domingo, 5 de enero de 2014

Siete regalos para pedir a tu Rey Mago en este nuevo año




"Ya vienen los Reyes Magos, caminito de Belén..."


Sí, ya viene los Reyes Magos. Ya llegan a nuestro Belén personal.
Tu ya sabrás que sus majestades son cuatro: Melchor, Gaspar, Baltasar y …
¿Adivinas cuál es el cuarto Rey Mago?

Quizás a lo largo de tu vida hayas sido fan de Melchor por sus ricitos de oro. O porque llega el primero.
O de Gaspar, el que menos fans tiene, porque lo consideraste neutro o porque vive en el centro de todo, en el medio.
O de Baltasar, el más famoso y aclamado, por se el último de la fila y con una sonrisa especial.
Sin embargo, del que verdaderamente vale la pena ser un gran fan es del cuarto Rey Mago.

No, no me refiero a los padres.
Que no !, que los Reyes no son los padres. Eso es una gran mentira.
El cuarto Rey Mago es el que mejores regalos te puede dejar hoy, … y mañana, … y durante todos los días del año.

El cuarto Rey Mago te ayudará a seguir adelante, a soñar, a despertar tus sueños y activarlos, a avanzar,
a crecer, a re-nacer, a plantearte la vida de una nueva forma, a levantarte de ese lugar en donde hoy habitas,
a luchar, a prepararte, a poner en movimiento todo tu talento, a …

Yo, a este cuarto Rey Mago, le voy a pedir en mi carta personal los siete mejores regalos
que en este año creo que serán esenciales.

Los comparto contigo, por si te quieres apuntar a alguno de ellos:


Al primer regalo le llamaré con el nombre del caballito de juguete

"Corre, corre, 
que te pillo"

Sí, quiero correr a gran velocidad detrás de mis sueños.
Sé cuales son. Ahora toca correr, empezar a actuar, convertirlos en realidad.
Despertarlos !!!
Soñar no es suficiente. Es necesario despertar del sueño y pasar a la acción.
No quiero quedarme parado, no quiero ser un mero observador de mis sueños.
Quiero activar los sueños, … éste es el secreto.
Aprendí que si me muevo rápido hacia mi meta, la meta se mueve también rápida hacía mi.
No es una cuestión de prisas. Es una cuestión de foco. De elegir y moverme en la dirección elegida.


Al segundo regalo que pido le he querido poner el nombre de uno de mis juguetes favoritos
cuando era niño,

"El juego de imanes"

Me atraía todo lo que tuviera imanes. Se quedaba pegado. Desarrollaba mi creatividad.
Los campos magnéticos son especiales porque generan atracción.
Y eso quiero, atraer a todo aquello que me provoca bienestar, felicidad, sabiduría, conocimiento, talento,
creatividad, amor, pasión, vida, …
Atraer, como si de un campo magnético se tratase, a las personas que te traen en su saco de la vida
todos estos regalos.
Tenerlas cerca.
Vivir compartiendo con ellas.
Es la mejor forma de crear nuevos potenciales de futuro.


El tercer regalo que pediré a mi cuarto Rey Mago es

"La piedra de Sísifo"

Esa piedra que Sísifo subía cada día a la cumbre de la montaña y al despertar la volvía a ver junto a él.
Es decir, la fuerza que el esfuerzo repetido en el tiempo nos da.
La perseverancia. La potencia de la voluntad. La determinación mantenida por aquello que persigues.
El no decaer. El seguir. El levantarte cuando caes y volverlo a intentar.
El saber que si algo te cuesta es porque probablemente vale la pena.
La capacidad de mantener la lucha.
La fe que mueve la montaña. El creer para hacer.


El  cuarto reglo será

"El lego infinito"

¿Te gustan los puzzles?
¿Y los legos?
¿Te gustó, cuando niño, el exin castillos?"
¿Te gustan los retos?

Quiero de regalo la capacidad de tener ese lego que no acaba nunca.
Vivir la vida llena de retos.
Construir y siempre construir.
Vivir bajo el efecto llamado  "+1".
Se trataría de ese kilometro extra que has corrido hoy.
Es la excelencia absuelta del perfeccionismo.
La superación de lo realizado sin obsesiones. El handicap necesario contra uno mismo.
No conformarte con lo ordinario, con la rutina.
El dejar la huella que deja lo extraordinario.
Llegar un poco más allá.
Es salir de la comodidad. De lo ya experimentado. De lo repetido. De lo ya vivido.
Es huir del confort.


El quinto regalo te abre al futuro y está llenos de buenos mensajes para la vida.
Pediré la película

Viaje al futuro

El origen de hoy crea el mañana.
A la vez que el mañana está creando el presente.
Lo que hoy crees mañana eres.
El ayer no puedes cambiarlo; sin embargo del ayer te puedes desprender.
Las decisiones de hoy construyen el futuro. Vivir el futuro es elegir el presente.
Hoy eres el producto de tus creencias que se construyeron y fijaron en tu pasado.
Aprovechar la fantasía como motor para crear.
Es la ley de la vida que te permite crear nuevas posibilidades. Abrir un abanico de alternativas, de potencialidades.
Siempre hay más de una solución.
Viajar al futuro para saber dónde estamos queriendo llegar.
Conectarte con lo que deseas. Vivir lo que aún no vivo.
Comprender y aprender que el tiempo se vive al unísono hacia delante y hacia atrás.
Quiero con este regalazo aprender a viajar al futuro sin perderme lo más maravilloso de que dispongo:
EL PRESENTE.
Aprender que al viajar adelante, (capacidad de elegir parte de tu futuro),
estoy vivo y viviendo el hoy.


El sexto regalo que espero traiga el cuarto Rey Mago en su saca,
para mi fue siempre muy divertido.
Tenía una ruleta, el juego de la oca, lleno de obstáculos, alguna baraja, las damas, los palillos chinos,
las tres en raya, …
Me gustaría volver a tener los


Juegos reunidos Geyper

Juegos que nos ayudan a comprender que los caminos no siempre son fáciles.
Que te encontrarás piedras en tu camino.
Que en la búsqueda de tu arca perdida aparecerán dificultades.
Que cuando ya creías que habías llegado, el dado de la suerte, te sacaba el "uno"
y te tocaba entrar en la cárcel de tu juego de la oca.
Tres partidas sin jugar, te ha tocado sin tu pedirlo, si tu quererlo, sin poder hace nada.
O que te tocaba, cuando menos lo esperabas, volver al comienzo de todo
porque movías el palillo chino inadecuado,… ya sabes, la norma dice que a empezar de nuevo.

Juegos para aprender a convivir con los entornos no deseados.
Juegos para entender la aceptación como motor de felicidad.
Saber que en el juego de la vida, como con los juegos reunidos Geyper, no todo es controlable.
El vivir bajo el dogma del control, de la seguridad, de la certeza, es un engaño.
Nada es seguro, ni certero, ni controlable, ni cómodo.
El azar, como la suerte que tú construyes, también juega su papel.

Y aprender desde este regalo, sobretodo, a ser tolerante ante la frustración.
Comprender que lo importante no son los obstáculos con los que te vas encontrando
sino el cómo los interpretas, el cómo te lo tomas.

Recuerda: es preferible hacer algo y fracasar que no intentarlo.


Por último, ojalá mi cuarto rey pasé por Ikea y no olvide traerme el famoso muñeco cojín
con forma de corazón que fue bautizado como

abracitos

representará todo el amor que tenemos para entregar a los demás y
también solicitar a otros para uno mismo.
Es el arte de la generosidad.
Es la sabiduría del egoísmo necesario para desde ahí crecer nuestro yo altruista.
Significará vivir todo con pasión, con la energía que nos da la ilusión.
Nos ayudará a entrender que la vida está para ser abrazada, recibida, vivida.
Para sacar el mejor de los partidos a cada instante vivido.
Para poner fuerza en lo cotidiano, en lo rutinario.
Para desarrollar el querer.
Para amar.


Siete regalos mágicos.
Siete juguetes que te hacen vivir de una forma diferente.
Siete peticiones que podemos hacer a nuestro cuarto Rey Mago.

¿Ya sabes quien es el cuarto Rey Mago, verdad?

Efectivamente,

YOU !!!




2 comentarios:

dc dijo...

Mas Que EXCELENTE !
Sr. Fernando y MIL GRACIAS POR TOCAR TANTAS Y TANTAS VIDAS ...
y Entre Ellas, la de un Servidor
Reciba Un Cordial Saludo y los Mejores Deseos ;
David Gomez desde Puebla Mexico..

Luis Torres dijo...

Muchas gracias Fernando. Un placer siempre leerte. En hora buena por encontrar sus letras.