sábado, 10 de diciembre de 2016

Ya que es NAVIDAD...



No vivas empujando...

Las cosas más importantes a las que tenemos acceso, son gratis.
Están ahí para ser "tomadas" por nosotros...
Como dice el ex-presidente de Uruguay, José Mújica, no se compran en un supermercado.
El tiempo, y qué hacer con él, los amigos de verdad, el paseo con la familia, la tarde de sofá,
la sensibilidad que nos recorre escuchando una canción, el sentir su mano sobre la mía, ...

Llega el invierno. Y con él, la Navidad.
Aparecerán millones de mensajes, vídeos, gifts, fotos, etc... todas repletas de felicidad.
"Vendiéndonos" lo que no se puede vender. Lo que no tiene precio. Lo que no nació para ser expuesto.

En esta época conviene pensar en lo que de verdad importa.
En lo que de verdad a ti te importa...

En mi caso son 7 sencillas cosas.
Me las quiero regalar en estos días de Navidad que están a punto de llegar.
Y si es posible que ya se quedan a vivir en mi para siempre.

1.- Aprender a navegar

...En este mundo de profundos cambios.
Alterado por lo que está en continuo estado de alteración.
Saber aceptar y vivir la nueva revolución en el mundo del trabajo.
Y vivir inestablemente la inestabilidad que reina.
Conocer de cerca la incertidumbre y recibirla con los brazos abiertos. Saber que nos hace más fuertes.
Y recordar que ya siempre fue así..., que ya, en estados parecidos, conseguimos avanzar, crecer, vivir, ...
Navegar en aguas turbulentas. Aprendiendo cada día de todo, de todos.

2.- No perder la identidad

Ser lo que uno es y quiere seguir siendo.
No ser inmoviliza. Moverme eligiendo la dirección.
Que no sea la corriente la que me lleve. La que me empuje.
Estabilidad y flexibilidad juntas y llevándose bien. Conviviendo.
Mantener los valores fundamentales.
Vivir en estado de confort, ...si me da la gana.
Y salir a visitar el futuro posible si es elegido por mi mismo.
Evitar las tendencias innecesarias, aún así ser capaz de admitir el nuevo futuro.

3.- Recordad cada instante que
Nada vale más que la vida

...Y este punto no necesita de más explicaciones.
Recordad en cada momento que la vida se está yendo.
Que es temporal.
Que avanza y un día dirá adiós.
Que la existencia es finita.
Recuerda que la mayor libertad como humano que tienes
es la que te da la capacidad de elegir con qué gastas tu tiempo.

4.- Cultivar el AMOR

...Es lo único que hace que las "cosas" valgan la pena.
Amor por el trabajo, cuando toca trabajar.
Amor por el ocio, cuando toca estar ocioso.
Evitar los miedos paralizantes.
Tener tiempo para el amor, para cultivar los afectos, para compartir con los demás, con la familia,
con los amigos, nuevos y viejos conocidos, ...
Tener tiempo para pasar una tarde recibiendo un rayo de sol en la mejilla.
Para salir a pasear sin destino.
Para disfrutar de una siesta con manta. O de una película con pipas.
Todo esto es amor. Amor por la vida. Por el momento. Por el ahora.
Amor para vivirlo con amor.
Amor para hacer el amor.
No estar solo. No vivir en soledad, ...esta sería la peor pobreza que una persona puede tener.

5.- Imaginar

¿Hay algo más poderoso?
Imaginar es pensar que las cosas pueden ser de otra forma.
Lucha por ello!
Hacer que una idea se convierta en un hecho.
Crear versiones distintas de uno mismo.
Cambiar las circunstancias. Saber que ellas no mandan, que somos resultado de nuestras decisiones.
Luchar. Todo progreso cuesta una lucha.
Contra ti. Contra algo.
Energía puesta al servicio de lo nuevo.
Imaginar para atraer futuro.
Imaginar para entender el presente.
Imaginar para aprender del pasado.
Imaginar y atreverme a hacer que suceda.

6.- No olvidar que soy muy rico

Vivo de lo que he elegido vivir. Que mejor riqueza.
Vivo dónde quiero vivir. Que mejor riqueza.
Vivo mi vida y la comparto con quienes quiero vivir. Que mejor riqueza.
Vivo en compañía y en soledad. Que mejor riqueza.
Vivo con más de lo que necesito, a veces, y otras con menos. Que mejor riqueza.
Dependo de mi, y de otros. Ambas cosas me hacen sentir bien. Feliz.
Que mejor riqueza que estar vivo.

Así es fácil entender el nº 7 de mis deseos...

7.- No olvidar en ningún momento que 
estar vivo es un milagro 
y no dejar de CELEBRARLO


...Ya que es Navidad




domingo, 6 de noviembre de 2016

LA GRAN DIFERENCIA




Dentro de nosotros habitan, junto al amor, la comprensión y la alegría,
también el enfado, la rabia, la ira, ...
Es natural. Todos estos sentimientos son naturales. Viven juntos.
Apagar unos y encender otros es un intento fallido.
Y, posiblemente un error.

¿Qué tal si recibimos con los brazos abiertos también a esos otros sentimientos
que nos hacen pasarlo peor, sufrir en mayor o menor medida?
¿Qué tal si en lugar de huir de ellos, aprenderemos a transformarlos,
a convertir el dolor que nos producen en sabiduría y aprendizaje?

Somos como un jardín: las flores y las plantas mueren y se convierten en compost,
el cual a su vez es la energía que hace salir de las semillas nuevas flores.
La alegría es algo orgánico. Te pertenece.
Igual pasa con el amor.
La tristeza también es algo orgánico. Te pertenece.
Igual que la rabia.

Sólo veo una GRAN DIFERENCIA:

Cuando lo que te invada sea el amor, ...

E X P A N D E L O !!!

Cuando la rabia sea lo que te invada,  no digas nada, y si puedes, sólo

V Í V E L A 

Cuando la vivimos en silencio no se expande, desaparece.
Dejas de interesarle. Se va por donde vino.
Simplemente respira y calla.
Déjala ir, porque bajo su influjo sólo empeoran las situaciones.

No es necesario luchar con la rabia que sintamos.
Tampoco debemos reprimirla.
Hay que recibirla con cariño. Y aprender todo lo que nos enseña.

Contempla la existencia como algo EFIMERO
y verás como todo, bueno o no tan bueno, pasa mejor.
Al vivir siendo consciente que todo acabará antes de lo imaginado,
aprenderemos a amar y a ver la vida de una forma diferente.
A restarle importancia a las cosas. A minimizar sus efectos. A relativizar.
A distinguir lo verdaderamente importante de lo que no.

Recuerda cuando tengas problemas banales, de esos cotidianos, con tus hijos, con tus padres,
con tus amigos, con tu pareja, ..., recuerda la famosa pregunta:


¿Dónde estaré 
dentro de 300 años?

Nada es tan importante.

... LA VIDA 
ES CORTA






domingo, 30 de octubre de 2016

LAS LEYES DE NEWTON



"La única forma que conocen los humanos de llegar a alguna parte es dejar algo atrás"
(Interstellar_Christopher Nolan)

Cuanto nos queda por aprender de Newton. 
De sus tres leyes fundamentales sobre el movimiento.

Tres principios a partir de los cuales se explican las leyes fundamentales 
de la física mecánica, relativos al movimiento de los cuerpos.
Tres principios, llamados leyes de la mecánica clásica 
que sólo se cumplen en estados de referencia inerciales, 
es decir, cuando el movimiento es constante.
Y tres principios, en mi humilde opinión, que explican también 
ciertos comportamientos de las personas.

Recordémoslas de una forma breve y sencilla:

PRIMERA LEY DE NEWTON: 
LA LEY DE LA  INERCIA

Nos dice que un cuerpo no puede cambiar por si sólo su estado inicial.
Necesita para ello que se le aplique una fuerza.
Así es!

¿Cuál es la fuerza que nos hace cambiar de dirección?
Newton nos lo dejó claro con su fórmula:

F = m . a
La fuerza es "MUCHO AMOR"
Quizás la "F" también sea la de FELICIDAD.

Es la fuerza más potente que debería mover el mundo: el AMOR.
La pasión que nos empuja a conseguir nuestros deseos.
Aunque a veces, con frecuencia, aparecen otras fuerzas, como el miedo, 
cambiando la fórmula por  F = m . m
(mucha mierda!)

Siguiendo a Newton también hay otras fuerzas que impiden el movimiento rectilíneo uniforme:
las fuerzas de roce.
O también llamadas de fricción.
Todos los cuerpos en movimiento están sometidos continuamente a estas fuerzas.
Y les frena de forma progresiva.
Yo conozco muchas de estas fuerzas.
Estas fuerzas establecen la relación fundamental entre el estado de reposo y de movimiento.
Saber mantener el equilibrio entre estos dos estados: reposo y movimiento,
quizás sería aprender a vivir en un mejor estado de bienestar y felicidad.


SEGUNDA LEY DE NEWTON:
LA FUERZA  MOTRIZ

Viene a decirnos que la aceleración que adquiere un cuerpo es proporcional 
a la fuerza aplicada sobre el mismo.
Eso sí, nos dice también que si sobre el cuerpo actúan varias fuerzas, el resultado es 
la suma vectorial de todas ellas.
Es una ecuación vectorial, es decir, se debe cumplir componente a componente, variable a variable.

F = F1 + F2 + F3 + Fn ...

Esta ley nos enseña a descomponer el resultado final de una fuerza, 
que marca una determinada dirección a un cuerpo, 
en las diferentes variables que ejercen influencia sobre la fuerza resultante.

Sencillo, si somos capaces de descomponer lo que nos es válido de lo que no,
seremos capaces de quitar lo que sobra, y de dar más presencia a "las fuerzas"
que nos interesan, marcando la dirección deseada.
Es la LEY DE LA ELECCIÓN.

Poder elegir sobre qué poner foco y sobre qué no.
Así es el mundo de nuestros pensamientos, como la segunda ley de Newton,
un parlamento dividido entre lo que sí nos gusta y en lo que no.
Entre la cabeza y el corazón.
Aprender y aplicar la descomposición en diferentes variables de esta ley de la elección, 
nos permite salir de los conflictos más comunes, pudiendo elegir entre lo que nos interesa y lo que no.
Los conflictos más poderosos suelen ser fruto de una deliberación interna
entre el regocijo de los recuerdos del pasado, positivos o no, y la ambición de los nuevos sueños.
Entre lo sucedido y el poder de lo imaginado.
Entre el explorador que reside en cada uno de nosotros y el habitante que se resiste a cambiar.


TERCERA LEY DE NEWTON:
LA LEY DE  ACCIÓN Y REACCIÓN

Nos dice que siempre que un objeto establece una fuerza sobre un segundo objeto,
este ejerce una fuerza de igual magnitud y dirección contraria sobre el primero.
A cada acción siempre se opone una reacción en sentido contrario.

Es decir,

F = -F

Viene a decir que si una persona empuja a otra de peso similar las dos se mueven 
en la misma velocidad pero en sentido contrario. Tela !
Y también nos dice que si una persona rema encima de un bote empujará el agua
con el remo en un sentido hacia atrás y el agua responderá empujando el bote hacia adelante.
O que al disparar una bala la pólvora sobre la pistola ejerce una fuerza hacia atrás por eso
la bala sale hacia adelante.
En fin, que ojo con lo que empujamos hacia atrás porque ejerce de igual magnitud
una fuerza hacia adelante.

También nos enseña que tendemos a construir nuestro futuro con lo que nos valió 
en el pasado, apoyándonos en las fuerzas que "tiran para atrás", 
...y es verdad que así se ejercerá la fuerza que se necesita para ir adelante;
lo malo es que no quiere decir que sea en la dirección adecuada.

Cuando perdemos algo tendemos ir a buscarlo en el lugar que un día estuvo. 
Y puede que no lo encontremos. En ese caso, no habrá fuerza alguna.
Tratamos de construir nuestro futuro con las reglas que sirvieron en el pasado,
olvidando que la fuerza de agarrarse a un clavo pasado hace que el clavo te agarre a ti:
acción y reacción. 
Es decir, te quedas atrapado en el pasado. 

Tus reacciones son dependientes en ese caso de las acciones
que te sirvieron hace mucho tiempo,
y que quizás ya no produzcan las acciones resultantes que hoy esperas.

Podría ser peligrosa la ley de acción y reacción
si no somos conscientes de lo que nos ata.

También esta ley nos enseña que hagas lo que hagas siempre dejas algo atrás.
Cada etapa tiene su tiempo, es decir su acción que provoca reacción.
Y cada persona tiene sus etapas.
Vivirlas todas es quizás una forma de ser más sabio.
Vivir es ir quemando etapas.


Tres leyes fundamentales, 
tres aprendizajes que nos ponen en 
movimiento



domingo, 23 de octubre de 2016

¿Y SI EXPERIMENTAS?


"Hay un cierto placer en la locura, que sólo el loco conoce"
(Pablo Neruda)

¿Y si nada es tuyo?

No tengas nada, pero VIVE todo. 
Experiméntalo! 

Vivir consiste en experimentar la vida. Sacarle partido.
Buscar sus huecos y penetrarlos. Dejarse llevar desde la consciencia decidida.
No en atarla.

¿No es mejor que tener un amigo, vivir su amistad?
¿No es mejor que tener una pareja, disfrutar de su amor?
¿No es mejor que tener hijos, experimentar su desarrollo amorosamente?

No temas perder nada porque nada es tuyo.
Teme no disfrutarlo, vivirlo, experimentarlo, ... cuando lo tienes.
No se trata de sentir la perdida. Se trata de sentir lo no vivido.
Que el miedo a perder algo no te quite la alegría y suerte de vivirlo cuando lo tienes,
sino quizás te des cuenta muy tarde de que no lo aprovechaste cuando estuvo ahí, disponible.

Aprender a vivir sin apego, sin atadura es una forma de vivir más feliz.
No se puede disfrutar de verdad aquello que no se está dispuesto a perder.
Así es en sí misma la propia vida: sabemos que un día la perderemos, 
pero en lugar de atarnos a su perdida, nos dejamos llevar por su energía.

Será la edad, pero cada vez estoy más convencido de aquello que escribí hace años
en mi libro "Atrévete":  la vida no está para ser pensada, está para 

SER VIVIDA



miércoles, 12 de octubre de 2016

Cuatro sencillas ideas para EDUCAR MEJOR


dibujo de  Emocreativos



"Educar a la mente sin educar al corazón,
no es educar en su totalidad"
(Aristóteles) 

Un día festivo de otoño, comiendo junto al mar,
observo varias mesas del chiringuito de familias con muchos niños.
Algo en común tienen todas ellas: los niños y niñas pasan su tiempo de comida,
en lugar de conversando con la familia, jugando entre ellos, corriendo en la arena, ...
atados mental y visualmente a un móvil que sus padres le han cedido temporalmente
para que se calmen, para que estén callados, para que no molesten.

¿Es que se han hecho mayores antes de tiempo?
¿Se han hecho mayores para estar solos ante la pantalla de la tecnología, 
en lugar de participar y vivir el momento con los padres y amigos?

Esta experiencia en el chiringuito de la playa me ha llevado a recordar el estudio Grant
en la escuela de medicina de la Universidad de Harvard.
Los investigadores querían saber qué factores de la infancia repercuten en la
satisfacción general sobre la vida de las mismas personas adultas.

Es un estudio longitudinal, es decir que los mismos participantes son estudiados en diferentes
momentos de sus vidas.
Un estudio que ha durado 75 años, en el que han participado 724 personas, 
en dos cohortes diferentes. 

El objetivo del mismo era conseguir encontrar predictores de envejecimiento saludable.
El estudio, su metodología y resultados se han descrito en tres fantásticos libros
publicados por el investigador principal del mismo, el Dr. George Vaillant.

La principal conclusión de este estudio arrojó la siguiente confirmación estadística:
las personas que habían tenido relaciones de niñez muy próximas con los padres,
en las que se compartían tareas del hogar con frecuencia y además largas conversaciones,
tenían un mayor impacto positivo en la llamada, de forma general,
"satisfacción con la vida"

Vaillant nos dice, basado en este estudio, que 
"la felicidad en la edad adulta es dependiente del amor recibido en la infancia
y de las relaciones que has tenido durante el tiempo de infancia y adolescencia
con otras personas".

El calor de las relaciones en la niñez con los padres, familiares y amigos, indica el estudio, 
crea adultos más autosuficientes, con menores tasas de ansiedad, 
con un disfrute mayor del tiempo libre y de las vacaciones, con menos demencia senil, 
con una tasa mayor de experiencias sexuales, con mayor eficiencia profesional, 
más felices con el trabajo al que se dedican, con mayor sentido del humor, y..., 
por si fuera poco, económicamente conseguían vivir con más recursos.

Más que una infancia feliz, una infancia en la que se formen lazos emocionales fuertes
parece ser el gran predictor de una vida adulta más sana, larga y disfrutable.

¿Cuáles eran las cuatro conclusiones más importantes del estudio?
(¡¡¡ No necesitan de explicación !!!)

1.- La felicidad es dependiente del amor recibido. 
Punto. Nada que añadir.
2.- Las personas concienzudas viven más. 
Lo siento, no fue la gente más relajada la que vivió más.
3.- Preocuparse sólo cuando es necesario. 
Cambia el optimismo inútil por la sobriedad realista. positiva.
4.- Las relaciones con otras personas en la infancia crean adultos más eficientes y saludables.

¿Y si les cambiamos el móvil 
por una conversación interesante 
o por tareas compartidas en el hogar?

Pensamos, en ocasiones, que les será suficiente para llegar muy lejos 
con llenarles de multi-tareas fuera del horario del colegio, por tener las mejores notas
o por conseguir que entren en una gran universidad. 
Y, todos en el fondo, sabemos que es insuficiente, incluso poco relevante ...
En otras ocasiones proyectamos nuestras insatisfacciones en ellos, 
que sean lo que nosotros quisimos ser y no pudimos alcanzar.
O les llevamos a la máxima exigencia en búsqueda del perfeccionismo estúpido.
No soy un experto en educación pero sé distinguir los que es valido de lo que no lo es.

Mucho mejor jugar con otros niños 
que vivir aislado en la pantalla del móvil del papá.

Mucho mejor una buena conversación
que el mejor de los videojuegos.

Mucho mejor escucharles empáticamente
que pretender convertirles en un "super-YO" sobre-protegido.

Mucho mejor dar AMOR 
que las multitareas llamadas actividades extra-escolares.





domingo, 18 de septiembre de 2016

Y ES QUE SE EXPLICA SÓLO...



La paz nace de la escucha paciente del conflicto

Este post no necesita muchas explicaciones.
Se explica sólo...
No necesita exceso de palabras.
Ocurre igual con los conflictos, tampoco necesitan todas las palabras,
ni todas las expresiones corporales usadas, ni todos los tonos, ...

Digámoslo así:

Sólo escuchando para comprender y pacientemente, 
sin  acelerar nuestra mente,
con una comunicación compasiva, 
se pueden desmontar las falsas percepciones e interpretaciones
que son la raiz de los conflictos.


Si no comprendes algo de verdad,
es difícil que puedas amar algo de verdad.
Si no comprendes algo de verdad,
es mucho mejor preguntarlo.
Y también preguntarse: "¿lo he entendido bien?".

Para comprender y amar adecuadamente.
para salir del conflicto,
es necesario cultivar la atención en uno mismo. Orientar conscientemente el pensamiento.
Buscar respuestas, no reacciones.

Cultivar nuestra capacidad de atención significa cultivar nuestra

FELICIDAD 



domingo, 21 de agosto de 2016

EFÍMERO


"que dura poco tiempo, pasajero"

Contemplar la existencia como algo efímero
nos ayudará a vivir mejor.
A amar, ... de verdad.
A vivir lo que estamos viviendo. A aceptarlo. A sentirlo.


Cuando tengas problemas banales o serios con tus hijos, amigos, padre, pareja, ...,
hazte esta pregunta:

¿Dónde estaré 
dentro de 150 años?

Ponlo en tu imaginación.
¿Qué quedará de lo que ahora eres, tienes, haces, ... dentro de 150 años?
¿Cómo será tu entorno entonces?
¿Qué quedará de ti?

Imagines lo que imagines, elijas el camino espiritual que elijas en tu reflexión,
todo cambiará, todo se transformará, y ...
¿no es suficiente razón como para disfrutar lo que ahora estés viviendo?

Lo que ahora ES, no SERÁ.

Míralo así,

LA VIDA ES CORTA

Sonríele a la vida. Al momento presente.
Este es un momento maravilloso. Único.
Vive la vida como lo que es, un regalo.

Uno de los errores mentales a los que nos enfrentamos
es creer que la suerte es un fenómeno de pasado o de futuro.
"Tuve suerte cuando hace tres años..."
"A ver si el próximo año tengo suerte y ..."

No es real, la verdadera suerte es estar AQUÍ. ¡YA! AHORA. EN ESTE INSTANTE.

Te propongo un pequeño trabajo de verano:
Cojamos un papel y dediquemos unos 10 minutos a escribir todos los requisitos
que necesitamos en nuestra vida para ser feliz.
Salvo en algún caso muy especial, me atrevo a decirte que en la mayoría de nosotros,
las cosas que vamos a escribir ya las tenemos, ...viven con nosotros ya.
Y es verdad que a todos nos faltará algo; unos deseos que cumplir, algunos sueños hacerlos realidad,
que pase ya por fin algo que llevamos tiempo esperando, ...
Lo sé. Siempre falta algo. Siempre faltará algo. Es cierto.
Pero, sólo una recomendación, cuando ya tengas la lista hecha,
no olvides también mirar  lo que ya tienes, eres, haces, ...

La vida no es lo que ESPERAMOS.
ES lo que está pasando.
Lo que HACEMOS que suceda...,
sabiendo que no todo lo que nos llega es posible ser elegido por nosotros.

Vivir es sentir con los cinco sentidos
porque todo lo que hoy somos es

EFíMERO



domingo, 14 de agosto de 2016

NO hacer NADA,... de NADA



El mundo habita en lo más simple

La calidad de lo que somos se corresponde con nuestras acciones.
Defiendo el ser desde el HACER.
Y, por ello, hacer siempre para poder SER.

SER  y  HACER
son una misma unidad

Nuestro mundo habita en lo más simple: en lo que hacemos.

Una reflexión:

Tenemos una gran tendencia a pensar relacionando el presente
con el PROCEDER. Es decir, con origen, con principio, con pasado.
Y no con lo que en ese momento está ocurriendo.  Con el presente.
Con la creación de un nuevo posible principio.
No hemos sido educados a ser conscientes de que sólo
somos lo que hacemos en cada momento.

Nuestras experiencias anteriores, nuestras vivencias, nuestros valores inmutables,
nuestro conocimiento, nuestra mirada ante las cosas que nos suceden, nuestros paradigmas, ...,
en definitiva, nuestras creencias, nacen de nuestro PROCEDER.
Hemos sido educados para apoyarnos mentalmente en nuestro PROCEDER.

Dejemos atrás nuestros lamentos por el ayer.
Despojémonos de nuestra preocupación por el futuro.
Regresemos a nosotros mismos para HACER caricias al presente.

El foco en nuestro PROCEDER interfiere en la visión creativa de la vida,
en la posición ante lo nuevo, en la potencial creación de nuevos orígenes.
En el empezar. En hacer posible lo que todavía no ha sido.

El foco en el HACER nos traslada a la prueba.
A la intencionalidad, no a la intención.
A admitir el equivoco. A levantarse de la caída.
A la creación.
A re-nacer cuantas veces sea necesario.

El PROCEDER nos hace pensar que perdemos el tiempo cuando no hacemos nada.
Eso no es cierto. Así de simple.

El TIEMPO está a nuestra disposición para SER.
A nuestra disposición para HACER uso de él.
Para contemplar, que también es HACER.
Para meditar, que es HACER no haciendo.
Para sonreír, que es una forma de HACER a nuestro corazón sentirse alegre.
Para amar, que es lo que más deberíamos HACER.
Para vivir, que ya la vida nos hace HACER...
Para SER una persona VIVA.
Para experimentarla la vida en profundidad.

Soy un defensor acérrimo del HACER.
Y por eso también defiendo que unas de las cosas que tenemos que hacer,
y muy de vez en cuando, es

NO HACER NADA
...DE NADA

porque
SER y HACER
son una misma cosa...




domingo, 24 de julio de 2016

TIEMPO EN AZUL



"Un momento se va y no vuelve a pasar..."
Enrique Bunbury

Es tiempo de vacaciones.
Tiempo de relax, del descanso necesario.
Tiempo para sentir el vacío. Para no hacer.
Tiempo de agua, de salitre, de arena y olas.
De vino frío, de sol ardiente.
Tiempo de encuentros.
Tiempo de parada, de desenchufe.
De fiestas, bailes, y músicas de ayer.
Tiempo para conocer nueva gente. Tiempo para la sorpresa.
Tiempo para reír de nada.
Tiempo para sentirnos ausentes de todo.
Tiempo para el agradecimiento. Para la meditación renovadora.
Tiempo para la armonía improvisada.
Tiempo para huir de lo rutinario. Para alabar lo cotidiano.
Tiempo para recuperar la fe.
Tiempo de escapada. De llegada. De fin. De salida.
Tiempo para dar fuerza a lo trivial. Para salir del escondite.
Tiempo para buscar lo deseado.
Tiempo de verano.
Tiempo para regalar tiempo al tiempo.
Tiempo para el amor.
Tiempo en azul.

Tiempo para entender que todo son momentos.
Que vienen y se van.
Que nada permanece, aunque a veces vuelva.
Que la vida es eso: sumar momentos. Elegirlos, aunque no siempre,... y vivirlos.
Acumular instantes. Sentirlos. Hacerlos nuestros.

Así como cada camino se hace paso a paso,
la vida se hace momento a momento.
Un paso perdido hará que el camino sea diferente.
Un momento perdido hará que la vida sea otra. Que el viaje sea otro.

Tan sencillo...

Hay una gran industria detrás de la palabra

F E L I C I D A D

Y, sin embargo, es tan sencillo...

Se vende felicidad en términos complicados.
La felicidad no necesita explicación. Ni industria. Ni libros. Ni post. Ni ...
Tan sólo necesita de comprender algo muy básico:

lo efímero de la existencia

Así de simple...
Entender que todos, al final, quedaremos con el mismo traje.
Vivimos en un corto espacio de tiempo que vamos "llenando" de momentos.
Comprenderlo de verdad es avanzar.
Y aprender a amar lo que realmente importa.
Amar la vida para amar el trabajo, la familia, los amigos, el tiempo de descanso, ...,
el tiempo en azul.

Yo no me quiero perder ningún

M O M E N T
de este verano,  de este 
tiempo en azul




lunes, 4 de julio de 2016

LA MIRADA


"nuestro mejor diálogo ha sido el de las miradas"
M. Benedetti


Un sencillo y corto mensaje en este post; una meditación cotidiana para un lunes de calma y calima veraniega:


EL PROBLEMA ESTÁ
EN EL MODO 
EN EL QUE 
VEMOS 
EL PROBLEMA


La forma de "mirar" las cosas cambia el como las vivimos.
Esto ya parece muy obvio...
Pues..., ¿y si cuando sea necesario, aprendemos a cambiar la mirada?

Las miradas dicen lo que el corazón calla.
Y lo que el corazón dice a gritos aunque no se le oiga.
Son el espejo del alma, solemos decir... ¡Que gran verdad popular!
Por eso, quien no comprende una mirada, difícilmente comprenderá una gran explicación.

La vida la construimos según somos capaces de manejar nuestra mirada.
El foco !!!!, ... le llaman los expertos.
A lo que le das permiso de que suceda, sucede. O puede suceder con más probabilidad. 
Normal, toda tu energía la concentras en ello.
Pasa a ser lo importante. A veces, lo único. 
A lo que no pones foco, pones desinterés. 
No hay mirada para ello. Al menos, no una mirada interesada.

Podremos manejarnos con muchas redes sociales, tecnología instantánea, 
medios de comunicación impactantes, smartphones de última generación, ...
pero nada, absolutamente nada, sustituye una mirada.

Pon tu mirada buscando problemas, y tendrás problemas.
Pon tu mirada buscando soluciones, y quizás las alcances, o quizás no, 
... pero tu aproximación al problema será diferente. Lo vivirás diferente.

Cómo miramos lo cambia todo.
Y cómo nos miramos, lo cambia mucho más.
Obsérvate a ti mismo.
En realidad el problema no existe. El problema es una creación nuestra.
Lo que sí existe es una determinada situación.
El problema es la interpretación, creada por nosotros, de esa situación.
De hecho, la misma situación puede ser vivida por una persona de una forma, y por otra de otra.
Para una ser un problema, para otra una solución.

No creo que valga la pena olvidarlo,

la mirada
es 
CREADORA





domingo, 19 de junio de 2016

NOW: DONDE ESTÉS, ESTÁS.



APRENDER A VIVIR consiste, quizás, en dejar de pensar en lo que puede pasar
para empezar a disfrutar 
de lo que está pasando

En eso estoy!
A veces lo consigo, a veces no...
Como tod@s.
Esa es mi tarea ahora. Aquí.
Estos son mis deberes para el verano.

Empezaré este post con tres sentencias clave, sin animo de tener razón por el hecho de enunciarlas.
No son dogmas. No son ideas de fe. No son leyes. No forman parte de ningún predicamento.
Los expertos en el llamado "mindfulness", conciencia plena, hablan de ellas. 
A mi me gusta llamarle, siguiendo a los expertos en Rebap, (técnicas de reducción de estrés),

EL CORAZÓN PLENO

Las religiones ya las enunciaron, especialmente los budistas.
Y los que se dedican a meditar las practican con mucha intensidad y frecuencia.
Hoy día, estas ideas que ahora te expondré, son estudiadas en las más prestigiosas 
universidades del mundo.
Científicos como Jon Kabat, doctor de la Universidad de Harvard y
experto clínico del Hospital de Massachusetts, llevan ya muchos años estudiando
estos temas y publicando estudios científicos, con estadística matemática, que intentan explicar
la aportación al bienestar personal. 
Pretenden sólo tener la simplicidad de unas ideas que nacen del sentido común:

1.- ESTAMOS EN LO QUE YA ESTAMOS
y lo demás no existe. Aunque también sea necesario.
Todo en lo que no estamos es sólo resultado de nuestra imaginación.

2.- ALLÁ DONDE ESTÉS, ESTÁ.
Es el único momento. Es la única verdad que existe para ti.
La vida son momentos que se dan allá donde estés.
Sólo estamos aquí, donde ya estamos.

3.- LO QUE ESTÁ OCURRIENDO, ESTÁ OCURRIENDO.
Y nada más eso. 
El resto pertenece a nuestra mente.
La intencionalidad es necesaria. Provoca. Genera cambios.
Pero lo que de verdad existe es lo que está pasando.

No creo que ninguna de estas tres sentencias necesiten de explicación.
Se puede decir que si aprendemos a manejarlas bien estas tres ideas viviremos

DESPIERTOS

"Sólo amanece el día para el que está despierto"
Henri David Thoreau

Así de claro ...

Probablemente, nuestro mayor estado negativo ante las cosas que la vida nos regala, 
quizás lo que más nos genera tristeza, de esa tristeza que es innecesaria, poco creativa,
lo que nos hace tener un sentido de la vida peor, sentirnos en un ensueño poco real, 
tenga que ver con la incapacidad de vivir despiertos.
Vivimos bajo el ensueño de nuestra mente. En el ayer y en el mañana. 
La consciencia plena, el presente,  es el motor que necesitamos para escapar de ello.

Atención plena 
significa prestar atención de una manera deliberada a lo que nos ocurre en cada momento. 

Como si fuéramos actores de nuestra película a la vez que estamos observándonos como espectador. 
Vemos nuestra película escena a escena a la vez que la representamos.
Y eso nos da la posibilidad de ser mucho más libres: 
podemos elegir el guión del personaje que representamos.

