domingo, 13 de mayo de 2012

MANIFIESTO


Queda prohibido
no hacer las cosas que deseas;
no sentir alegría,
y no compartirla con los demás;
no vivir contigo mismo,
y tener miedo a la vida.

Y, sobre todo, queda prohibido
no vivir cada día
como si fuera el primero