pensando que nuestra pecera es pequeña cuando realmente no lo es,
sólo nosotros la percibimos pequeña.
Cambia la percepción y cambiará el tamaño.
Y al cambiar el tamaño podrás crecer mucho más.

Recuerda, como dice el Talmud judío que...

no somos lo que somos
sino lo que creemos que somos

Se trata de un sistema que cuando es auto-limitante cada uno de nosotros puede controlar, a diferencia del goldfish que le limita el entorno creado por otro animal:
el dueño de la pecera.

¿Nos pasa esto a las personas?
Evidentemente sí !!!

¿Qué pasa cuando la pecera nos las ponen los otros?
Cuando otros deciden el tamaño.
¿O cuando nosotros se las ponemos a otros?
Cuando sintiéndonos líderes nos creemos en la razón de etiquetar a las
personas de nuestros equipos, a nuestra pareja, amigos , hijos, ...

Al poner estas etiquetas, producto de cómo percibimos la realidad
en torno a los demás, ¿no estamos ya decidiendo el tamaño de sus peceras?
¿Tendrá razón Goethe?

Una frase de V. Karajan, que me enseñó durante un curso sobre liderazgo
el director de la Orquesta de Boston, Benjamin Zander decía:

" El arte de dirigir
consiste en saber
cuando se debe
abandonar la batuta
para no molestar
a la orquesta "

¡¡¡ Que sabio !!!!


LUZ




" Yo sé
que las nubes
durarán sólo un momento
y que el sol
es para todos los días "

Tagore

sábado, 23 de julio de 2011

MENSAJE EN UNA BOTELLA


Estar de vacaciones y mirar el mar; mirar mi mar, el Mediterráneo,
me hace que me aumente en la sangre la serotonina y la gaba.
Dos neurotransmisores que se encargan, entre otras cosas,
de activar nuestros estados de ánimo.
Pero lo más curioso es que también sucede a la inversa;
es decir, los estados de ánimo generan neurotransmisores concretos.

La serotonina actúa sobre las emociones y es la responsable del bienestar
del buen humor, de la sociabilidad y de la actitud positiva.
Y lo curioso es que aumenta su concentración cuando nos encontramos mejor,
en los momentos que estamos alegres, cuando el sentido del humor tiene sentido,
cuando vemos la realidad de forma positiva.

¿Qué es antes el huevo o la gallina?

¿Somos conscientes de que podemos segregar serotonina si nos proponemos
vivir la vida con sentido del humor, aprovechar para observar la vida
desde un lugar que nos permita atencionarla como positiva?
¿Se enseña en el colegio a los niños a multiplicar el nivel de serotonina?

Las malas noticias, los pensamientos indeseados, hablar de lo triste, ....
nos inhibe los niveles de serotonina y nos aleja de la alegría.

Mucho menos conocido es el ácido gamma aminobutírico,
o de forma más fácil , la GABA.
Responsable de inhibir los neurotransmisores excitantes,
esos que nos provocan estrés.
Si nos faltará no podríamos vivir en calma, no concentrarnos, ni descansar, ...
Su efecto es tranquilizante.
Sin ella estaríamos todo el día hiperactivos, excitados, agresivos, de mal rollo ...
Su falta provoca las llamadas tormentas eléctricas cerebrales.

MENSAJE EN UNA BOTELLA,
que hoy me trae el mar que tengo cerca,

podemos aprender a fabricar este tipo
de sustancias neuroquímicas
tan importantes para gestionar nuestra
felicidad

Son un recurso nuestro.
¿De quién depende usarlos adecuadamente?
Buenos "neuros" ayudan a eliminar malas "neuras".

CULTIVA LA ALEGRÍA


domingo, 17 de julio de 2011

SECUENCIA CIRCULAR



Pensamos,
y al pensar sentimos,
y al sentir actuamos.

Es una secuencia circular,
cerrada, interdependiente, holística.

Por lo que cualquier tipo de
actuación sobre una de sus partes recibe un efecto sobre la totalidad.



Por lo que si algo queremos que se vea afectado, si necesitamos cambiar cualquier
hábito o comportamiento podemos hacerlo desde el pensamiento, desde el sentir
o desde la acción.

Cuando cambiamos el "pensar" sobre cualquier evento en nuestra vida
empezamos a percibirlo de otra forma, se modifica la observación
y desde ahí es más fácil sentir diferente y actuar en otra dirección.
No es lo mismo cuando me enfrento a un trabajo si pienso,
" será divertido y voy a aprender mucho de esto ", que si lo califico de entrada como
" vaya rollo me ha tocado ".

Pero también desde la acción se puede cambiar el pensamiento y lo que sentimos.
Por ejemplo si ahora nos tomamos un helado refrescante nos encontraremos mejor
y podremos sentir un bienestar que nos hará pensar lo bonito que son las tardes
de domingo en verano. Percibiremos el olor, el sabor, la textura del helado
y nuestro cerebro sentirá una explosión de placer.

Tanto el pensamiento como la acción, (=Think&Action),
son dos recursos que están en nuestra mano para hacernos sentir mejor.
Para ayudarnos a cambiar.
A modificar nuestros hábitos.
A sentirnos mejor.

Esto nos obliga a pensar que tendríamos que ser más responsables de la

elección
de nuestros pensamientos
y de nuestros actos

a través de poner mucha más atención, consciencia plena,
en lo que vamos viviendo, en todo aquello que nos va sucediendo.

Recordar siempre que

no somos responsables de la cara que
tenemos
pero sí de la cara que
ponemos


domingo, 10 de julio de 2011

HACER UN PARÉNTESIS


Conozco a muchas personas que ríen poco
¿Tu ríes poco?

Y a personas que desperdician la mayor parte de sus años,
es decir de su tiempo, ...de su vida, en un estado de constante preocupación.
Son preocupaciones diversas, algunas muy reales y loables,
otras estúpidas y falsas.

Todas ellas están en la mente.
Sólo, al menos mientras estamos preocupados, ahí habitan.
La mayoría de ellas ni siquiera ocurrirán jamás.

Nos preocupamos porque la mente viaja más rápida que la acción,
se adelanta a los hechos y nos conecta con el futuro,
especialmente con el futuro que no deseamos para intentar protegernos,
mantenernos alerta, ávidos por lo que pueda suceder.
Esto es la preocupación.

Pre-ocupados, es decir todavía no ocupados.
Cuando estamos ocupados en algo, dejamos de estar pre-ocupados.
Por eso la ocupación, la acción, es el mejor remedio para calmar la preocupación.

Una vez leí que en sánscrito el signo con el que se representa la pira funeraria
es el mismo que con el que se representa el concepto preocupación.
¿Será porque una consume a los muertos y la otra a los vivos?

Efectivamente las preocupaciones, especialmente las no justificadas,
provinentes de los miedos tóxicos, te consumen la vida; o al menos
reducen la calidad de la misma.

Y lo peor,
te impiden reír

Los niños de cuatro años se ríen unas trescientas veces al día.
Los adultos no más de quince.
¿Por qué?
¿Quizás las obligaciones que se disfrazan de preocupaciones?
¿O quizás llenar todo el tiempo con actividades que sin embargo no nos llenan?

Está demostrado que la risa nos produce grandes beneficios:
nos estimula, nos da energía positiva, nos mejora el ánimo,
nos hace ser más creativos, tener ideas, nos da salud, ...
Pero la batalla, con frecuencia, la gana las preocupaciones.

¿ Sabes que si
estás preocupado
no puedes
reír ?

William James, el padre de la psicología moderna, se preguntaba si reíamos
porque nos sentíamos felices o si nos sentíamos felices porque reíamos.

Pasamos los días trabajando demasiado y preocupándonos todo el tiempo.
De vez en cuando nos paramos, como tocará en pocos días por la llegada
del período vacacional, y es cuando nos damos cuenta de la vida, de su valor.
De la risa, de su fuerza.
El resto del tiempo, muchas veces sin ni siquiera saber por qué,
vivimos con la sensación de vacío y la risa nos abandona.

El saber hacer un paréntesis,
así le llama Robin Sharma, a las preocupaciones
es ganar calidad de vida y reír más.

Algunas no podrás aparcarlas para siempre, pero aprender a desconectarte
temporalmente es un buen antídoto contra la tristeza y el miedo.
O mejor, si te ves con fuerzas, hazlo al revés, programa sólo pequeños tiempos
de tu día para preocuparte.
Programa en tu agenda una sesión de preocupación.
Aprovecha ese momento consciente para sacar, listar, numerar todos los motivos
por los que tendrías que estar preocupado.
Analízalos !
Obtén conclusiones y después busca respuesta para evitar, suprimir o resolver
las preocupaciones trabajadas.
Tienen derecho a ser resueltas u olvidadas.

Verás que muchas de ellas sólo por el hecho de re-pensarlas con consciencia
plena y con certeza, buscando hechos que las justifiquen dejan de ser preocupaciones,
tendrás que borrarlas de la lista, sintiéndote más libre.

Ahora bien, una vez concluido ese período y apartado las preocupaciones
reales de las que si debes ocuparte,
descubrirás que la mayoría de ellas no son reales,
te darás cuenta que muchas han sido sólo producto
de una imaginación orientada al miedo.
Ese será el momento de dejar los problemas atrás
y dedicar tu tiempo a cosas más productivas
como dar un paseo, leer un bonito libro, escribir o mirar la preciosa cara de tu hij@.

O como voy a hacer yo ahora, mirar el mar con una copa de burbujas
y hacer un brindis por vosotros

deseando que nos riamos mucho más

Y no sólo porque es verano... ¿ o sí ?


sábado, 9 de julio de 2011

SARAMAGUEANDO







La derrota tiene algo positivo:
nunca es definitiva.
En cambio, la victoria
tiene algo negativo:
jamás es definitiva

Saramago

domingo, 3 de julio de 2011

ALEGRÍA

el espejo falso ( Rene Magritte )


A veces ocurren cosas extraordinarias mientras que estamos haciendo algo ordinario.
Pero, ¿hay que esperar que esto ocurra para sentirse bien, especial?
Cada vez estoy más convencido de que en las pequeñas cosas está el verdadero
sentimiento de bienestar, de felicidad.
En ese partido de tenis con amigos, en el paseo por la playa de anoche,
en ese vino que entraba como agua, en la caricia bajo la luz de la luna,
bajo el agua de esa ducha fría y reparadora, mirando los ojos de mi perrita, ...

Ver las cosas cotidianas con mente fresca, nueva, disfrutando el propio hecho de ser
conscientes de su observación ya las hace extraordinarias.

Mucha gente se pierde el verdadero milagro de la vida
porque pasa su tiempo esperando algo grande, perdiéndose la oportunidad
de disfrutar la vida en lo pequeño.

Pequeñas piedras, todas juntas, hacen una montaña.
Si no las recoges y las juntas, te perderás la montaña.

Si haces lo pequeño grande y lleno de alegría, todo será para ti importante.
Si lo rodeas de alegría, vivirás con entusiasmo.

La palabra entusiasmo es de mis preferidas.
Procede de la raíz latina de "dios quiera".
Y es que cuando haces cualquier cosa con entusiasmo se convierte en divino.
Entusiasmo significa "lleno de divinidad".

Y lo mejor, cuando pones alegría y entusiasmo en tu vida
desaparecen todos los miedos e incertidumbres. Creces !
Y lo contagias a los demás...

El miedo también se contagia. Pero el entusiasmo le hace huir.
Al poner entusiasmo en las cosas que haces es como si encendieras una vela
en la oscuridad, se va por si sola.
¿Para qué luchar con la oscuridad ?
¡Enciende la vela!
¿Para qué luchar con el miedo?
¡Enciende el entusiasmo!

El miedo, la ansiedad, el pánico aparecen cuando no disfrutas la vida.
Si la disfrutas se van.
Ríe, baila, haz deporte, ama, ...
El miedo en estos casos siempre desaparece.

Vive con alegría

Elige vivir las cosas con entusiasmo.
Vivirás más.
Y más maravillosa-mente.

Y, cuando el día termine y estés a punto de dormir recuerda todas las cosas más
maravillosas que te han ocurrido. Dormirás mejor. Y estarás mejor preparado
para afrontar un nuevo día.

Recuerda temerte lo mejor
Y te llegará lo mejor...

La vida, como decíamos, está llena de cosas pequeñas
que si consigues impregnarlas de alegría el resultado es extraordinario.

NO SUBESTIMES
LA FUERZA DE LA ALEGRÍA


viernes, 1 de julio de 2011

LECCIÓN QUIJOTESCA


DE: Don Quijote de La mancha

A: Sancho Panza


« Hoy es el día más hermoso de nuestra vida,

por eso quiero compartir contigo, querido Sancho,

que los obstáculos más grandes

son nuestras propias indecisiones;

que nuestro enemigo más fuerte

es el miedo al poderoso y a nosotros mismos;

que la cosa más fácil

es equivocarnos;

y que las más destructivas

son la mentira y el egoísmo;

que la peor derrota es el desaliento;

y que los defectos más peligrosos

son la soberbia y el rencor;

que las sensaciones más gratas

son la buena conciencia y

el esfuerzo para ser mejores sin ser perfectos,

y lo mejor es la disposición

para hacer el bien

y para combatir la injusticia

donde quiera que esté »