El hecho de no poner consciencia del momento presente que estamos viviendo genera
inevitablemente problemas de distrés, el llamado estrés malo...
Nos mueven más los comportamientos automáticos, que nos llevan a vivir 
bajo el auspicio de temores e inseguridades, en modo defensa,
que la propia realidad que estamos viviendo. 
Si, hablando de esos temores, no nos ocupamos conscientemente de ellos,
se exacerban, se estancan, y nos pueden producir una desconexión con la realidad,
alejándonos de nuestros principales objetivos vitales.
Nos consumen energía en exceso.
Nos hacen perder la confianza. Y, por ello, la capacidad de re-dirigir nuestra propia vida
conduciendo nuestra energía, es decir nuestro tiempo, nuestro foco e intereses, 
en la dirección que nos genere mayor satisfacción.

Se trata de aprender el arte de vivir conscientemente.
Quizás lo más difícil de la llamada vida plena.

La mejor herramienta para conseguirlo quizás sea la meditación.
Pero cuando hablo de meditación hoy aquí, no me refiero a esa actividad especial 
que practican los yoguis, ni los budistas, ni a esa actividad a la que dedicamos
un determinado tiempo de desconexión, un modo de autocontrol de la respiración.
Sería estupendo practicarla diariamente, como el que bebe agua.
Me refiero a algo más sencillo: parar de vez en cuando, y estar presentes.
Hacer paradas en la vida aunque sea por un instante.
Pasar a modo simple.
Observar. Aceptar. Y vivirlo con plenitud.
Sea la que sea lo que te esté ocurriendo.
Lo mejor, cuando lo hacemos, allí estamos.
Todo se simplifica. Muchas de las cosas dejan de ser importantes. Sobretodo, las que no lo son.

"Si tu mente no está enturbiada 
por cosas innecesarias,
esta es la mejor época de tu vida, 
aunque dure un instante"
                                                              Wu-Men

Ya lo he escrito en otras ocasiones, vivir es consumir momentos.
Si esto se entiende bien, se entiende la vida.
Qué más pedir a la felicidad que vivir plenamente.
Haz y siente lo que haces.
Y para captar los momentos la mejor manera es prestar atención.
La atención además genera intención. Y la intención acción.
No debemos confundir, nos dicen los expertos en coaching, la intención con el intentar.
Intentar es un verbo que habita en el vacío, es postergar, dejar para después. 
Poner intención es la forma de empezar a hacer que algo suceda.
La intención tiene un mejor recorrido, más libre, con mayor poder de elección, 
si nace de la atención.

ATENCIÓN
INTENCIÓN, 
ACCIÓN

Y por ese orden...

la vida es demasiado importante como para echarla a perder con una actitud de comodidad sostenida.
Poner atención para elegir.
Poner intención para saber donde ir.
Y llevarlo a la acción para hacer que las cosas sucedan.

Poder elegir desde la consciencia es poder vivir la vida con autonomía, 
es vivir la mejor de las vidas.
Dietrich Grönemeyer, médico alemán, creador de la microterapia, nos dice que somos
expertos en robarnos la vida a nosotros mismos.
Uf !!! Que verdad...
Y añade, en una entrevista de La Contra de La Vanguardia, que quien no sabe reflexionar 
corre el peligro de caer enfermo. 
Reflexionar, traer el momento a la mente, poner consciencia y poder desde ahí decidir.

Por último, uno de los elementos que más nos ofrece la consciencia plena
es el poder del disfrute.
Quien no disfruta vive la vida en modo desagradable, con él mismo y con los demás.
La alegría es un proceso de aprendizaje consciente.
La vida con sentido del humor es otro modo de vida.
Disfrutar  es decir sí  a la vida con un TODO. 
Llegue lo que llegue. Viviendo cada momento.

Cuando la angustia te llegue, contémplala, observaba de cerca y aprende de ella, 
pero no la abraces si no quieres.
No olvidemos que

ES MÁS TARDE 
DE LO QUE CREEMOS




domingo, 22 de mayo de 2016

HÉROES "H"ANONIMOS



"Hay mucho experto 
en saber 
lo que han de hacer los demás"


Lo que distingue a las personas normales que yo admiro,
y que por ser normales, son muy grandes,
reside en un verbo:

H A C E R 

Hacen que las cosas, que de ellos dependen, pasen.
Sucedan. Existan. Estén vivas. Formen parte.
Convierten las ideas en hechos.
Transforman la visión en realidad.

Son excelentes en el desempeño.
No huyen de la ejecución. No se esconden.
A veces son obsesionados de la calidad.
Persiguen la excelencia, con una sonrisa, sin querer ser perfectos.
Admiten los errores, aprenden de ellos. Y aún así, no los magnifican.

Saben preguntar. Y escuchar después...
Comparten generosamente sus hallazgos.
Les invade cotidianamente el buen humor. Y por ello no se esconden si tienen que compartir sus tristezas.
Son personas curiosas. Cargadas de dudas. Detallistas. Sinceras.

La mayoría de estas personas normales, que se pasan la vida haciendo, ... no diciendo,
son excelentes en sus quehaceres cotidianos, son expertos en pequeñas habilidades.
Son geniales en eso que forma parte de la normalidad.
Son auténticos héroes anónimos.
Alegres que transmiten alegría.

Yo los veo cada día. Los visito con mi vida. Les cedo mi tiempo.
Me refiero a ese camarero que en el restaurante pone la mejor de sus sonrisas al servirte el desayuno.
O el que vende las entradas del cine y te desea que pases una buena tarde.
La doctora que te recibe con los ojos puestos en ti como si ninguna otra cosa fuera importante.
El recepcionista del hotel que tras darte la llave de tu habitación
te regala sinceramente un "buenas noches".
El amable taxista que pensó en ti antes de conocerte y colocó una botella de agua
a tu servicio para cuando entraras en su taxi.
Y así, un largo etcétera de profesionales que nos rodean...
Personas anónimas que dejan huella si dedicas un poco de tu tiempo a fijarte en ellas.

Y luego están los otros.
Los que viven llenos de amargura. Y pretenden contagiárnosla.
Los del "mal servicio", se dediquen a lo que se dediquen.
Los que no han aceptado que la vida está en los pequeños detalles.
Los que no cambian de humor. Viven en sentido único.
Los intelectuales de la palabra, que no hacen nunca lo que dicen. Mequetrefes.
Los que se las dan, y se las toman, no siendo nada.
Ya sabes de los que hablo...

¿Con cuál de estos personajes te quedas?
¿Cuál de ellos quisieras encontrarte cada día?
¿Y si la verdadera grandeza pasara por lo pequeño?

Lo más excelente quizás se alimente de detalles, de gestos...
Por eso, te dediques a lo que te dediques, DA lo mejor de TI en casa momento.
Estate disponible.

HAZ
que las cosas
PASEN



domingo, 17 de abril de 2016

LAS PALABRAS NO SE LAS LLEVA EL VIENTO




No! Las palabras no se las lleva el viento...

Esta semana he tenido una experiencia personal que me ha traído a la mente el recuerdo
de una historia que oí contar a Benjamin Zander, director de la Orquesta Filarmónica de Bostón,
durante un curso de Liderazgo en el que él fue mi profesor, hace ya más de 10 años.
No os contaré mi experiencia. Se queda para mi, (¡perdón!).
Pero sí la que Zander nos contó...

Decía que una mujer judía, sobreviviente del campo de concentración de Auschwitz,
cuando era niña, con 15 años, viajaba en un camión militar de prisioneros, camino del campo
de exterminio acompañada de su hermano pequeño, de 8 años de edad.
Tras cientos de kilómetros recorridos y varias paradas se dio cuenta, al mirar hacia abajo,
que su hermano iba descalzo, había perdido sus zapatos.

Y le dijo:

"Eres un niño estúpido, ni siquiera puedes cuidar tus cosas, 
... ¿cuando aprenderás?
por el amor de dios..."

Por desgracia fue lo último que le dijo a su hermano. Jamás volvió a verle.
Ella en ese momento no podía imaginar que al llegar al campo de concentración
los separarían para siempre, y que su hermano no sobreviviría muchos días
a los malos tratos que fue sometido.

Cuando ya mayor y la mujer salió de ese infierno a la VIDA,
se hizo esta promesa:

" NUNCA DIRE NADA A NADIE
QUE NO SEA LO QUE PUEDA QUEDAR
COMO LO ÚLTIMO QUE QUIERO QUE SEPA"

Ojo con lo que decimos, las palabras no se las lleva el viento.
Se quedan.
O se van.
Pero, en cualquier caso, puede que sea para siempre.
Cuídalas.
Cuida así a la gente que te acompaña en tu vida, a las que amas, a las personas que te importan.
Cuando te descubras a ti mismo con esas palabras que nada te gustaría que quedaran
como las últimas, corrígete cuanto antes, cambia tu tono, tu modo, tu lenguaje,
tu forma de decir, de sentir, tu sentido del humor, ...
Todo lo que sea necesario, por si son las últimas palabras.

También cuida las palabras si son contigo mismo.
¿Imaginas que sean las últimas que te digas? Uf!, ¿como quieres quedar contigo mismo?

Piensa en ello antes de decirlo.
Y si ya lo has dicho, cambia...

¿Y si fuera lo último?



domingo, 13 de marzo de 2016

EL CLUB DE LO SENCILLO



“Para disfrutar de lo sencillo, 
se requiere de cierta altura”
Doménico Cieri


Lo sencillo, es hermoso.
A mi, así me lo parece.
Soy un amante de lo obvio. 
En mis conferencias y cursos siempre suele ser de lo primero que hablo, ...desde hace años.
No me cansa. Me parece que sigue siendo una reflexión necesaria de continua repetición.

Cuentan que en una ocasión Sigmund Freud, el filósofo que posiblemente más teorías 
sobre psiquiatría y hábitos sexuales enunció, estaba fumando un puro en una entrevista de prensa,
lo que le sugirió a uno de los periodistas que le estaba entrevistando que le preguntara
si había una relación directa entre la forma fálica de los puros y la creciente demanda
que se estaba produciendo de los mismos en esa época.
Freud le contestó casi sin pensar: “A veces un puro es solamente un puro”

De eso se trata, de no olvidar con tanta frecuencia que, a veces un puro es sólo un puro.
De quitarle importancia y gravedad a las ideas cuando no la necesitan.
De no poner foco en lo complejo para explicar lo simple.
Las cosas muchas veces son sólo como son, y es nuestro complicado cerebro, 
o mejor dicho, nuestra obtusas mente, la que las complica.

¿Y si lo inteligente es ser sencillo?
¿Y si lo valiente es ser sencillo?
¿Y si la verdadera dificultad está en la sencillez?

Einstein lo explicaba bien cuando nos enseñaba que las personas inteligentes son aquellas
que hacen fácil lo complejo. Porque las poco inteligentes se encargan de complicar lo fácil, añadía.

Es lo obvio lo que casi siempre funciona.
Pero vivimos atrapado por la obnosis, la mente que obvia lo obvio de forma continuada.
Sin poner foco en lo sencillo, en lo que verdaderamente simplifica la existencia de las cosas.

El análisis de lo obvio requiere de una mente extraordinaria, nos decía Alfred North, 
el creador de la llamada filosofía del proceso.
Era tan sencilla su forma de entender la filosofía que se atrevía a decir que 
“toda filosofía occidental se reduce a una serie de notas escritas al margen de las páginas de Platón"

El palo de la escoba es sencillo.
El asa del cubo es sencilla.
La capucha del bolígrafo es sencilla.
La forma del vaso es sencilla.
La linea recta es sencilla.
Lo más innovador suele ser sencillo.
El diseño del árbol es sencillo.
Las olas del mar son sencillas.
El unir las bocas en un beso es sencillo.

Lo sencillo es hermoso.
La sencillez funciona !!!!
Y se mantiene con el paso de los años.
Sin embargo, parece que vivimos en búsqueda de lo complejo. 

En una ocasión leí que la vida está formada por lo obvio. Y que el resto son las otras cosas...
Creo que es una verdad de las llamadas absolutas.

Imitemos a la vida que es sencilla en sí misma.
Aprendamos la máxima latina tan clásica de:

primum vivere,
deinde philosophari

... que vale la pena primero vivir y luego ya, ...si acaso, filosofamos.

En la película Birdman, la inesperada virtud de la ignoracia,
el personaje tiene una nota en el espejo de su camerino que decía:

“Una cosa es una cosa,
y no lo que se dice de esa cosa"

¡BRAVO!
¿Se podría decir mejor?
Ni tampoco de una forma más simple.

Unete al club de lo sencillo.
Piensa que lo obvio casi siempre es lo que mejor funciona.
Unete al club del hacer, a concederle más poder que al del decir.
Hacer el camino de la vida, es vivir.
Decir, como observador, lo que la vida es, es morir estando vivo.
Vivir atrapado del propósito es vivir perdiendo vida.
Te invito a pensar mucho y a menudo, cuando sea necesario, 
pero no a quedarte preso de tus pensamientos.
Pásate a la acción, dale fuego al verbo hacer.
Pásate al

FACTOR H




domingo, 14 de febrero de 2016

UN BRINDIS POR LA VIDA, ...en un día de San Valentín




Hagamos HOY un brindis por la VIDA,
lo mejor que el amor nos trae cada día.


La poetisa Emily Dickinson nos lo dejó muy claro:

"Todo lo que sabemos del amor
es que el amor 
es todo lo que hay"


Hoy es San Valentín, patrón de los enamorados, ...según nos dejó la tradición católica romana.
Un día muy aprovechado por el comercio anglosajón.
Día de amor y marketing.
Dos ingredientes que se juntan varias veces, en fechas señaladas, a lo largo del año.
Ingredientes que para unos son antagónicos y para otros no.
Paradójicamente viven juntos,
...como si de un coctel de sustancias que, por sus diferencias, se atraen.

Hoy, nos dice el calendario, y el mercadeo, que es un día señalado para brindar por el AMOR.
Sin embargo, todos sabemos sin necesidad de rebuscar mucho en nuestro interior,
que todos los días deberían ser señalados para brindar por el AMOR.

Vamos muy deprisa. Casi siempre...
Vivimos muy deprisa.
No vemos lo esencial, lo cotidiano. No nos paramos a celebrarlo.
Agendas repletas de compromisos, de actividades, de tareas.
Pocos gustos nos damos. Muchas obligaciones asumimos.
Vivimos muchos momentos preciosos, únicos, casi sin tiempo para disfrutarlos,
casi sin tiempo para aprender de ellos,
para incorporarlos en nuestro ser.

Hoy, es un día de brindis por el amor.
Detengamonos un momento.
Dejemonos invadir por todo o bueno, ...o no, que nos esté pasando.
Por lo que la vida nos trae. Por lo que nosotros traemos a nuestra vida.
Ofrezcamos lo mejor de nosotros al momento presente.
Brindemos hoy por ser hoy y por lo que llegará mañana.
Brindemos hoy por lo que de ayer sigue hoy con nosotros, y por lo que ya no está.
Siempre hay tanto que celebrar...

¡La vida merece ser vivida!
Con intensidad. No de paso.
Vivir los amigos, los sueños, la libertad, el arte, un buen libro, ..., el amor.

Siempre es el momento de valorar enamoradamente
el significado profundo de lo que tenemos,
de lo que nos acompaña, de compartir con todos los que amamos

un brindis 
por la 
VIDA


domingo, 7 de febrero de 2016

EL AÑO DEL MONO




Mañana empieza el nuevo año chino, el año del mono.
Su nombre es HOU.
El mono, según el horóscopo chino, tiene un don muy especial:
descubrir nuevas soluciones, inusuales, a viejos problemas.

El mono tiene bien abiertos sus ojos.
Observa todo. Intenta no perder contacto con su entorno. Explora.
Mentalmente está alerta. Observa y analiza. Busca, siempre busca.

Su capacidad de adaptación no es de las mejores.
Sin embargo, no lo necesita. El mono es creador.
Resuelve las situaciones de forma revolucionaria. De forma original.
Como nunca antes...
Como nadie antes...

El mono tiene una gran facilidad para fijar su atención en los detalles.
Para inventar. Para imaginar lo que todavía no ha sucedido. Para adivinar el futuro. Para crearlo.
Es un animal que se muestra empático.

El mono ilumina su rostro con una sonrisa continua.
No pierde el buen sentido del humor.
El mono es cálido en las relaciones con otros monos.
El mono es alegre. Muestra felicidad, la comparte.
Su espontaneidad es irresistible.

El mono es agudo, ingenioso, creativo, comunicativo.
Habil, persuasivo, versatil, astuto, inquieto, curioso, estratega.
El mono improvisa. Inventa.
El mono se expresa sin miedos, abiertamente.
Provoca desafios a su alrededor. Es retador. Y es así como genera bienestar en su entorno.
El mono es un auténtico líder.
Vive aprendiendo de forma continuada. Es humilde.

El mono hace contribuciones a los demás. Se ocupa de los otros. Les importa.

El mono no es fiel, pero es leal.
Su fidelidad se ve truncada por la búsqueda continua de nuevas opciones.
Su lealtad consiste en demostrar, de verdad, un gran interés por las relaciones que le importan.
Siempre atento a sus tribus. Moriría por ellos.

El mono siempre lo intentará varias veces, si a la primera no encuentra la solución.
El mono no sólo observa, el mono hace. Tantas veces como sea necesario.
El mono es práctico no pierde el tiempo con lo que no le interesa. Se planifica.
El mono no emprende acciones que no le funcionen o no pueda aprender de ellas.

Cada mono es original. No ha nacido siendo parte de una serie.
Al mono le interesa la diversidad. Aprende de ella. La considera productiva.
El mono sabe rodearse de talento. Es un cazador de nuevo conocimiento.

Todo esto nos depara el 2016 según la sabiduría del calendario chino.
Es el año del MONO.
Pues ya sabes lo que toca,

HACER
el
 MONO  



miércoles, 6 de enero de 2016

TIC-TAC



"cuenta atrás"


Una cuenta atrás, eso es estar vivo.

Cada "tic-tac" 
es un segundo de vida que pasa,
huye, y no se repite.
Y hay en ella tanta intensidad,
tanto interés, 
que el problema es sólo saberla vivir.

Frida Kahlo

Paseo frente al mar en un día de magia, ...de reyes magos.
El mar no sólo se ve, también se huele. Se oye.
La energía del sol se siente en la cara uniéndose al frío del viento.
No son incompatibles.

El año ha empezado, divertido, excitante, abierto a todo, dejándose sentir como nuevo. 
Me acompaña el libro Amor y Matemáticas de Edward Frenkel.
El amor y las matemáticas no son incompatibles, como el frío del viento y el calor del sol.

En mi cabeza, esta mañana mágica, ...de reyes magos, 
suena la música al piano de James Rhodes no desde un cd, sino me llega de su libro Instrumental.
¡Que vida la de Rhodes!
Violado a los seis años. 
Drogadicto y alcohólico.
Con cinco intentos de suicidio antes sí.
Habiendo perdido a un hijo.
... Y hoy, uno de los más reconocidos concertistas de piano en el mundo, con tan sólo cuarenta años.
Uno de los principales renovadores de la música clásica.
Escritor semanal en The Guardian.
En uno de esos "tic-tac" de su vida,
decidió construir un futuro diferente al que estaba acostumbrado,
al que su pasado siempre le había ofrecido en bandeja de plata.
Un gran ejemplo de que siempre todo está por hacer.

Hoy me han traído los reyes lecturas, música y pensamientos que, a mi modo de ver, son mágicos.
Y unas ganas locas de besar.
De besar a la vida.
Y de recibir su cotidiano

TIC-TAC