domingo, 28 de abril de 2013

Un aprendizaje milagroso: la capacidad de elegir



Todos estamos afectando a la realidad que observamos con nuestras propias interpretaciones,
con nuestro hacer, y con nuestras decisiones cotidianas.
Somos los responsables de nuestro destino.
Somos lo que decidimos, somos lo que hacemos.

Es frecuente encontrar personas que dicen cosas como estas:

“Esto te ha pasado porque te tenía que pasar”
“La vida ya ha decidido por ti”
“Era mi destino”
“La vida te da lo que mereces”
“Todo es vida y es ella la que decide”
“Todo ocurre porque tiene que ocurrir"

...y un largo etcétera...

Algunas personas a esto le llaman espiritualidad. Alguien superior decide por nosotros.
¡Que error!

Quizás no se paran a pensar que la verdadera espiritualidad nace de la posibilidad de que la
realidad no existe independiente de la conciencia que la observa, sino como una relación íntima
entre el observador y lo observado.
La realidad es subjetiva.

La física cuántica, aunque antes ya lo había dicho la filosofía oriental,
ha demostrado que no es posible observar la realidad sin influir en ella. Es el fenómeno de la percepción.
Esto si que es una conclusión científica y a la vez muy espiritual.
Ya nos lo había comentado también Heisenberg con su Principio de Incertidumbre.

Todos creamos nuestra realidad al decidir sobre ella. Al actuar sobre ella.
Como “observadores” de nuestro mundo lo estamos creando a la vez.
Nada está decidido de antemano.
Diferente es que, en el día a día, con frecuencia, al no actuar ni decidir con consciencia,
parecería que no influimos en el suceder de los acontecimientos.

Sin observador no hay realidad.
La teoría del biocentrismo lo explica muy bien.
Vivimos y observamos; al observar interpretamos; interpretamos desde nuestras creencias y experiencias,
desde nuestro conocimiento, y así desarrollamos expectativas sobre el devenir,
desde ahí predecimos el futuro.

En otras palabras, somos creadores y a la vez parte de todo lo que experimentamos.

Para entender este punto desde las enseñanzas de la física cuántica,
empecemos comprendiendo que la materia se expresa siempre en dos estados diferentes:

PARTÍCULA 
ONDA DE PROBABILIDAD

...y los dos a la vez.

La física cuántica nos enseña que la realidad es tan aleatoria que se limita a predecir probabilidad
de sucesos, múltiples realidades están potencialmente por suceder en cada momento de nuestra vida.
Por eso nada es cierto.
Por eso lo normal para la vida es la incertidumbre.
De la que tanto huimos, pero no podemos escapar. Estar vivo es el vivir bajo lo incierto.
Y tantas personas buscando la seguridad, un futuro seguro, ...
¡QUE ESTÚPIDA ILUSIÓN! (= de ilusionismo, no de energía positiva).

Sigamos comprendiendo....
La física nos enseña que una onda es una vibración que se expande en una determinada amplitud de frecuencia.
Y que toda materia, aún sólida, lleva asociada una función de onda. Es decir, vibra.
Aunque no sea apreciable por nuestros sentidos.
Y, lo mejor, aún vibrando, al mismo tiempo se comporta como una partícula estática.
Es entonces, en su forma de partícula, cuando nosotros la asociamos a una cosa conocida.
La materia se nos hace más fácil de comprender en su estado de partícula que de onda.

Partícula estática y onda vibrando, pudiendo ser diferentes cosas a la vez.
Que concepto tan místico porque podríamos decir bajo las teorías de la física cuántica que
el universo material es esencialmente no material. Curioso.
Porque sabemos también que las partículas son energía, por lo tanto el universo, y esto nos incluye, sería todo energía.

Otra curiosidad de la física cuántica es que en el espacio cuántico no hay distancia, todo se superpone.
Es la llamada conciencia cuántica. Todo en el todo. Todo es uno.
De la que ya había hablado Buda, sin ser experto en física, cuando nos decía:

“ No existe ninguna cosa 
que sea una cosa
porque todo es una 

Las explicaciones de los físicos cuánticos no son simples teorías, sino experiencias
contrastadas con la matemática, la física, la biología, ...
De hecho se le llama a la física cuántica, la ciencia de la ciencias.

