domingo, 17 de abril de 2016

LAS PALABRAS NO SE LAS LLEVA EL VIENTO




No! Las palabras no se las lleva el viento...

Esta semana he tenido una experiencia personal que me ha traído a la mente el recuerdo
de una historia que oí contar a Benjamin Zander, director de la Orquesta Filarmónica de Bostón,
durante un curso de Liderazgo en el que él fue mi profesor, hace ya más de 10 años.
No os contaré mi experiencia. Se queda para mi, (¡perdón!).
Pero sí la que Zander nos contó...

Decía que una mujer judía, sobreviviente del campo de concentración de Auschwitz,
cuando era niña, con 15 años, viajaba en un camión militar de prisioneros, camino del campo
de exterminio acompañada de su hermano pequeño, de 8 años de edad.
Tras cientos de kilómetros recorridos y varias paradas se dio cuenta, al mirar hacia abajo,
que su hermano iba descalzo, había perdido sus zapatos.

Y le dijo:

"Eres un niño estúpido, ni siquiera puedes cuidar tus cosas, 
... ¿cuando aprenderás?
por el amor de dios..."

Por desgracia fue lo último que le dijo a su hermano. Jamás volvió a verle.
Ella en ese momento no podía imaginar que al llegar al campo de concentración
los separarían para siempre, y que su hermano no sobreviviría muchos días
a los malos tratos que fue sometido.

Cuando ya mayor y la mujer salió de ese infierno a la VIDA,
se hizo esta promesa:

" NUNCA DIRE NADA A NADIE
QUE NO SEA LO QUE PUEDA QUEDAR
COMO LO ÚLTIMO QUE QUIERO QUE SEPA"

Ojo con lo que decimos, las palabras no se las lleva el viento.
Se quedan.
O se van.
Pero, en cualquier caso, puede que sea para siempre.
Cuídalas.
Cuida así a la gente que te acompaña en tu vida, a las que amas, a las personas que te importan.
Cuando te descubras a ti mismo con esas palabras que nada te gustaría que quedaran
como las últimas, corrígete cuanto antes, cambia tu tono, tu modo, tu lenguaje,
tu forma de decir, de sentir, tu sentido del humor, ...
Todo lo que sea necesario, por si son las últimas palabras.

También cuida las palabras si son contigo mismo.
¿Imaginas que sean las últimas que te digas? Uf!, ¿como quieres quedar contigo mismo?

Piensa en ello antes de decirlo.
Y si ya lo has dicho, cambia...

¿Y si fuera lo último?



domingo, 13 de marzo de 2016

EL CLUB DE LO SENCILLO



“Para disfrutar de lo sencillo, 
se requiere de cierta altura”
Doménico Cieri


Lo sencillo, es hermoso.
A mi, así me lo parece.
Soy un amante de lo obvio. 
En mis conferencias y cursos siempre suele ser de lo primero que hablo, ...desde hace años.
No me cansa. Me parece que sigue siendo una reflexión necesaria de continua repetición.

Cuentan que en una ocasión Sigmund Freud, el filósofo que posiblemente más teorías 
sobre psiquiatría y hábitos sexuales enunció, estaba fumando un puro en una entrevista de prensa,
lo que le sugirió a uno de los periodistas que le estaba entrevistando que le preguntara
si había una relación directa entre la forma fálica de los puros y la creciente demanda
que se estaba produciendo de los mismos en esa época.
Freud le contestó casi sin pensar: “A veces un puro es solamente un puro”

De eso se trata, de no olvidar con tanta frecuencia que, a veces un puro es sólo un puro.
De quitarle importancia y gravedad a las ideas cuando no la necesitan.
De no poner foco en lo complejo para explicar lo simple.
Las cosas muchas veces son sólo como son, y es nuestro complicado cerebro, 
o mejor dicho, nuestra obtusas mente, la que las complica.

¿Y si lo inteligente es ser sencillo?
¿Y si lo valiente es ser sencillo?
¿Y si la verdadera dificultad está en la sencillez?

Einstein lo explicaba bien cuando nos enseñaba que las personas inteligentes son aquellas
que hacen fácil lo complejo. Porque las poco inteligentes se encargan de complicar lo fácil, añadía.

Es lo obvio lo que casi siempre funciona.
Pero vivimos atrapado por la obnosis, la mente que obvia lo obvio de forma continuada.
Sin poner foco en lo sencillo, en lo que verdaderamente simplifica la existencia de las cosas.

El análisis de lo obvio requiere de una mente extraordinaria, nos decía Alfred North, 
el creador de la llamada filosofía del proceso.
Era tan sencilla su forma de entender la filosofía que se atrevía a decir que 
“toda filosofía occidental se reduce a una serie de notas escritas al margen de las páginas de Platón"

El palo de la escoba es sencillo.
El asa del cubo es sencilla.
La capucha del bolígrafo es sencilla.
La forma del vaso es sencilla.
La linea recta es sencilla.
Lo más innovador suele ser sencillo.
El diseño del árbol es sencillo.
Las olas del mar son sencillas.
El unir las bocas en un beso es sencillo.

Lo sencillo es hermoso.
La sencillez funciona !!!!
Y se mantiene con el paso de los años.
Sin embargo, parece que vivimos en búsqueda de lo complejo. 

En una ocasión leí que la vida está formada por lo obvio. Y que el resto son las otras cosas...
Creo que es una verdad de las llamadas absolutas.

Imitemos a la vida que es sencilla en sí misma.
Aprendamos la máxima latina tan clásica de:

primum vivere,
deinde philosophari

... que vale la pena primero vivir y luego ya, ...si acaso, filosofamos.

En la película Birdman, la inesperada virtud de la ignoracia,
el personaje tiene una nota en el espejo de su camerino que decía:

“Una cosa es una cosa,
y no lo que se dice de esa cosa"

¡BRAVO!
¿Se podría decir mejor?
Ni tampoco de una forma más simple.

Unete al club de lo sencillo.
Piensa que lo obvio casi siempre es lo que mejor funciona.
Unete al club del hacer, a concederle más poder que al del decir.
Hacer el camino de la vida, es vivir.
Decir, como observador, lo que la vida es, es morir estando vivo.
Vivir atrapado del propósito es vivir perdiendo vida.
Te invito a pensar mucho y a menudo, cuando sea necesario, 
pero no a quedarte preso de tus pensamientos.
Pásate a la acción, dale fuego al verbo hacer.
Pásate al

FACTOR H




domingo, 14 de febrero de 2016

UN BRINDIS POR LA VIDA, ...en un día de San Valentín




Hagamos HOY un brindis por la VIDA,
lo mejor que el amor nos trae cada día.


La poetisa Emily Dickinson nos lo dejó muy claro:

"Todo lo que sabemos del amor
es que el amor 
es todo lo que hay"


Hoy es San Valentín, patrón de los enamorados, ...según nos dejó la tradición católica romana.
Un día muy aprovechado por el comercio anglosajón.
Día de amor y marketing.
Dos ingredientes que se juntan varias veces, en fechas señaladas, a lo largo del año.
Ingredientes que para unos son antagónicos y para otros no.
Paradójicamente viven juntos,
...como si de un coctel de sustancias que, por sus diferencias, se atraen.

Hoy, nos dice el calendario, y el mercadeo, que es un día señalado para brindar por el AMOR.
Sin embargo, todos sabemos sin necesidad de rebuscar mucho en nuestro interior,
que todos los días deberían ser señalados para brindar por el AMOR.

Vamos muy deprisa. Casi siempre...
Vivimos muy deprisa.
No vemos lo esencial, lo cotidiano. No nos paramos a celebrarlo.
Agendas repletas de compromisos, de actividades, de tareas.
Pocos gustos nos damos. Muchas obligaciones asumimos.
Vivimos muchos momentos preciosos, únicos, casi sin tiempo para disfrutarlos,
casi sin tiempo para aprender de ellos,
para incorporarlos en nuestro ser.

Hoy, es un día de brindis por el amor.
Detengamonos un momento.
Dejemonos invadir por todo o bueno, ...o no, que nos esté pasando.
Por lo que la vida nos trae. Por lo que nosotros traemos a nuestra vida.
Ofrezcamos lo mejor de nosotros al momento presente.
Brindemos hoy por ser hoy y por lo que llegará mañana.
Brindemos hoy por lo que de ayer sigue hoy con nosotros, y por lo que ya no está.
Siempre hay tanto que celebrar...

¡La vida merece ser vivida!
Con intensidad. No de paso.
Vivir los amigos, los sueños, la libertad, el arte, un buen libro, ..., el amor.

Siempre es el momento de valorar enamoradamente
el significado profundo de lo que tenemos,
de lo que nos acompaña, de compartir con todos los que amamos

un brindis 
por la 
VIDA


domingo, 7 de febrero de 2016

EL AÑO DEL MONO




Mañana empieza el nuevo año chino, el año del mono.
Su nombre es HOU.
El mono, según el horóscopo chino, tiene un don muy especial:
descubrir nuevas soluciones, inusuales, a viejos problemas.

El mono tiene bien abiertos sus ojos.
Observa todo. Intenta no perder contacto con su entorno. Explora.
Mentalmente está alerta. Observa y analiza. Busca, siempre busca.

Su capacidad de adaptación no es de las mejores.
Sin embargo, no lo necesita. El mono es creador.
Resuelve las situaciones de forma revolucionaria. De forma original.
Como nunca antes...
Como nadie antes...

El mono tiene una gran facilidad para fijar su atención en los detalles.
Para inventar. Para imaginar lo que todavía no ha sucedido. Para adivinar el futuro. Para crearlo.
Es un animal que se muestra empático.

El mono ilumina su rostro con una sonrisa continua.
No pierde el buen sentido del humor.
El mono es cálido en las relaciones con otros monos.
El mono es alegre. Muestra felicidad, la comparte.
Su espontaneidad es irresistible.

El mono es agudo, ingenioso, creativo, comunicativo.
Habil, persuasivo, versatil, astuto, inquieto, curioso, estratega.
El mono improvisa. Inventa.
El mono se expresa sin miedos, abiertamente.
Provoca desafios a su alrededor. Es retador. Y es así como genera bienestar en su entorno.
El mono es un auténtico líder.
Vive aprendiendo de forma continuada. Es humilde.

El mono hace contribuciones a los demás. Se ocupa de los otros. Les importa.

El mono no es fiel, pero es leal.
Su fidelidad se ve truncada por la búsqueda continua de nuevas opciones.
Su lealtad consiste en demostrar, de verdad, un gran interés por las relaciones que le importan.
Siempre atento a sus tribus. Moriría por ellos.

El mono siempre lo intentará varias veces, si a la primera no encuentra la solución.
El mono no sólo observa, el mono hace. Tantas veces como sea necesario.
El mono es práctico no pierde el tiempo con lo que no le interesa. Se planifica.
El mono no emprende acciones que no le funcionen o no pueda aprender de ellas.

Cada mono es original. No ha nacido siendo parte de una serie.
Al mono le interesa la diversidad. Aprende de ella. La considera productiva.
El mono sabe rodearse de talento. Es un cazador de nuevo conocimiento.

Todo esto nos depara el 2016 según la sabiduría del calendario chino.
Es el año del MONO.
Pues ya sabes lo que toca,

HACER
el
 MONO  



miércoles, 6 de enero de 2016

TIC-TAC



"cuenta atrás"


Una cuenta atrás, eso es estar vivo.

Cada "tic-tac" 
es un segundo de vida que pasa,
huye, y no se repite.
Y hay en ella tanta intensidad,
tanto interés, 
que el problema es sólo saberla vivir.

Frida Kahlo

Paseo frente al mar en un día de magia, ...de reyes magos.
El mar no sólo se ve, también se huele. Se oye.
La energía del sol se siente en la cara uniéndose al frío del viento.
No son incompatibles.

El año ha empezado, divertido, excitante, abierto a todo, dejándose sentir como nuevo. 
Me acompaña el libro Amor y Matemáticas de Edward Frenkel.
El amor y las matemáticas no son incompatibles, como el frío del viento y el calor del sol.

En mi cabeza, esta mañana mágica, ...de reyes magos, 
suena la música al piano de James Rhodes no desde un cd, sino me llega de su libro Instrumental.
¡Que vida la de Rhodes!
Violado a los seis años. 
Drogadicto y alcohólico.
Con cinco intentos de suicidio antes sí.
Habiendo perdido a un hijo.
... Y hoy, uno de los más reconocidos concertistas de piano en el mundo, con tan sólo cuarenta años.
Uno de los principales renovadores de la música clásica.
Escritor semanal en The Guardian.
En uno de esos "tic-tac" de su vida,
decidió construir un futuro diferente al que estaba acostumbrado,
al que su pasado siempre le había ofrecido en bandeja de plata.
Un gran ejemplo de que siempre todo está por hacer.

Hoy me han traído los reyes lecturas, música y pensamientos que, a mi modo de ver, son mágicos.
Y unas ganas locas de besar.
De besar a la vida.
Y de recibir su cotidiano

TIC-TAC




jueves, 31 de diciembre de 2015

G R A C I A S 2015 !!!




Dar las gracias es vital.
Vivir agradecido es vivir con un imán:
atrae las tormentas cuando se necesitan,
y el brillo del sol cuando el calor es lo esperado.
Atrae el llanto cuando se requieren lágrimas
para limpiar el cristal de las emociones.
Y atrae risas para deshollinar el alma.



Así me siento yo, con ganas de daros mis 

 G R A C I A S !!!


G R A C I A S 
a la vida, 
...que me llena de regalos cada día.

G R A C I A S 
por tu tiempo.
Por compartir conmigo lo que más vale de ti.

G R A C I A S,
a todo lo que es este año,
que está a punto de decir adiós, fue mío, 
aunque sólo fuera por un instante.
Ya sé que la vida no es más que eso, ¡ instantes !


G R A C I A S,
a lo que hemos podido compartir.
Vivir juntos. 
En contacto o no.
Físicamente o através de las diferentes nubes.

G R A C I A S,
a todos vosotr@s,
a los que me regalasteis vuestro " sí ",
a los que me me visitasteis con un " no ".

G R A C I A S,
a mi bendito trabajo, que tanto adoro.
A los llamados clientes, 
a los compañeros de viaje, que me llenan de luz,
a mis errores, a mis fracasos, a mis éxitos, 
por hacerme más fuerte.
A todos los que me ayudan cada día a ser mejor,
por ser tan generosos conmigo 
y exponerme a tanto nuevo aprendizaje.

G R A CI A S, 
a mis mejores amigos, los de siempre para siempre,
los de verdad, esos que son muy pocos,...
Y gracias a todos los que también llamo amigos. 
También son de verdad.

G R A C I A S,
A mi familia, a mi hogar, a mi identidad.
A ellas. Siempre están ahí.

G R A C I A S,
a ese libro que me ha acompañado,
y enseñado tanto...,
a esa película que me ha traído ideas,
a todas las fotos que ya guardo para siempre,
a la magia de los momentos compartidos con maestros cotidianos, 
mis verdaderos héroes,
maestros en el aula, maestros en la parada del bus,
maestros paseando por la playa,
maestros en el hospital, maestros sobre un escenario,
maestros que con vuestra música, o con vuestros cuentos, 
me habéis ayudado a estar más despierto.

G R A C I A S,
a los más de 130.000 visitantes
que habéis paseado por mi blogosfera
durante este año,
Gracias X-plorers por estar ahí.
Venís de más de 50 países diferentes.
¡¡¡ Todos bienvenidos !!!

G R A C I A S,
al año 2015,
por todo lo que ha sido,
y por lo que no.
Por lo que ha habido
y por lo que ha faltado.


G R A C I A S,
por estar aquí.
Esperando ya el NUEVO AÑO 2016,
despierto, con mis ojos brillantes, abiertos, expectantes,...
Ilusionado, alerta, vivo, abierto, atento, ...
Amando. 

G R A C I A S,
a la vida 
por su mejor regalo, el 

tiempo




domingo, 13 de diciembre de 2015

EL MEJOR REGALO PARA ESTA NAVIDAD





Llega la Navidad.
Tan sólo una semana para que llegue el momento de parar en el oficio.
Días de villancicos, de vivir los días en blanco y rojo sobre fondo verde,
de darle protagonismo a las guirnaldas, los matasuegras, las lucecitas de colores, el muérdago,
las figuritas del belén, el abeto y los regalos.

Yo ya he elegido mi regalo.
Un regalo que me haré a mi mismo.
Y también pediré a otros que me lo hagan.
Lo deseo !
Incluso creo que lo merezco...
Hablaré con Papá Nöel, y con los Magos de Oriente, pero no me pienso quedar sin él este año.

Este regalo no necesita paquete, mejor si está libre, fuera de todo tipo de caja.
Tampoco necesita estar envuelto en un papel especial. Él ya es muy especial.
Este regalo no necesita lazo. Él, en sí mismo, ya es el mejor de los lazos.

Este regalo, que me haré, y pediré que me hagan, me dará la mayor de las libertades posibles:
La libertad de vivir cada momento de la Navidad como si fuera único.
La libertad de elegir qué hacer en cada instante.
La libertad de estar presente siempre, en todos los minutos de estos días de vacaciones.

Este regalo me permitirá pasear por la playa, mojando mis pies, cogido de su mano.
Este regalo me dejará dormir sin prisa, sin despertador, eliminar sin prisa mis sueños.
Este regalo me enriquecerá con la lectura de varios libros, pendientes de mi desde hace mucho.
Este regalo me emborrachará de vino negro, de cava frío, de agua con gas.
Este regalo me llevará de visita, a ver a mis amigos, a mi familia, ...a las personas que más quiero.
Este regalo me hará sentir pleno sin tener que hacer nada. Estar vivo, y sentirlo, sin nada que hacer.
Este regalo me dará el mejor de los regalos, sentir a ellas muy cerca.
Este regalo me llenará de amor.
¿Hay algo más necesario y apetecible en Navidad?
¿Hay algo más necesario y apetecible en el resto del año?

Yo ya me he pedido mi regalo.
Y en cuanto lo tenga me tocará cuidarlo con esmero.
Sacarle el mayor de los partidos.
Aprovecharlo bien.
Aprender también de sus enseñanzas para el resto del año nuevo.
Porque no sé si lo sabéis, pero se gasta. Pasa.Va a toda prisa.
Si se pierde, no se recupera.

Es un regalo que no viene con manual de instrucciones.
Ahora bien, cuando pones la inteligencia y todo tu ser a su servicio
él se auto-construye de una forma excepcional.
No necesita prospecto, ni ficha técnica.

Quiero ser muy feliz con este regalo que me va a traer la Navidad.
Pídetelo si tu también lo quieres.
Cada persona tiene el suyo para regalárselo si así lo desea.

Yo ya me lo he pedido y no dejaré que nada, ni nadie, me lo robe,
ni que nadie me impida hacer uso de él como desee...
Nada ni nadie, que no esté en mis intenciones, hará uso de mi regalo estrella en estas fiestas,
de mi

T I E M P

Quizás el mejor de los regalos posibles que puedes hacerte.

Ah, y ...


FELiZ NAViDAD !!!!



domingo, 22 de noviembre de 2015

L,L y L, ...en una tarde de Otoño




Disfrutando de la L...

Live, 
Laugh,
Love

Vida con risa y con amor.
¿Hay algo mejor?

...Es domingo.
Tarde de chimenea y castañas.
De olor a otoño.
Acompañado con la música de Lang Lang. 
Vivir. Reír. Amar.
Medicinas para el corazón.
¿Para qué más?
Nada que añadir.
Punto y final.



domingo, 1 de noviembre de 2015

LOS COCHES DE CHOQUE; una metáfora...





Recuerdo, cuando de pequeño, a mi pueblo, venían los coches de choque.
Era toda una fiesta para los niños. Pasábamos horas y horas allí, sin movernos.
Como atrapados por esa música y esos ruidos de sirenas que tragaban la ficha que movía el coche.
Ahora, de mayor, de vez en cuando, me gustaría viajar por la vida con uno de esos coches de choque.

Que libre te sentías por aquellas pistas con suelo de acero.
Es verdad que estaban acotadas, perimetreadas;
pero con nuestra imaginación podíamos desde allí recorrer el mundo.
Podíamos conducir hacia donde quisiéramos, libremente, sin miedo a chocar.
Nunca un choque allí era grave.
Los choques, en aquel entorno, eran graciosos, producían risas. Eran, incluso por momentos, buscados.
Le perpetrabas un golpe lateral cruzado al chico que intentaba ligar con tu chica y te quedabas tan tranquilo.
O librabas el golpe que ese amigo te quería dar en revancha del que tu le habías dado el día anterior.

Era una forma de conducir que, aún chocando, no abollabas
nunca los sentimientos de los demás.
Y, una vez sonaba la sirena, toda pasaba, como si nada hubiese ocurrido,
hasta que volviese ha empezar un nuevo viaje.

Cada vez que empezaba la nueva partida, se iniciaba con un camino poco planificado.
No se podía.
Uno no sabía lo que iba a pasar, donde estaría el atasco de otros coches, unos contra otros.
Quizás era una fantástica analogía de la propia vida. Una buena enseñanza infantil.
Porque en la vida, aunque escojamos ciertos caminos,
con frecuencia no sabemos donde están los “coches atascados”, donde nos quedaremos “pillados”,
y a veces, nos encontramos metidos en un atolladero del que sólo podemos salir
dando pequeños golpes a los que están cerca.
En este caso, a diferencia de los coches de choque, con frecuencia causando abolladuras.
El azar, como en la pista de los coches de choque, también participa.
No sabes nunca lo que te espera a la vuelta de la esquina.

Los coches de choque tenían una guía. Un palo atrás que les unía a su punto de energía.
Las personas tenemos guía, un palo que une el corazón con las ideas. El cerebro con el sentir.
Y, si estaban bien conectados salían chispas en la red que atravesaba toda la pista.
Chispas que son como un motor de energía que nos permite estar alineados, funcionando a las mil maravillas.

Los coches de choque dependen para funcionar bien de comerse una ficha.
Nosotros también. Nuestra ficha más especial es el amor.
El amor por el que decidimos ir en una dirección o en otra.
El amor que nos carga con la gasolina de la ilusión.
Y, ojo, como les pasa a los coches de choque, si una vez nos quedamos sin fichas,
podemos pedir ayuda a ese personaje que, bajo el riesgo de ser atropellado,
se desplazará por toda la pista, entre todos los coches, para rescatarnos y llevarnos a una orilla.

Nuestra vida es un viaje. Que como el viaje de los coches de choque tiene un tiempo limitado.
Como para no aprovechar bien la

 FICHA




domingo, 25 de octubre de 2015

La Fórmula “TOP SECRET""



Harto ya de estar harto ya me cansé”,
...dice la canción



Revelado el secreto.
Esta es la fórmula:

E = M x T x

Surgen por las verborreas de muchos colegas de profesión, o al menos ell@s así se consideran,
que somos capaces de atraer aquello que sucede en nuestra vida por el mero hecho de desearlo,
por la fuerza del deseo.
Con mucho cariño:

MENUDA ESTUPIDEZ !!!

El deseo es absolutamente necesario para que algo que perseguimos en nuestra vida, empiece a tomar forma.
A los seres humanos nos mueve el deseo.
La evolución humana ha sido, y seguirá siéndolo, resultado del deseo.
De los sueños perseguidos, si así lo prefieres llamar.
Resultado de poner la imaginación al servicio de la idea.

Me encanta convivir con soñadores. Mirar sus ojos y sentir su brillo.
Me considero soñador.
Creo en el poder de los sueños.
En el poder del deseo.
Sé que en mi vida, mucho de lo conseguido, quizás todo, nació en modo de deseo.
Todo fue, antes, un sueño.

¿ Y ?

Sé, de la misma manera y con la misma intensidad, que es insuficiente con soñar.
Que sólo con el soñar no harás tus ideas realidad.
Algo más falta. Según para conseguir qué, mucho más nos falta.

No nos vendan más basura por favor.
Déjense de secretos mal contados.
No nos digan nunca más eso de "querer es poder”.
Ya todos sabemos que sin querer no podremos, pero también que solo queriendo será muy difícil que llegue.
Y sabemos que por el hecho de querer, aunque es un verbo que nos ayuda,  no estará garantizado el poder.
¡Dejen de engañarnos!

Debemos abandonar, de una vez por todas, esas corrientes pseudo-culturales-filosóficas-espirituales
que nos venden ideas, fuera y dentro del mundo profesional,
sobre la intención de que somos capaces de amaestrar la realidad.
Elegir la realidad que nos toca vivir no es lo mismo que si fuera encargar una pizza o decidir un destino vacacional.
Por favor, señores guruses del todo se puede,  pregúntenles que piensan de esto a las personas que ahora,
en estos momentos, por cualquier motivo profesional, de salud, de amor, de...,
lo están pasando mal sin haberlo elegido ellos.

Gran parte de la realidad en la que habitamos y vivimos es dependiente de nuestra elección.
Eso es así.
Pero una parte, no lo confundamos con la totalidad.
No lo confundamos con la idea de que un deseo se cumplirá por el hecho de ser deseado.
No divaguemos con discursos falsos.

Nuestra última verdad es el poder que tenemos los humanos de elegir  nuestra disposición mental
ante cualquier hecho que nos acontezca, haya sido elegido por nosotros o no.
Eso es actitud. La disposición ante lo sucedido o lo que está por suceder.
Y en eso se basa el gran poder de la aceptación. Y también del cambio.
Pero una cosa es la disposición ante los hechos y otra muy distinta la elección de los propios hechos.
Unos serán elegidos, otros no.
Otros nos los regalará el azar, o la biología, o el entorno, o la propia vida que es todo ello...
La vida, cada una de nuestras vidas, tiene una geografía de límites de los que no podremos salir.
O no, al menos, sólo por el hecho de practicar el deseo, el querer.

No podemos controlarlo todo, ...aunque quisiéramos.
Y eso es lo bonito de la vida: su INCERTIDUMBRE.
Vivir siendo conscientes de que la vida es incierta,
es la propuesta más bonita que nos podemos brindar para sentirnos un ser vivo.

Creo en el deseo si se acompaña de un verbo fantástico, el verbo

HACER

La cerilla se tiene que rascar para que se encienda.
Sólo se llega a alguna parte si se camina, decía Alicia en su país de las maravillas.
Se trata de empezar a hacer. De empezar a andar. Y de seguir andando...
Para que algo pase debemos acompañar al deseo con el hacer.
Por eso no tengo dudas de que la fórmula del secreto, el verdadero TOP SECRET es:

E = M x T x C

El éxito alcanzado de algo que deseamos está en

MOVER TU CULO




domingo, 18 de octubre de 2015

Y TÚ ? Cielo o infierno?





Confirmamos fuera de nosotros lo que vivimos por dentro. 
Si estamos en paz, vemos cielo.
Y si estamos desordenados internamente, vemos caos.
Si estamos dolidos, vivimos infierno.
Quizás esta sea la elección más importante que nos debemos hacer cada día varias veces.
Es así como conformamos nuestra forma de entender los momentos.
Vivir es coleccionar momentos, (...no hay que olvidarlo).

La pregunta es:
¿Quiero vivir en el cielo o en el infierno? 

Generalmente, lo que soy capaz de crear en mi, lo reflejaré en mi mundo, en mi cotidianidad,
haciendo para mi, y para todos los que me rodean, que los lugares que habito
formen parte del cielo o del infierno.

Tenemos unos 70.000 pensamientos al día.
Elegir convertirlos en un milagro o no, ya nos lo decía Gandhi,
está más en nuestra mano de lo que imaginamos.
Y es una reflexión independiente absolutamente de lo que la vida nos trae. 
Al margen de ser muy consciente de que no todo se puede elegir.
Porque, en ocasiones, la vida nos trae cosas que no nos gustan, inesperadas.
Sorpresas desagradables que debemos aceptar...
Aún así, vivir en el cielo o en el infierno es nuestra gran 

ELECCIÓN

Es una cuestión de disposición mental ante todo lo que nos acontece.

Mira este vídeo sino, y luego hablamos...





Conozco personas que, en general, complican todo lo que tocan.
¿Y tú?
Conozco personas que, en general, facilitan todo lo que tocan.
¿Y tú?
Conozco personas que, en general, todo lo que viven lo convierten en un drama.
¿Y tú? 
Conozco personas que, en general, todo lo que viven lo convierten en una comedia.
¿Y tú?

Eso, ...

Y TÚ ?



lunes, 12 de octubre de 2015

EDSO, ...Y las familias que tienen personas con Síndrome de Down






"La naturaleza no hace nada en vano”
-Aristóteles-



Este post, es tan sólo una nota de agradecimiento.
Al leerlo, espero que encuentres entre sus líneas el por qué...

Este fin de semana fui invitado al Encuentro Nacional de Familias con personas
que alguno de sus miembros tienen síndrome de Down.
Se celebraba en Valencia, en la Ciudad de las Artes y las Ciencias.
Asistieron más de 500 personas.
Mi participación consistía en abrir el evento, con una conferencia plenaria,
en la que debía hablar, según el briefing recibido por los organizadores,
de la importancia de aprender a vivir y enfrentarse, con actitud positiva, ante cualquier adversidad.

Cuando me puse a preparar ls ponencia no sabía qué contar.
Nada me venía a la cabeza. Me sentía como vacío de ideas.
No sabía qué me pasaba... Hacía tiempo que no tenía esa sensación.
Mi mente estaba como navegando en un entorno de niebla espesa.
El rotulador negro Sharpe permanecía largo rato sin moverse sobre la gran libreta de diseño,
la que utilizo para preparar mis ponencias y cursos.
No conseguía dibujar ni escribía nada.
Llevaba mirando la hoja en blanco ya mas de una hora.
Las musas estaban apagadas. Esa tarde no me querían visitar.
Lo que parecía claro, según yo me sentía a mi mismo, es que no se trataba de cansancio.
Y sabía que tampoco era hastío, ni falta de interés.

No era capaz de saber por donde empezar.
¿Qué decir para hablar de adversidades, y de cómo enfrentarnos a ellas,
a un gran número de familias que no conoces y que sientes que,
por el hecho de tener a un síndrome de Down entre ellos, no viven bajo la adversidad?

Podría hablar de adversidades como en otras ponencias pasadas mías, me decía yo ...
Pero no, aún así, no me salía nada. Nada que me inspirase.
En ese momento, mientras escuchaba el piano de Lang Lang con la Filarmónica de Berlín,
dirigido por Rattle e inspirado por el último libro que había leído de Simon Sinek,
"los líderes comen al final”, me di cuenta que  EDSO 
era mi llave perfecta para abrir mi ponencia.
Ya, en muchas otras ocasiones, mucho antes de leer a Sinek,
solía terminar mis charlas hablando de estas cuatro letras y de su significado.

El ser humano vive bajo una gran paradoja:
la de ser una unidad a la vez que un ser social.
La vida del “YO” y del  “NOSOTROS” al unísono.
El individuo que es un ser único a la vez que forma parte de un grupo que le hace sentirse igual,
con características comunes.
Las personas con síndrome de Down forman parte de una gran familia,
a la vez que cada una de ellas es única.
Como tú. Como yo.
Lo que nos une y lo que nos diferencia.
Todos y cada uno a la vez. Yo soy uno y, a su vez, soy uno de muchos siempre.
Con síndrome de Down o sin él.
Con síndrome autista o sin él.
Con inteligencia de gran capacidad o sin ella.
En todos los casos, siempre somos uno y formamos parte de un grupo.

Quise empezar mi ponencia con una pequeña clase de biología.
Con EDSO. Cuatro letras que unidas entre sí no significan nada.
Se trata de las cuatro iniciales de cuatro hormonas.
Dos de ellas, ED, hormonas que nos ayudan a ser seres en defensa del individuo,
de lo personal.
Se trata de la E, de endorfinas.
Un conjunto de hormonas responsables de la euforia.
Las hormonas responsables del subidón cuando hacemos algo que nos gusta.
Necesarias para competir. Para ganar.
Hormonas de la euforia. Analgésicos naturales que nos ayudan ante el dolor natural
provocado por el esfuerzo físico y mental, que nos potencian la resistencia física.
Y la D, de Dopamina.
La hormona del progreso. La que nos ayuda a querer ser cada vez mejor en algo.
A perseguir la meta. Y a marcarnos una nueva.
La que nos produce excitación cuando hemos conseguido algo que deseábamos.
La que nos da placer cuando tenemos sensación de éxito.
Y cuando cumplimos con una tarea asignada.


Por otra parte estaban las otras dos, SO.

La S de Serotonina.
La hormona del bienestar.
La responsable de sentirnos orgullosos de pertenecer a algo. De llevar la camiseta.
De formar parte de un equipo. De la recompensa del éxito cooperativo.
De hacernos sentir parte de una familia.
De defender lo que nos iguala.

Y la O, de oxitocina.
La hormona del amor. Y de la amistad.
La que nos produce vínculos sociales sólidos. La que nos ayuda a saber en quién confiar.
La responsable de hacernos ser unos seres sociales.

Cuatro hormonas que nos igualan a todos los seres humanos,
...con o sin Síndrome de Down.

Todas juntas, desde la biología, participan en la generación de una
de las grandes paradojas de la vida humana,
la que nos hace seres individuales y grupales al mismo tiempo.
Como las familias con personas que tienen Síndrome de Down,
sienten que cada individuo es único, cada familia única y, a la vez, todas una.



Les hablé de lo que consideré más importante para ese día:
de la igualdad entre personas 

de la diferencia entre las personas.
De lo que nos une y de lo que nos separa.



Y, ... ya de paso, también les hablé de adversidades, de talento, de ilusión, de...

Lo mejor, y como en tantas otras ocasiones anteriores,
una vez más comprobé que las lecciones no se dan, ...

SE TOMAN !!!


Gracias a Sergio y Fabian por su invitación a participar en este encuentro.
Gracias a todos los asistentes.
Gracias por regalarme algunas GRANDES LECCIONES.




domingo, 27 de septiembre de 2015

Ya es otoño, ...y aquí estamos, DÁNDOLO TODO



... la vida efímera de una pompa de jabón


Ya es otoño, …y aquí estamos, 

¡DÁNDOLO TODO!


Gira, gira y no deja de girar…

Ya es otoño.
Algunas hojas empiezan a cambiar su color,
del rojo intenso al ocre amarillento, del verde brillante al marrón.
Pasan de la rama que la sujetaban, a fundirse con la tierra del suelo.
Lo que está vivo, cambia. Lo que está muerto también.
Nada permanece. 
Todo es efímero.
Lo vivo es efímero, por eso está vivo.
Lo muerto también, vive en el recuerdo pero sólo temporalmente.
Lo que hicimos ya pasó. 
Lo que tenemos pendiente por hacer, pasará.
Así es como gira el  reloj. Incansable, avanzando, siempre hacia adelante.
Así es como gira el tiempo. Pasando.

No sólo pasan los años o los segundos, … 
Pasan los deseos, cumplidos o no,
pasan los lugares visitados o no,
pasan las noches de verano en el dormitorio, amadas o no,
pasa la ola del mar, saltada o no,
pasan los besos, regalados o no,
pasa el noveno amor de la vida,  vivido o no,
pasan las tardes de sofá, dormidas o no,
pasa la gripe, febril o no,
pasa la botella de vino verde, disfrutada o no,
pasa el concierto de piano, escuchado intensamente, con toda atención o no,
pasa el camino, recorrido o no.

Todo es efímero, 
también la vida y todo lo que la conforma,
por ello, aprender a vivir  dándolo todo
es saber de la vida.
Y saber vivirla.

Se trata de apresurarse despacio a todo. E intensamente.
Se trata de romper con el tedio cuando no es deseado. Salir de la rutina.
Se trata de sentir el movimiento. Lento o veloz.

Y así, al haber vivido, cuando caiga la hoja de nuestro otoño,
estaremos mejor preparados para fundirnos con la tierra, en el suelo.
O para dejarnos llevar en el agua del mar.
O para vivir la intensidad del fuego.

La vida no es una farsa. 
Es, tan sólo, efímera.

Quizás todo es más sencillo de lo que nosotros lo hacemos…
Quizás es que la vida no necesita mapa para ser vivida.

Queda tanto por vivir, que hoy debemos darle la bienvenida a este nuevo otoño.
A vivirlo! A sentirlo!
A sentir su frío. Y los rayos del sol que ya no queman.
A dejarnos fluir con todo lo que nos vaya llegando.
Deseando conocer las sorpresas que nos aguardan, todavía desconocidas, ..., inesperadas.
A la vez que trabajando para hacer que los deseos más esperados se cumplan.

Girando y girando que

YA ES OTOÑO


...y aquí estaré,
dándolo todo





domingo, 6 de septiembre de 2015

OUT OF DERROTISMO !!!





Out of derrotismo !
El amor a la vida implica volver a empezar.
Así me siento yo hoy. Empezando. En gerundio. Siempre empezando.

Llevaba todo un mes sin pasar por este blog.
Hoy vuelvo, aquí estoy, ...toca volver.
Mucho tiempo sin visitarlo. No porque fuera temporada vacacional, sino porque he dedicado
la mayor parte de mi energía creativa e ideas a escribir mi nuevo libro
que espero vea la lúa muy pronto.
Se llamara, ya lo puedo anunciar, EL FACTOR H.
Será una “re-pensada” al mundo del liderazgo, desde mi Humilde opinión y experiencia profesional.

Toca volver. Volver a tope.
Fuera derrotismo!
Hoy toca volver a la casa de invierno, de laboro.
A la vieja guitarra Les Paul, dejando la acustica de verano.
A decir adiós a la piscina. A recibir de nuevo el verde del césped y el rojo del pruno.
A decir hola al viejo sillón de lectura y música. A echar de menos, con una sonrisa complice,
la hamaca de madera y la toalla azul.
A cambiar el blanco frío del verano por el cálido tinto de invierno.
El chiringuito sardinero frente al mar por la tratoria del centro de la ciudad.
Regresar del ruido cansino de las chicharras al ruido contaminante del tubo de escape.

Amar la vida es volver a empezarla en cada momento. Acumularlos.
Sentir consciente cada despertar. Empezar con cada paso del minutero del reloj.
Como dice el presidente de Uruguay, José Mujica,
la vida es poder usar cachitos de tiempo para gastarlos en en lo que uno le gusta”.
Así es! Sencillo.
No hay más.
Cachitos que son resultado de nuestra decisión, que no se pueden comprar en un supermercado.
Consiste, quizás, en saber darle contenido a eso que llamamos tiempo,
que se nos escapa a cada instante.
Sin darnos cuenta...

Hoy, al estar aquí, en este momento de vuelta, muy esperanzador, elegido,
uno se siente feliz de saber que llenará el tiempo que estar por venir en este otoño
que ya está tocando a la puerta, con momentos divertidos, únicos, esperanzadores, diferentes, ...
Aprendiendo y creciendo.
Dando y recibiendo.
Amando y siendo amado.
Diciendo gracias a lo nuevo, por llegar, por incorporarse.
Y gracias a lo viejo, por haber estado, por decir ahora adiós.

No vivas a medio gas. Yo no lo haré...
De ser así, la vida sería mucho más corta, vivamos los años que vivamos.
Se trata de exprimir los momentos.
¡Todos!
Los que elegimos y los que nos llegan sin ser esperados.
Unos nos harán felices, otros no tanto.
Unos nos cargarán de energía, otros nos la robarán.
No pierdas el tiempo en lo que no está en tu mano.
Úsalo en lo que esperas para ti, en lo que deseas.

Yo he decidido, en este nuevo empezar de curso,
crear, crecer, aprender, sumar, ...
y también saber entregarme a todo lo que me vaya llegando.
Con una sonrisa. Escribiendo unos bonitos textos en mi historia de vida.
Siendo autor del camino, o al menos, de algunas de sus partes, de sus vertientes. Sin bajar los brazos.

Vivir momentos.
Ahora que toca volver.
Volver a empezar.
Sin perder la vieja mirada que me acompaña. Agradecido.
Sin perder a las personas que más quiero, que me acompañan. Agradecido.
Sin perder los momentos que desde hace mucho me acompañan, llenos de amor, sabios. Agradecido.

Aquí estamos. De nuevo. Viviendo en gerundio, como decía el maestro Ortega.

de vuelta !