domingo, 29 de julio de 2012

LAS CIRCUNSTANCIAS


...vivir de las excusas,
asentase en la comodidad,
tener miedo a perder, a errar,
no aceptar la vida responsablemente,
hablar usando con exceso las
oraciones subordinadas adversativas,
utilizar el condicional,
darle cuartel a la pereza, ...

¿es sólo una cuestión de
LENGUAJE?





Somos lenguaje.
Depende cómo nos decimos las cosas y se las decimos a los demás,
nos alejamos o acercamos al éxito.
Entendiendo por éxito el vivir la vida luchando por lo que nos gusta,
persiguiendo nuestro interés; conducida por nosotros, eligiendo.

Si dices por ejemplo: "estaría bien si .... , pero ..."
estás utilizando una frase subordinada adversativa
que cancela la acción. Te inmoviliza y además te justifica.
No sólo no haces, si no que has encontrado la excusa perfecta para NO intentarlo.
Dejas de responsabilizarte por ello y entras en un estado ficticio de comodidad.
Así ya no te equivocarás, obviamente porque no haces nada,
ni tendrás miedo a la incertidumbre que proporciona intentar algo nuevo,
ni a los costes del fracaso.
Y terminarás diciéndote: "Ya lo haré después del verano cuando ..."
Es decir, usando el condicional postergativo.

Conozco a mucha gente que viven su vida profesional o personal,
en CONDICIONAL ,
inconscientes de la importancia que esto supone para vivir una vida plena
y, a lo peor, dejándola en manos de otros o del azar, al que le llaman

"las circunstancias"



No hay comentarios: