domingo, 30 de octubre de 2016

LAS LEYES DE NEWTON



"La única forma que conocen los humanos de llegar a alguna parte es dejar algo atrás"
(Interstellar_Christopher Nolan)

Cuanto nos queda por aprender de Newton. 
De sus tres leyes fundamentales sobre el movimiento.

Tres principios a partir de los cuales se explican las leyes fundamentales 
de la física mecánica, relativos al movimiento de los cuerpos.
Tres principios, llamados leyes de la mecánica clásica 
que sólo se cumplen en estados de referencia inerciales, 
es decir, cuando el movimiento es constante.
Y tres principios, en mi humilde opinión, que explican también 
ciertos comportamientos de las personas.

Recordémoslas de una forma breve y sencilla:

PRIMERA LEY DE NEWTON: 
LA LEY DE LA  INERCIA

Nos dice que un cuerpo no puede cambiar por si sólo su estado inicial.
Necesita para ello que se le aplique una fuerza.
Así es!

¿Cuál es la fuerza que nos hace cambiar de dirección?
Newton nos lo dejó claro con su fórmula:

F = m . a
La fuerza es "MUCHO AMOR"
Quizás la "F" también sea la de FELICIDAD.

Es la fuerza más potente que debería mover el mundo: el AMOR.
La pasión que nos empuja a conseguir nuestros deseos.
Aunque a veces, con frecuencia, aparecen otras fuerzas, como el miedo, 
cambiando la fórmula por  F = m . m
(mucha mierda!)

Siguiendo a Newton también hay otras fuerzas que impiden el movimiento rectilíneo uniforme:
las fuerzas de roce.
O también llamadas de fricción.
Todos los cuerpos en movimiento están sometidos continuamente a estas fuerzas.
Y les frena de forma progresiva.
Yo conozco muchas de estas fuerzas.
Estas fuerzas establecen la relación fundamental entre el estado de reposo y de movimiento.
Saber mantener el equilibrio entre estos dos estados: reposo y movimiento,
quizás sería aprender a vivir en un mejor estado de bienestar y felicidad.


SEGUNDA LEY DE NEWTON:
LA FUERZA  MOTRIZ

Viene a decirnos que la aceleración que adquiere un cuerpo es proporcional 
a la fuerza aplicada sobre el mismo.
Eso sí, nos dice también que si sobre el cuerpo actúan varias fuerzas, el resultado es 
la suma vectorial de todas ellas.
Es una ecuación vectorial, es decir, se debe cumplir componente a componente, variable a variable.

F = F1 + F2 + F3 + Fn ...

Esta ley nos enseña a descomponer el resultado final de una fuerza, 
que marca una determinada dirección a un cuerpo, 
en las diferentes variables que ejercen influencia sobre la fuerza resultante.

Sencillo, si somos capaces de descomponer lo que nos es válido de lo que no,
seremos capaces de quitar lo que sobra, y de dar más presencia a "las fuerzas"
que nos interesan, marcando la dirección deseada.
Es la LEY DE LA ELECCIÓN.

Poder elegir sobre qué poner foco y sobre qué no.
Así es el mundo de nuestros pensamientos, como la segunda ley de Newton,
un parlamento dividido entre lo que sí nos gusta y en lo que no.
Entre la cabeza y el corazón.
Aprender y aplicar la descomposición en diferentes variables de esta ley de la elección, 
nos permite salir de los conflictos más comunes, pudiendo elegir entre lo que nos interesa y lo que no.
Los conflictos más poderosos suelen ser fruto de una deliberación interna
entre el regocijo de los recuerdos del pasado, positivos o no, y la ambición de los nuevos sueños.
Entre lo sucedido y el poder de lo imaginado.
Entre el explorador que reside en cada uno de nosotros y el habitante que se resiste a cambiar.


TERCERA LEY DE NEWTON:
LA LEY DE  ACCIÓN Y REACCIÓN

Nos dice que siempre que un objeto establece una fuerza sobre un segundo objeto,
este ejerce una fuerza de igual magnitud y dirección contraria sobre el primero.
A cada acción siempre se opone una reacción en sentido contrario.

Es decir,

F = -F

Viene a decir que si una persona empuja a otra de peso similar las dos se mueven 
en la misma velocidad pero en sentido contrario. Tela !
Y también nos dice que si una persona rema encima de un bote empujará el agua
con el remo en un sentido hacia atrás y el agua responderá empujando el bote hacia adelante.
O que al disparar una bala la pólvora sobre la pistola ejerce una fuerza hacia atrás por eso
la bala sale hacia adelante.
En fin, que ojo con lo que empujamos hacia atrás porque ejerce de igual magnitud
una fuerza hacia adelante.

También nos enseña que tendemos a construir nuestro futuro con lo que nos valió 
en el pasado, apoyándonos en las fuerzas que "tiran para atrás", 
...y es verdad que así se ejercerá la fuerza que se necesita para ir adelante;
lo malo es que no quiere decir que sea en la dirección adecuada.

Cuando perdemos algo tendemos ir a buscarlo en el lugar que un día estuvo. 
Y puede que no lo encontremos. En ese caso, no habrá fuerza alguna.
Tratamos de construir nuestro futuro con las reglas que sirvieron en el pasado,
olvidando que la fuerza de agarrarse a un clavo pasado hace que el clavo te agarre a ti:
acción y reacción. 
Es decir, te quedas atrapado en el pasado. 

Tus reacciones son dependientes en ese caso de las acciones
que te sirvieron hace mucho tiempo,
y que quizás ya no produzcan las acciones resultantes que hoy esperas.

Podría ser peligrosa la ley de acción y reacción
si no somos conscientes de lo que nos ata.

También esta ley nos enseña que hagas lo que hagas siempre dejas algo atrás.
Cada etapa tiene su tiempo, es decir su acción que provoca reacción.
Y cada persona tiene sus etapas.
Vivirlas todas es quizás una forma de ser más sabio.
Vivir es ir quemando etapas.


Tres leyes fundamentales, 
tres aprendizajes que nos ponen en 
movimiento



No hay comentarios: