lunes, 31 de octubre de 2011

HAPPY HALLOWENN



"Si no viví más,
es porque no me dio tiempo”

Marqués de Sade

Acertado epitafio.
Quizás hoy nos debe recordar que

Vivir
es
consumir tiempo

domingo, 30 de octubre de 2011

DOS PREGUNTAS MÁGICAS


Hemos levantado la estatua de la libertad
sin haber construido primero la de la responsabilidad

Victor Frankl

Nos guste o no,
somos co-creadores
de nuestra PROPIA realidad

También en esa creación participan elementos externos a nosotros
pero identificarlos, actuar sobre ellos en la medida que podemos y, sobre todo,
valorarlos e interpretarlos de una forma u otra
es la mayor de las responsabilidades
que como personas debemos asumir.
Y también la mayor de las libertades.

El ser humano es libre porque tiene la capacidad de elegir la interpretación
de todos los hechos que les sucede y actuar sobre ellos.
El problema es que con frecuencia no lo hace. Se deja llevar...
Y, a lo peor, ni pone consciencia en ello.
Y, a lo mucho peor, utiliza el poder del lenguaje para mantener o agrandar
el hecho que no desea.

Cada vez que nos enfrentamos a una circunstancia adversa
tenemos el deber de hacernos dos planteamientos esenciales,
DOS PREGUNTAS MÁGICAS:

1.- ¿Qué es lo que no estamos aceptando de esta adversidad?
2.- ¿Qué si puedo hacer a pesar de lo que me está ocurriendo?

Te ayudará a huir del victimismo y pasar a la acción.
Y a asumir responsabilidad.

Este cambio de mentalidad es el verdadero motor de la transformación.
Es el paso de la esclavitud por lo incontrolable a la libertad del control emocional.

Es el regalo
del ser consciente



domingo, 23 de octubre de 2011

EL CAMELLO

Camello, visto por Pablo Picasso


Un experto nómada mercader atravesaba el desierto
junto a su hijo adolescente que le acompañaba por primera vez
y una manada de camellos.
Al caer la noche decidieron acampar junto a un maravilloso oasis.

Una vez habían levantado la tienda en la que dormirían,
se dispusieron a atar a los camellos con cuerdas y estacas.
Al cabo de un rato el joven se dio cuenta de que tenía un problema:
le faltaba una cuerda y una estaca para poder atar a todos.
¿Se quedaría uno sin atar?

“ ¿Cómo atamos este camello? “ Preguntó inquieto a su padre.

Y el mercader, que llevaba muchos años recorriendo desiertos,
le contestó sonriendo:

“ No te preocupes hijo. Haz como si le ataras.
Házle ver que le pasas una cuerda por el cuello
y luego simula que la atas a una estaca.
Así permanecerá quieto toda la noche”.

Eso es lo que hizo el chaval.
El camello se quedó inmóvil toda la noche,
convencido de que estaba atado y de que no podría moverse de allí.

A la mañana siguiente, al levantar el campamento
y prepararse para iniciar el viaje de nuevo,
el joven se dio cuenta de que todos los camellos le seguían
excepto el no habían atado.
Le sorprendió mucho. Por lo que sin dudar, preguntó a su padre:

“ No sé que le pasa a este camello. No se mueve. Parece inmovilizado ”.

A lo que el mercader, con una sonrisa replicó:

“ No te enfades hijo, el camello cree que todavía está atado por eso no se mueve.
Anda ve y házle como si le desataras, y verás como se levanta y corre”.


Sí, es un cuento...
Basado en algo que sabemos se utiliza para la doma y adiestramiento animal,
y que se conoce en etología con el nombre de

impotencia aprendida

En teoría las personas deberíamos librarnos de este fenómeno porque
tenemos la capacidad de darnos cuenta de aquello que nos ata de verdad,
necesario, elegido y distinguirlo de lo que no.

Pero... ¿siempre estamos lo suficientemente atentos para darnos cuenta?

Más bien, al no poner consciencia en algunos hechos,
nos mantenemos atados a algunas cuerdas, que parecieran reales,
y que nos tienen presos, sometidos, víctimas de nuestra propia imaginación.
Y lo peor, en ocasiones, del pensamiento único. Del dogma de fe.

¿Qué nos estaremos perdiendo si nos dejamos llevar por el fenómeno de impotencia?

Que poder tiene cuestionarse con frecuencia el status quo, el establishment.
Lo vivido. Lo que está pasando. Lo que crees como único.
Status quo que viene de la raíz etimológica: “ estado actual “.
Por lo tanto, que puede cambiar a otro estado si se le provoca.
Si ejerces el poder del reto.
O quedarse igual, pero habiendo sido cuestionado.

Si creemos que un determinado sistema es como es
y que no puede cambiar, no cambiará.
El simple planteamiento ya lo pone en tela de juicio y te da el permiso para el cambio.
Te permite revisar constantemente tus creencias,
que no son más que tus propias disposiciones mentales
con las que convives todos los días y que generan tu actitud ante todo.
Al no revisarlas te estás incapacitando para otro tipo de vida.
Para otros hechos. Para estar abierto a nuevas experiencias.
Te quedas con la idea de que la vida que llevas es la única posible.
Y no es real !!!


Resistirse al cambio
es ir contra la fluidez de la vida

decía Tolstói.

Cambiando el refrán,
cuestionando el dicho popular, prefiero quedarme con que...

más vale bueno por conocer
que malo conocido


ECONOMÍA INFELIZ




Hemos creado un sistema
que nos persuade
para gastar el dinero que no tenemos,
en cosas que no necesitamos,
para crear impresiones que no durarán,
en personas a las que no importamos,
ni nos importan

Emile Henri Gauvreay
Periodista canadiense

domingo, 16 de octubre de 2011

LIFE is LOVE

La vida es amor.
La vida es un corto paseo.
Es experiencia, no teoría
No necesita de explicación.
No tiene explicación: ¿Cómo le enseñarías a un pez lo que es el mar?
No es una pregunta, no una adivinanza: no tratéis de resolverla.
Hay que convertirse en su huésped. Ser su invitado.
Está para ser vivida, gozada.
No es un misterio; ...o sí.
Puedes fundirte en ella.
Dejarte llevar o echar el ancla.
La vida son momentos. Instantes dulces y amargos.
Esfuerzo y descanso. Aprender y vaciar.
Es estar arriba, mirar abajo; estar abajo, mirar arriba.
La vida es lenguaje.
A veces superficial, corriente, insustancial.
Y a veces grande, elevada, excitante, profunda.
La vida es impulso. Acción. Ilusión.
Atrévete a vivirla.

LIFE is LOVE



miércoles, 12 de octubre de 2011

MOSQUITO




Si piensas
que eres demasiado pequeño
para tener un impacto,
prueba a irte a la cama
con un mosquito

Anita Roddick

domingo, 9 de octubre de 2011

JUAN SIN MIEDO


Ilustración del cuento original de Juan Sin Miedo
Ilustración de Amaya de la Hoz
http://magiaytinta.blogspot.com

Érase una vez un matrimonio de leñadores que tenían dos hijos.
Pedro, el mayor, era un chico muy miedoso.
Toda su vida la dedico ha estar en casa con sus papás.
Cualquier ruido le sobresaltaba. Vivía alerta.
Las noches para él eran momentos de terror.
Nunca se pudo enamorar.
Nunca pudo viajar.
Nunca pudo soñar.

El segundo hijo no tenía miedo a nada.
No lo conocía.
La gente le llamaba Juan sin miedo.
Decidió vivir su vida llena de aventuras.
Se enamoró y se casó con una princesa.
Él, para nada parecido a su hermano, quería conocer el miedo.
Nunca se asustaba.
Vivió peligros.
Y nunca sintió miedo.


El texto es una versión libre del cuento de Juan sin miedo
que probablemente te habrán contado alguna vez cuando eras pequeño,
precisamente para enseñarte que no debes vivir sin miedo porque sino serás
un inconsciente y estarás expuesto a muchos peligros.

Nacemos con un sistema biológico preparado para generar la emoción del miedo.
Es natural, nos ayuda a estar alerta ante situaciones de peligro.
Es una manera vital de protegernos.
Pero ojo: sólo es necesario tenerlo activado cuando estamos en peligro !!!

Sin embargo, nos educan a/para vivir con miedo.
Para usar otro tipo de miedo, el que nace de vivir la vida en alerta permanente.
A la defensiva. Bajo el caparazón.
Porque si no vendrá "el coco” o “el hombre del saco".

No nos enseñan para responder con miedo cuando sea necesario,
sino para usarlo como un sentimiento de respuesta a algo imaginado.
Como un producto de nuestra propia fantasía
pero bajo el poder de un sentimiento real.

El miedo tóxico, innecesario, el que persiste siempre ante ciertas experiencias,
sólo nos ayuda a no hacer.
Nos paralizar. No permitirá el cambio.
Nos aleja del amor. De lo que deseamos.
Es el principal motor de las pre-ocupaciones.

Las personas realmente no tenemos miedo al cambio,
sino a ser cambiadas.

Atendamos a la sentencia que nos dejó Herman Hess:

“ cuando temes a alguien o a algo
es porque le has concedido
poder sobre TI “

Estas reflexiones me vienen en un fin de semana en el que acaba de ser
estrenada la nueva película de Juan Carlos Fresnadillo, Intruders
No me atrevo a recomendarla, pero sí su tesis: el miedo es un sentimiento real
basado en una fantasía.

Y es que para quien tiene miedo todo son ruidos, ...dice un viejo refrán.

Míralo así:

MIEDO
será la forma más potente de
ESCLAVITUD
a la que puedes ser sometido en tu
vida

Y además será provocada por ti mismo.
Es el miedo a perder, lo que te hará perder, incluso sin intentarlo.

VIVE SIN MIEDO
porque así
AMARÁS SIN MIEDO

todo aquello por la que tienes interés:
el trabajo, los hijos, el amor, la realidad aceptada, el día a día, ...



domingo, 2 de octubre de 2011

DOS FUERZAS: VOLUNTAD&RESPONSABILIDAD



Me encuentro a menudo en diferentes foros hablando sobre
responsabilidad.

Múltiples definiciones, puntos de vista, asociaciones a otros valores, ...

En mi opinión, se debería entender como la capacidad humana que nos
hace prever, conocer, hacer y aceptar las consecuencias de nuestras decisiones.
Ser responsable es ser consciente de lo que aceptamos y asumir las consecuencias
de nuestras decisiones.

Pero la responsabilidad, en mi opinión, es un valor que va más allá.

Ser responsable es ser libre

Ya que la responsabilidad es la actitud que dirige nuestros actos conscientes.
Y si son conscientes, al menos teóricamente, es porque podemos elegirlos.
Esto nos hace libres.

Pero esta moneda tiene también la otra cara:
nos obliga a dejar de ser cómplices
de nuestros propios estados de victimismo consciente.
Es decir, el culpar a otros de nuestras propias circunstancias.

La responsabilidad está cerca de la voluntad.
Vive alojada en ella.
Voluntad es determinación. Y determinar es elegir. Moverte en el camino de algo.
También la voluntad es la capacidad para decidir,
para elegir entre diferentes alternativas.

Como su hermana la responsabilidad, la voluntad es
una capacidad que nace del consciente;
a diferencia del instinto, del acto reflejo, de la actuación no consciente, del hábito, ...
que provienen de nuestro lado más animal.

Tener voluntad y actuar con responsabilidad es ser el artífice de tu vida.
Llevar el timón. Dirigirla.

Ambas capacidades se acentúan con el entusiasmo;
energía que las enciende,
que aviva el deseo, que resta fuerza al esfuerzo.
Con entusiasmo somos más voluntariosos. Asumimos más responsabilidades.

La voluntad es la medicina para el desánimo.
Si tienes voluntad, no te paras. Buscas el objetivo. Creas alternativas. Llegas a la meta.

Un término cercano a la voluntad es la capacidad para insistir.
Perseguir. Luchar. Repetir. Perseverar.
Es necesario para vencer. A pesar de fallar, insistir te ayuda a llegar.

La voluntad te pone en acción.
Acción que tiene su sentido si la asumes con responsabilidad.
Te ayuda a no ser débil.

Voluntad y responsabilidad
nos abren nuestros sentidos, nos hacen ser más conscientes de lo que deseamos,
nos mueven desde dentro, nos hacen ser más creativos, nos llegan más ideas,
más posibilidades, más alternativas donde elegir, para actuar.

Ambas capacidades generan la habilidad de las personas
para hacernos cargo de nuestras acciones.
No están asociadas a culpabilidad.

Estas dos capacidades distinguen a dos tipos de personas:

las que hacen
que las cosas pasen
y las que esperan que pasen

Conócete más y decide a cual de los dos tipos de personas quieres pertenecer.