Pero lo mejor es que tanto los verdaderos místicos espiritualistas, como los físicos expertos en cuántica,
nos enseñan que la conciencia es creativa.
No en un sentido poetico, sino literal de la palabra.
Este es el gran secreto.
Con esto me quedo...

Consciencia que además está conectada con una consciencia inteligente superior
porque según la física cuántica no existe el tiempo ni el espacio.
A la que Russell llamaba “cerebro global”, y Jung “inconsciente colectivo”,
o “campo A” le llaman los científicos cuánticos actuales.
Una inteligencia infinitamente superior. La que nos hace a todos ser uno.

El  aprendizaje milagroso
que más me enseña de todo esto es que
al observar la realidad conscientemente nos damos la posibilidad de participar en la creación de la misma.
Simplemente ELIGIENDO
sobre un abanico múltiple de posibles realidades, (NADA DUAL), que, si me lo permites,
te diré que todavía están vibrando, que no se ha comportado como partícula.
Que en nuestra mano está el elegir nuestra realidad futura.
Podemos vivir el presente (partícula) y crear nuestro destino (onda de probabilidad).

TÚ DECIDES SOBRE CÓMO INTERPRETAR TU REALIDAD,
SOBRE CÓMO OBSERVARLA,
Y DESDE AHÍ CREARÁS TU FUTURO.

¡DE TI DEPENDE!

¿Vas a dejar tu vida en manos de tus creencias producto del pasado vivido?
¿O de tus experiencias pasadas que ya no existen?
¿O de tu mente controladora que se cree segura, que busca seguridad y certeza?
...

Ojo, porque desde ahí...

CREAS TU VIDA



Vivir es elegir, decíamos en Basicoterapia hace ya unos años...





domingo, 21 de abril de 2013

Amar, sinónimo de libertad

El árbol de corazones encendidos


El solista de flauta sabe disfrutar con su flauta. No necesita a nadie más para ello...
Pero si un día se encuentra con un chello, juntos podrán disfrutar tocando,
creando armonía en el concierto de la vida.
Cada uno de ellos derramará su riqueza en el otro músico. Y se empaparán de lo que pueden intercambiar.
De todo lo que les une.
Igual preparan sus obras por separado y las interpretan que dan conciertos juntos.
En ambos casos les gusta sus instrumentos cuando suenan juntos y cuando suenan separados.

Es igual en el amor.
Los verdaderos amantes saben como interpretar su vida como solistas y también como armonizarla
cuando el concierto es compartido. Disfrutan en ambos casos.

Una verdad existencial nos enseña que sólo aquellas personas que son capaces de ser felices en soledad,
son capaces de amar con total intensidad.
Son personas capaces de vivir la vida con libertad, respetando su hacer, sin depender,
sin el ánimo de querer poseer a ninguna otra persona, sin ser esclavos del apego, ...
Amor es la libertad en su estado pleno.

Cuando amas sin sentido de posesión haces que la otra persona viva el amor con más autenticidad, más feliz,
y además te estás regalando ser feliz a ti mismo tanto por si el otro desea compartir su tiempo, su vida, contigo
como si un día decide decirte adiós.
En cualquier caso, sabrás que no fue esa persona quien te dio la felicidad, sino tú mismo mientras estabas con ella.
No te pueden arrebatar lo que no depende de otros.
El verdadero amor sólo depende de ti.

Ya lo dice Sting en su famosa canción:

“Free, free, set them free"

Amar con mente controladora es cambiar amor por temor.
No permitir la libertad es vivir bajo ausencia de amor.
Y en el temor hay oscuridad, no hay luz. No suena el instrumento. No se puede apreciar el concierto.

El amor es libre porque el amor no es una relación.
Y no vive del pasado. De las memorias que ya no tienen sentido.
Y no vive del futuro, de las ilusiones que sucederán o no.

Un día Picasso estaba pintando uno de sus cuadros y un crítico que estaba cerca de él le preguntó:

“ Ha pintado cientos de cuadros, pero cuál es su mejor cuadro”
Picasso contestó:  “Este que estoy pintando ahora mismo”
“¿Este? ¿Y que me dice de los que pintó antes?”, añadió el crítico.
A lo que Picasso replicó: “ Todos ellos están contenidos en este”

Hoy, ahora, ...nada más hay. Este es el cuadro del momento.
El amor verdadero desconoce el punto y final.
Para el amor verdadero la luna de miel no acaba nunca. Vive en el continuum.

Para el amor es mucho mejor relacionarse que la relación.
La relación empieza y puede acabar. Relacionarse no.
Relacionarse es mirar cada mañana el rostro de tu pareja y sentir las diferencias con el día anterior.
Vivir el cambio, el crecimiento, el camino andado tanto juntos como por separado.
El seguir buscándose, investigándose, curioseando, ...

Deberíamos cambiar el "ya le conozco” o “ya sé como es”, 
por  "ES UN MISTERIO QUE SIGO DESCUBRIENDO".

En esos casos el AMOR sería una

AVENTURA CONSTANTE




domingo, 14 de abril de 2013

Las seis etapas de una pérdida


Si tu vela se apaga,
¿por qué esperar que otro la encienda?


Te pase lo que te esté pasando en este momento, es lo que tu vida necesita.
No es resignación, es aceptación y comprensión de que hemos llegado a esto que nos ocurre por algo.
¿Y por qué podemos estar tan seguros de que es así?
Muy obvio: porque si no fuese así estarías en medio de otra situación.
Lo estarías viviendo de otra forma
Nuestro ego no lo acepta, pero es porque se alimenta de la fantasía. 
De lo que le gustaría que pasara, no de lo que realmente le pasa.

La buena notica: 
No resignarnos, pero sí aceptarlo y comprenderlo nos acerca a encontrar nuevas soluciones, 
si es que no nos gusta la situación que estamos viviendo,
y también nos acerca a aprender de lo sucedido, de lo que en cada momento ocurre
para así mejorar, crecer, hacemos más fuertes.

Cuando perdemos algo que queríamos con locura, que creíamos nuestro, que valorábamos, 
que sentíamos como un “tesoro” que nos pertenecía, siempre nos sentimos tristes.
Pero nada nos pertenece. 
La tristeza es la emoción que representa el sentido de pérdida.
Es una emoción para ser vivida. Como la alegría, también necesaria.
Bienvenida la tristeza cuando no se vive como queja, sino como un estado temporal de nuevas enseñanzas.
Tristeza recibida con gratitud. Como un estado emocional sanador.
Tristeza vivida desde la humildad, para aceptar los cambios necesarios. 
Para recibir lo nuevo.
Para evitar el apego.
Para prepararnos a cambiar sin el sentimiento de frustración.

Todos vivimos estados de pérdida.
A veces, más que lo perdido en sí, el sufrimiento nos lo crea la sensación de pertenencia que teníamos y mantenemos, 
el sentir que algo ya no será mío. Pero en realidad es una ilusión, porque nunca nada lo fue.
La repetición mental de esa ilusión, de forma continua, sin darle tregua,
masticándolo mentalmente sin parar, nos aleja de la capacidad de sufrir por ello.

Esto me recuerda un cuento que dice así:

Érase una vez una hombre que había perdido un diamante.
Y por ello cayó en una gran desesperación.
Se sentía apenado por tan mala suerte.

Apenas recuperó un poco el ánimo,
acudió a visitar a magos, científicos, videntes, adivinadores, ...
pidiéndoles ayuda para poder recuperar su joya.

Nadie le dio una señal de cómo hacerlo.

Un día, un sabio, le dio el siguiente consejo:

" Te diré como puedes recuperar tu diamante,
pero antes tendrás que encontrar y traer a mi presencia
una persona que nunca haya perdido nada “

El hombre buscó durante años pero todas la personas con la que hablaba habían perdido algo.

A su vuelta, diez años después, el sabio le preguntó por su diamante.
A lo que aquella persona contestó:
" Ya no pienso en él.
He conocido tanta gente que ya no sufre, 
aún habiendo tenido pérdidas mayores a la mía,
que hace tiempo que ya no necesito el diamante “.


Así es. Lo aceptó. 
Como esas personas que se iba encontrando por el camino y que ya no sufrían por sus pérdidas.

Y es que toda pérdida que sufrimos se convierte en un duelo. 
Grande o pequeño, dependiendo del valor que le asignemos, de la fuerza que le concedamos.
Y dependiendo de la capacidad que tengamos de perdonarnos, de perdonar, 
de avanzar o de permanecer en el lloro del propio duelo.

Toda pérdida, mayor o menor, pasa habitualmente por seis etapas, que son necesarias reconocer,
para vivirlas, para concederles su espacio y su tiempo. 

Estas son:

NEGACIÓN

Así empieza todo. No aceptando la nueva situación. Negándose a comprender que es lo que te ocurre.
No se asume y se piensa que se está viviendo un mal sueño. 
Se niegan las evidencias, lo más obvio.

RABIA

Cuando las dudas ya no existen, cuando se sabe que está pasando y que no se trata de un sueño,
se entra en colera, en el por qué a mi, por qué ahora, ...
Empieza a sentirse enfado, falta de ilusión, pérdida de entusiasmo, ira, ...
Aparece el “merezco otra cosa”. Incluso el “nunca lo olvidaré”. O el “se va a enterar”. 
Entre otras expresiones.

CULPA

Al finalizar el estado de rabia se entra en el sentimiento de culpabilidad.
Culpabilidad desde “la culpa es mía” o desde “ el otro es el culpable”. 
En ambos casos no importa de quién es la culpa, lo que importa es el estado en el que se vive.
De quién es la culpa no aporta nada, es improductivo, es interpretativo, no sirve.
Buscar culpables o convertirse en víctima sólo nos paralizará. Nos dejará atados al pasado.

NEGOCIACIÓN

Encontramos en esta etapa una nueva realidad. 
Puertas de salida. Nuevas alternativas. Estados de bienestar diferentes. 
Y entonces intentamos negociar con todo lo que esté presente en esa pérdida: con el destino, con nuestro “dios”,
con la pareja, con el jefe, con los compañeros, con ...
Sin darnos cuenta que sólo estamos retrasando lo inevitable porque ya se produjo.
Si quieres negociar, de verdad,  y avanzar necesitarás cambiar. Encontrarte con el cambio
y llevarlo a la acción. Hacer que algo nuevo suceda.

ANGUSTIA

Cuando se comprende, si no se ha negociado bien, que ya nunca nada será igual.
Es el momento en que sientes que ahora sí lo perdido se ha perdido para siempre.
En esta etapa nos damos cuenta de que todo ha cambiado, que no tiene sentido seguir esperando.
La tristeza de esta etapa, aunque no lo pueda parecer en muchas ocasiones, es reparadora. 
En esta etapa se vive en angustia más que por lo perdido porque todavía no sé vislumbra el nuevo camino. 
Todavía no se ve el principio de lo que sigue.

ACEPTACIÓN

Es la etapa de luz.
El alcalde de Gotham, en la película de Batman, lo decía así: 
“ después de la oscuridad, siempre llega la luz”.
Es cuando la derrota sabe a victoria por primera vez. O al menos, no duele.
La aceptación es cuando nada ha cambiado externamente, pero sí todo ha cambiado internamente.
En esta etapa se modifican los valores, se crece personalmente, se vive como una flor en primavera.
Se nace de nuevo.
La aceptación nos permite recuperar la serenidad.
Y el amor.

Si estás viviendo un estado de crisis, date el permiso de vivir todas las etapas.
Y al final del camino, cuando llegue la aceptación recuerda el título famoso disco de Supertramp:
Crisis, ¿qué crisis?



Transfórmalo en ...

PÉRDIDA,
¿QUÉ PÉRDIDA?





domingo, 7 de abril de 2013

Los 7 colores necesarios para la vida




Estos días ha llovido por todo el país.
Estaba frente al mar y vi un fantástico arco iris. Me dio por soñar.
Por imaginar que se trataba del  arco iris del amor.

Me di cuenta que en esa figura, representada por los 7 diferentes colores puros, estaba la verdad de la vida.
Y que en la tierra, por debajo de este arco iris, estábamos los humanos caracterizados más bien por
querer tener todo bajo control, medidos por las ganancias, por lo material, apoyados de emociones
basadas en el juicio, llenos de miedos y de dolor.
Donde prevalece la lucha por el poder y la falta de armonía y de coherencia.
Metafóricamente el arco iris me representó por un momento la grandeza del amor
y la verdadera naturaleza de la vida. Lo espiritual desde lo más cotidiano que vivimos en cada momento.

Veía en el arco iris compasión, decisión, comprensión, iluminación, pasión, acción, elección, ...
Tanto “ON” 
Tan encendido. Tan en funcionamiento. Tan vivo. Tan en marcha.
Nada "off " .

Pensando y pensando... comprendí que el número mágico 7, que correspondían a los colores puros
del arco iris, eran una señal que recogían una gran lección.

Consistía en saber qué  7 son las palabras necesarias para  "vivir ON"

Aquí me atrevo a compartirlas con vosotros...


ATENCIÓN

Es sencillo, ... aquello en lo que pones tu atención se manifiesta.
La atención es aquello en lo que pones el foco de tus pensamientos, de tus palabras y de tus acciones.
Nos han dicho de pequeños que “hay que ver para creer”
Sin embargo sabemos que debemos “creer para ver”.
Al creer en algo desarrollamos una atención por ello.
Y así la vida difiere según las expectativas que nos vamos creando, es decir según aquello en lo
que vamos poniendo nuestra atención.
Así que vigila donde diriges tus pensamientos. Y con aquello que sueñas porque puede que se cumpla.
Pon atención en lo positivo de la vida y haz que tus sueños se realicen poniendo tus pensamientos y
tus acciones en ello.
Poner atención es concentrarte en lo que quieres. Eso hará que lo consigas.

ATRACCIÓN

No sé si lo has pensado, pero has atraído hacía ti toda persona y cosa que forma parte de tu vida.
Y también otras cosas o personas habrán salido repelidas.
Ejercemos atracción, como si de un efecto magnético se tratase, por todo aquello que se parece
a nosotros o que nos gusta para nosotros.
La atracción también es llamada ley del espejo.
Mira a tu alrededor y observa los “personajes” que te rodean; están interpretando un papel en la obra
de tu vida por algún motivo.
Son nuestras creencias ocultas las que atraen a personas o situaciones hacia nosotros.
Si crees que tienes que servir a otros, atraerás a personas que necesitan tu atención.
Si crees que nadie es capaz de comprenderte, atraerás a personas que no te entenderán.
Si crees que no eres digno de algo, atraerás a personas que terminarán tratándote mal.
Si tienes pensamientos negativos atraerás a personas negativas.
Si quieres una pareja que se comprometa, fíjate cuál es tu compromiso.
........

El mensaje más importante de la atracción es que si algo quieres que cambie en tu entorno,
empieza por cambiar tu y todo cambiará alrededor tuyo,
las personas que te rodean y las situaciones que vivirás.
Todo lo que ves en los otros son proyecciones tuyas.

PETICIÓN

¿Quieres ayuda?
¿Necesitas expresar algo?
¿Quieres algo que está en la decisión de otro?
...
Pídelo !!!!

Esto es ser generoso, tener la capacidad de pedir aquello que necesitamos de los demás.
Nos hace más fuerte. Nos enriquece. Nos hace aprender. Nos mueve.

INTENCIÓN

Imagina a un arquero. Tira de la cuerda de su arco y la mantiene tensa, mientras tanto apunta a su
objetivo y sólo cuando está seguro de lo que quiere suelta la flecha.
No lo hace antes porque sin visión, sin orientación de dónde quiere llegar, sin punto final perseguido,
la flecha saldría en cualquier dirección, y no necesariamente en la deseada.
La intención marca la meta que buscas.
No garantiza que consigas alcanzar tu diana, pero te pone en la dirección para ello.
La intención te ayuda a superar los obstáculos en el camino que te lleva a tu fin.
La intención si es clara te permite, conscientemente, elegir si quieres cambiar la meta, o el mismo camino.
Las intenciones tienen más fuerza que los deseos imaginados pero no intencionados.
Y más fuerza que la esperanza, que se basa en la espera o en el azar.

AFIRMACIÓN

También podríamos llamarle declaración. Así lo hacemos en las técnicas de coaching.
Son pensamientos puestos en palabra que se repiten para que se hagan conscientes.
Sirven para revisar y cambiar tus “programas” mentales.
Sirven para revisar tus interpretaciones de los hechos que vives.
Repetir un pensamiento hasta anclarlo en nuestra mente nos servirá para conseguir nuestras metas.

Tenemos unos 70.000 pensamientos a lo largo de un día.
Y la mayoría de estos pensamientos son inconscientes. No ponemos atención en ellos ni han sido
creados para generar nuevos programas mentales necesarios para hacernos más felices.
Muchos de estos pensamientos inconscientes y  re-afirmados por nuestro lenguaje son los mismos
repetidos n-veces y así nos van creando nuestra realidad.
¿Por qué para cambiar nuestra realidad, o la percepción de la misma, no cambiamos
nuestras afirmaciones y las repetimos todo el tiempo que sea necesario?

Afirma que eres aquello que quieres ser. Decláralo en presente. Olvida el condicional.
Pon energía e intencionalidad en ello.

Viendo el arco iris afirmaba:
“Estoy calmado, centrado, tranquilo, sereno y sano”

ACCIÓN

Es el efecto de hacer. Es convertir una idea en un hecho. Es empezar. Es estar. Es ser.
Intención sin acción es no hacer, no querer, no hacer uso del creer.
Acción es la concreción del resultado buscado.
Desde el hacer se produce el cambio. No es suficiente con el saber.
Aprender sin hacer es no aprender.
Saber si hacer es no saber.

En la acción está el verdadero éxito y la abundancia necesaria.
Significa simplemente conseguir el resultado deseado.
En términos espirituales el éxito se mide por la vibración interior de satisfacción
y realización con lo que hacemos.
La acción te acerca a la prosperidad.
La acción te hace fluir con vitalidad, con generosidad, con risa, con felicidad, ...

PASIÓN

Es la energía que se necesita en la intención y en la acción para hacer que las cosas sucedan.
La pasión es una pulsión vital que nos ayuda a sentirnos divinos en lo que hacemos.
Divinos, es decir entusiasmados.
La pasión nos lleva a la alegría por nuestras intenciones y acciones.
La pasión despierta el interés por lo que perseguimos.
La pasión es un sentimiento, emociones al servicio de la consecución de los deseos.
La pasión domina la voluntad.
La pasión es amor.


Estoy agradecido al  arco iris  que he podido ver esta semana.
Me ha hecho recordar estos aspectos tan importantes que nos hacen vivir en estado ON.

A estas 7 palabras les añadiría un corolario final que no hay que olvidar :
Vivir bajo el estímulo consciente de ellas es

VIVIR CON AMOR

porque...

EL AMOR 
HACE QUE TU VIDA 
SALGA DEL LUGAR 
DONDE ESTÁ ESCONDIDA





lunes, 1 de abril de 2013

#Laridículaideadenovolveraverte, basado en el libro de Rosa Montero


Portada del libro: "La ridícula idea de no volver a verte"
Rosa Montero


"Lo he soñado mil veces y lo he vuelto a soñar,
que no estabas aquí y que no estarías ya nunca. 
...
Qué distinta la casa, qué distinta la vida,
qué distinta la gente, qué distinta tu risa,
qué distintos el tiempo y el viento".

Así empieza una de sus canciones Olga Román.

Que distinto cuando ya no estás.
Que distinto cuando la vida compartida es vida sólo en el recuerdo.
Que distinto cuando ya no hay futuro para compartir.


Y así empiezo este post porque quiero escribir y recomendar el último libro que acabo de leer,
el de Rosa Montero,

LA RIDÍCULA IDEA DE NO VOLVER A VERTE

Extraordinario!!! No puedes dejar de leerlo.
Es un libro sobre la vida. Sobre el dolor. Sobre la risa. Sobre el perdón. Sobre la aceptación. Sobre la acción, ...

Apoyada en el diario de Marie Curie que escribió tras la muerte de su marido, Pierre Curie,
Rosa escribe sobre su visión personal de la vida de Marie Curie,
sobre cómo se vive el duelo de un no poder volver a verte más, 
sobre sus propias experiencias tras la muerte de su pareja Pablo.

En mi opinión, por encima de ser un libro que nos ayuda a entender las etapas de un duelo, de una pérdida para siempre,
es una novela sobre muchos aprendizajes de lo cotidiano, con un mensaje fundamental
orientado a entender que debemos de sacar partido al máximo de cada instante, de cada momento compartido,
de aprovechar la vida y vivirla, no sólo pensarla, de entender la muerte también como parte de la vida,
y de no perderte lo que
hoy y ahora te toca vivir

Con el permiso de Rosa, me gustaría dejar en este post algunas ideas o reflexiones que se recogen en su libro
y que a mi me han llenado y me han hecho parar, pensar, traer a mi vida y empezar a andar en una dirección nueva.

Algunas de estas ideas, sobre las que no profundizaré porque sólo pretendo recomendar el libro de Rosa, son:

EL VERDADERO DOLOR ES INDECIBLE

Claro, ... que razón !
No puede decirse, sino no es tan doloroso.
Si puedes hablar de lo que te duele es porque no es tan importante.
Rosa lo explica bien, nos hace ver que cuando el dolor, ese de verdad, te llega, lo primero que pierdes es la "palabra".

SIEMPRE, NUNCA

Son palabras que no se comprenden bien porque estamos atrapados en nuestro tiempo.
Muchas veces sin ser conscientes de ello.
Pensamos que vamos a vivir eternamente, que las cosas son eternas que no se acaban,
que saldremos vivos de esta vida, y no nos damos cuenta que no es así.
Normalmente no vivimos el momento tal cómo deberíamos.
¿Creemos en la eternidad?

Rosa nos dice que es una de las primeras cosas que nos golpea en un duelo: la incapacidad de pensar
y admitir que ya no vamos a volver a ver a esa otra persona.
Nos dice que el cerebro no puede comprender que haya desaparecido para siempre.
¿Qué es siempre?
Nos da el título de su novela con esta reflexión:
No verle nunca más es una idea ridícula.

¿FRIKIS, RAROS?

Al hablarnos Rosa de la historia de Pierre y Marie Curie, nos hace una descripción de las personas
extravagantes, monstruos les llama ella en un capítulo de su libro.
Como ocurría en la misma época con Einstein o con Rutherford, tip@s #RAROS
Muchos con el Premio Nobel, en el caso de Marie Curie en dos ocasiones, bajo su brazo.

Rosa en su libro, y me uno sin dudarlo a esta idea, alaba a los tipos raros, a esas personas diferentes.
Como dice, suelen ser las personas que más interesan.
Las que tiene algo que decir. Que aportar.
La normalidad no viene de lo normal, como sinónimo de lo común, sino de la norma,
como lo que todos debemos hacer según nos han enseñado, sin salirnos del anden.

Hace meses ya leía en un artículo de una revista de pseudo-ciencias algo sobre un gen
que está presente en las personas más creativas.
Se trata del "Neuregulin 1"
Curiosamente Rosa lo comenta en esta novela.
No lo destripo, ...lo dejo para que lo leáis en su libro.
Ahora bien, parece ser que este gen, sobre todo el número de copias de las que disponemos de él,
tiene una relación directa con la capacidad de ser más o menos creativos.


EL CREDO DEL DESINTERÉS

Lo practicaba Marie Curie. Y llamaba así al hecho de plantearse altos objetivos
y trabajar para lograrlos, sin prestar atención a las distracciones mundanas.
Una fantástica forma de recomendar poner atención en lo que estás haciendo.
De trabajar con ATENCIÓN PLENA.
De vivir en el AQUÍ y AHORA con aquello que te interesa y que forma parte de tu meta.
Que sentido de FLUIR con lo que haces.

De este capítulo me quedo con esta frase que había escrito de Pierre Curie:

"Hay que convertir la vida en un sueño
y volver realidad los sueños"


LA MUERTE JUEGA AL ESCONDITE INGLÉS

No, no voy a contar aquí por qué...
Eso te tocará leerlo en el libro de Rosa.
No dejes de leerlo y, una vez más, entenderás de forma metafórica que al final ella siempre gana.
Y sin posibilidad de volver atrás.
Y si es así, como todos sabemos aunque a veces parecería que no somos conscientes,
¿Qué te vas a perder entonces?
¿Qué vas a dejar de perdonar?
¿Qué vas a dejar de vivir?
¿Qué vas a perderte por no decírselo?
¿Qué quieres dejar de compartir?
¿Qué ...?

Rosa en su libro nos deja una fantástica frase de Iona Heath:

" Morir es parte de la vida, 
no de la muerte:
hay que vivir la muerte"



Este precioso libro que nos ha regalado Rosa Montero no es un libro sobre la muerte,

ES UN LIBRO SOBRE LA VIDA


Como dice Marie Curie en su diario:

DEBEMOS GANARNOS LA VIDA

Y Rosa lo añade así:

LA VIDA MANCHA

Para terminar el libro nos deja la última, pero en mi opinión, más grande lección para
sentirnos vivos: no perder de vista lo cotidiano, 
esos momentos que parecen ligeros, sin mucha importancia,
pero que son los que hacen que estemos vivos.
Entender que los grandes hechos de tu vida serán esas pequeñas cosas,
como puede ser una mirada al mar en una mañana, como hoy, de primavera.
GRACIAS ROSA POR TAN FANTÁSTICO LIBRO...

#Laridículaideadenovolveraverte