viernes, 29 de marzo de 2013

¿Y si no renuncias a la vida?




¿Y si no renuncias a la vida?
¿Y si gozas de todo lo que te produce placer?
¿Y si gozas de lo más cercano que amas? De lo cotidiano.
¿Y si no renuncias a la belleza de la naturaleza, ni al hecho de existir, al simple hecho de estar vivo?
¿Y si no renuncias a esa mirada que se cruzó, ni al olor del mar, ... ?
¿Y si cada momento que vives formara parte de tu paraíso?
¿Y si todo lo que te acontece fuera un milagro?

¿Y si renuncias a las tonterías que cada día te paralizan?
¿Y si renuncias a las relaciones insensatas que te perjudican?
¿Y si renuncias a la basura que rodea lo bello de la naturaleza?
¿Y si renuncias a los trabajos que no satisfacen tu hacer, ni tu ser?
¿Y si renuncias a los lugares que te impiden crecer?
¿Y si renuncias a todo aquello que te aleja de tu paraíso?


¿Y si eliges?

En realidad elegir, el poder que nos da la mayor libertad a las personas,
es no tener que renunciar a lo que necesitas, a lo que amas, a lo que te hace bien, ...
Y por otra parte permitirte borrar en tu vida lo que te perjudica, lo que no te ayuda, lo que te para.
Soltar y atraer con consciencia, con entendimiento. Con lucidez.
Este es el gran secreto !!!

Pero en el camino de elegir no sufras con ello.
Deja las principales elecciones en la mano del amor. Elige con corazón.
Pregúntate si algo tiene o no corazón a la hora de elegir.
Elige en el camino del corazón y no te equivocarás nunca; ... o casi nunca.

No es necesario sufrir cuando eliges.
Aunque cuando algo no es válido no siempre cae por si sólo.
En muchas ocasiones necesita esfuerzos.

Imagínate que llevas piedras en la mano creyendo que son diamantes.
Y pasa el tiempo. Y descubres que sólo son piedras, no diamantes.
No sufras por ello. No las tires todavía si no quieres.
Limítate a observar sabiendo que son piedras. Y manténte alerta. Consciente.
Verás como si quieres seguir llevándolas en tu mano no puedes
porque en ese caso sí necesitarías un gran esfuerzo, mucha voluntad.
Ellas solas se caerán porque una vez descubiertas ya no se sentirán válidas en tu mano.
No eran diamantes, eran sólo piedras.
Y lo mejor, cuando tus manos queden vacías, podrás buscar tu auténtico tesoro.

Vaciar para llenar. Soltar para tener.
Elegir es vaciar y atraer. Decidir con qué llenar tu vida.
Esta es tu más preciada libertad.

Recuerda que ...

NO SIEMPRE PODRÁS ELEGIR 
LA MÚSICA QUE TU VIDA TE TOCA,
PERO
SÍ PODRÁS ELEGIR 
CÓMO, CUÁNDO, CON QUIÉN, ...
BAILARLA




No hay comentarios: