domingo, 13 de enero de 2013

ESTO NO ES UNA PIPA


“Esto no es un pipa"
Rene Magritte


Quizás uno de los cuadros más famosos de Rene Magritte es el conocido con el nombre de
“Esto no es una pipa”
Magritte NO MENTÍA.
Es sólo un lienzo con la imagen de una pipa.  Pura percepción.

Y es que las cosas no son como son, sino como las percibimos.
La percepción crea la realidad.
Por eso entramos con frecuencia en conflicto con otras personas cuando ante una misma situación
cada uno la percibe de una manera diferente.
Creamos realidades diferentes ante un mismo hecho. Lo observamos desde ángulos distintos.
Y, sobre todo, lo que creamos es una opinión diferente de un hecho o situación vivida dependiendo
de nuestras propias creencias o paradigmas.

Así lo dijo T. Khun:

Cuando los paradigmas cambian, 
tu mundo 
cambia con ellos.

¡Que bien!
¿Podemos construir "nuestro mundo" poniendo consciencia y eligiendo las creencias que nos
gustaría para ello?

¿Y si ...

1) Pudiéramos empezar a liberarnos de muchos de nuestros problemas más cotidianos?
2) Estuviéramos dispuestos a aceptar que para que un problema se transforme es necesario que antes se
produzca un cambio en cómo tu mente lo interpreta?

Poner ATENCIÓN en cómo lo ha creado para desde ahí modificar su creación;
es decir, empezar a percibirlo desde otro lado.


Epicteto nos dijo:

“Los hombres son frecuentemente agitados y asaltados, 
no por males reales, sino por las opiniones 
que ellos mismos tienen de las cosas”.

Y es que ...

TODO ES PERCEPCIÓN 
Y CUANDA ESTA CAMBIA
EL MUNDO CAMBIA

Manejamos paradigmas obsoletos, tanto en nuestra vida profesional, en el mundo de las empresas,
de las organizaciones, como en la gestión de nuestra propia vida.

La buena notica es que las creencias que configuran paradigmas de lo observado son sólo
esquemas mentales disponibles para ser cambiados.
Nacen de la forma que tenemos de percibir el entorno.
No son verdades para siempre.
Son, tan sólo, una disposición mental ante cualquier hecho.
Se crean y se apoyan de nuestras experiencias pasadas y de la generación de conocimiento de las
mismas.

R.L. Stevenson comentó:

“Nuestra noción más elaborada no es más que una impresión”

Existen paradigmas sociales, que pertenecen a civilizaciones, culturas o sociedades en su conjunto.
Y paradigmas individuales. Propios de cada uno de nosotros.
En ambos casos son una forma de percibir la realidad.

Y, aquí viene lo más importante, nuestros paradigmas son los responsables de cómo tomamos nuestras decisiones.
Aquí sí nos jugamos mucho porque vivir es elegir. Y al elegir vamos creando nuestra vida.
Nuestra vida es el producto final de todas nuestras elecciones.

Objetivo: percibir la realidad de una manera que nos sea ventajosa.
Y desde ahí, generar creencias positivas que nos ayuden a ser más fuertes, a vivir más felices,
a no sufrir, a determinar el camino, ...

Las personas avanzan cuando sus paradigmas avanzan.
Las sociedades avanzan cuando sus paradigmas avanzan.
De no ser así la tierra todavía sería plana.

¿Estás dispuesto a cuestionar tus paradigmas?
¿Te das permiso de cambiar aquellas creencias que no te son válidas?
¿Te permites cambiar la forma en la que percibes un determinado hecho?
¿Qué tal si construyes en tu mente un nuevo mapa mental de la realidad que no te es válida?

Responder afirmativamente o no a estas preguntas es sólo

UNA ELECCIÓN TUYA




No hay comentarios: