sábado, 1 de septiembre de 2012

MOMENTOS




" Si vuelvo la vista atrás
sólo puedo encontrar unos cuantos
momentos
en mi vida en los que estuve
realmente VIVO,
los viví encendido"

Bertrand Russell







¿Puedes recordar cuántos momentos de tu vida has vivido encendido?
¿Son pocos? ¿Son muchos? ¿Los viviste conscientemente?

Soñamos con estos momentos, los imaginamos, los deseamos, los esperamos, ...
Y cuando ocurren, son un milagro.
...Pero, poco a poco, con frecuencia el milagro suele desaparecer
y el momento mágico, se convierte en rutina.

Fueron y ya no son. Es pasado.

Pasado provocador de aburrimiento y generador de rutina.
Borrador de milagros.
El aburrimiento nace de ser conscientes de la repetición.
Nace de lo vivido ya, en el pasado.
La mente no está limpia. No busca. Y no encuentra salir de la repetición.

El aburrimiento se alimenta de una mente ansiosa,
de pensamientos repetitivos, de lenguaje tóxico.
Por ello, el resto de los animales no pueden aburrirse.
Porque no pueden recordar el pasado.
El pasado no les interesa. Solo el Aquí y Ahora.
Una vaca no se aburre de comer todos los días la hierba del prado.
Siente siempre la misma alegría por hacerlo.
Y nunca es la misma hierba.

Nosotros, las personas, buscamos nuevos momentos continuamente.
Los deseamos. Nuestra mente es buscadora.
No nos gusta comer cada día la misma hierba. Nos aburrimos.

Sin embargo, lo curioso es que desayunamos lo mismo, vamos a la misma oficina,
nos vemos con las mismas personas, mantenemos los mismos amigos,
vivimos en la misma casa, tenemos la misma pareja, ...
En realidad estamos rodeados de rutinas. Necesarias, quizás sí, pero rutinas.
La mente está en búsqueda continúa, deseando, y nosotros nos rodeamos de rutina.

¿Coherencia biólogica?
¿Cómo conseguir compaginar la rutina necesaria con la búsqueda continua?
¿Cómo combinar lo que se ES con el DESEO de SER ?

En mi opinión,
el camino está en APRENDER a VIVIR
de una forma más
consciente
cada momento vivido.

Ver diferente lo mismo.
Sentir el momento. Hacerlo único.

En palabras de Marcel Proust,

"No se trata de encontrar
una nueva tierra cada día,
sino de observar y vivir
tu tierra de forma diferente"

No se trata de cambiar cada situación siempre.
Sino de ser consciente porque cuando somos conscientes somos capaces de vivir
cada momento como diferente, como único, como nuevo.

Sólo tienes dos opciones para escapar del aburrimiento rutinario:
O bien no te preguntes el sentido de las cosas y así no vivirás la repetición,
conseguirás una mente libre de "deseo", de engaño perceptivo, de ansia;
o bien ser consciente de que en cada momento repetido puedes ver y vivir algo nuevo.
Lo segundo es más fácil. Lo primero es más mágico.
Lo primero es más libre. Lo segundo te libera.
Recuerda no vivir dormido,
poner la consciencia para que puedas descubrir en cada momento lo nuevo,
una y otra vez ...

Para una mente aburrida todo es viejo.
Para una mente viva, todo es nuevo.
Una mente viva, FLUYE
Una mente viva, AMA

Heráclito dijo que no puedes bañarte dos veces en el mismo río,
porque nunca es el mismo.
Verlo o no como el mismo río sólo está en ti.

Tú tampoco eres el mismo. Todo está cambiando siempre.

Hoy empieza un nuevo curso.
Hoy empieza un nuevo mes.
Hoy empieza de nuevo la rutina del trabajo diario después de un verano de
paréntesis.
Todo parecería rutinario, pero NO LO ES.
Todo parecería igual, pero NO LO ES.
TODO ES NUEVO

Se trata de seguir siempre, con todo, con todos, contigo mismo,

SORPRENDIENDOTE !!!

En ello estoy ...


1 comentario:

Anónimo dijo...

Y nunca dejaras de hacerlo....eres excepcional.