viernes, 28 de diciembre de 2012

DUALIDAD



La dualidad onda-partícula 
Fenómeno físico de percepción dual


La física mecánica y cuántica han puesto mucho empeño a lo largo de toda la historia en demostrar
la relación dual paradójica , también llamada polaridad, de una onda y una partícula.
La luz, al mismo tiempo, puede comportarse como una partícula estática y una onda en movimiento.
Esta paradoja cuántica tiene efectos comparables con la propia vida.
Los más conocidos de estos efectos están siendo trabajados científicamente desde la física cuántica,
y humanamente desde diferentes ciencias como la psicología o la psico-biología.
Y conforman el por qué fundamental de la espiritualidad.

En este sentido, de la paradoja dual se extraen cuatro aprendizajes fundamentales:

La materia puede evolucionar de manera no determinada

¡Todo está por hacer!
...por decidir.
¿Existe el destino?
Sí, el que tu creas.
Podemos intervenir en el futuro eligiendo el camino.

La vida es un fenómeno incierto

Lo normal es la incertidumbre; no la certeza.
Lo normal es el cambio, no la seguridad.
Heisenberg, con su Principio de Incertidumbre, ya nos lo había enseñado:
Sólo por el echo de ser observadores de la realidad, 
la realidad está sometida a la subjetividad del observador.
Tengamos cuidado con el cómo observamos la realidad porque desde ahí la creamos.

Lo que no haces, no existe

Es el Teorema de Kochen-Specker.
Nos dice que los aspectos físicos de la materia no existen hasta que son observados.
Es decir, si un árbol cae en un bosque, ¿piensas que hará ruido?
La respuesta es: ¡depende!
Sólo existe el ruido del árbol al caer en la medida que haya presencia y observación del fenómeno por nosotros. 
Si no hay observador, no hay ruido.
El observador, y esta sería la forma más simple y obvia de explicarlo, además aporta la materia humana
necesaria para que se pueda producir la observación. Es decir, el sentido de la audición.
Sin este sentido y capacidad de percibir, no hay ruido.
No existe !

La materia es dual

Es decir, las partículas materiales se presentan estáticas y en movimiento al mismo tiempo.
La ecuación de Schrödinger nos lo decía en su experimento hiper-conocido de la doble rendija, 
(busca en google y léelo si no lo conoces).


Y todo esto tiene una función igualitaria, generadora de analogía, en el ser humano.
El ser humano es dual
La dualidad para las personas es un juego de contrarios que sólo existe en la mente.
La mente actúa con comodidad, buscando simplificar la compresión del mundo, de la realidad que nos encontramos, 
y así elige  dual-mente.

Sin embargo, la mente humana está preparada para comprender multidimensionalmente, 
pero se comoditiza y prefiere decidir en modo dual. Reducir el análisis a una decisión entre dos contrarios.
Decimos contrarios porque parecería que las opciones se excluyen entre sí.
Cuando la realidad es que sin uno de ellos el otro no existiría. Se necesitan, como la partícula necesita ser onda a su vez.

Y lo peor, quizás, es que esto nos lleva también a vivir en modo dual.
A decidir en lo más cotidiano desde esa misma dualidad. 
Excluyendo. 
No multidimensionando las opciones.
Perdiéndonos muchas realidades. 
Cerrando posibilidades de futuro.

El pensamiento dual nos lleva a establecer ideas de bueno-malo, pasado y futuro, masculino y femenino,
justo e injusto, y un largo etc...
La dualidad implantada en nuestras mentes. Mejor dicho: la percepción dual.
Tan unida a la materia biologica que no podemos concebir algo sin su contrario.
Perdería el sentido.

Sin embargo, la realidad, e igualmente la vida, 

NO ES DUAL

Con consciencia e inteligencia aplicada en nuestro pensamiento podemos crear 
multiples opciones desde las que elegir.
La realidad no está fragmentada dos a dos entre contrarios. Eso es sólo nuestra percepción de la realidad.
Además cuando, bajo el pensamiento dual, estamos aceptando a uno de los contrarios, por la misma decisión, 
estamos rechazando a su contrario creando una realidad incompleta.

La filosofía del Yin y el Yan, pero también la física cuántica, nos ayuda a entender la paradoja dual
desde la unidad no desde la separación.
¿Cómo saber así desde la unidad lo que es bueno o malo?
Lo que fue bueno puede ser malo.
Lo que para uno es injusto otro lo ve como lo más justo.
Lo que parecía desfavorable se convierte en lo que nos hace ser diferentes y fuertes.
¿Era sólo desfavorable? ¿O había sido percibido como desfavorable?

Este efecto dual tiene también un efecto positivo en la forma como elegimos vivir nuestra propia vida.
Herramientas como la aceptación podemos avanzar mucho más felices.
Aceptar la realidad nos da el permiso de poder cambiar, no sólo por su contrario sino también nos permite iniciar la búsqueda de nuevas formas de observar (=percibir) lo que parecería único y real.

La realidad está para ser cambiada 
gracias 
a un cambio perceptivo de la misma


La buena noticia es que ese cambio de percepción 

¡DEPENDE DE TI!

Por ejemplo, al valorar a otra persona, un amigo quizás o a nuestra pareja, 
con sus "errores o aciertos" del pasado no nos permitimos verla como ES.
Y nos perdemos lo nuevo. Lo que sí es. Lo único que ahora es.
En esos casos, ni siquiera estamos en posición de verla como era, sino de como se comportó.
No es lo mismo. Lo segundo, el análisis del comportamiento, está bajo la mente dual. 
Sin embargo el ser, que vive en el hoy, es múltiple. 
Y lo que ocurre, al examinar el comportamiento pasado, es que en realidad estamos juzgando 
bajo el significado que damos nosotros mismos de ello; desde nuestro ego.
Es el significado dual el que te hace que elijas con miopía, perdiendo libertad y perdiendo también el aquí y ahora.

Una receta para liberarte de esto sería:
libera a tus amigos y a las personas con las que te relacionas de su pasado.
Así estarás fuera del juicio y te darás la posibilidad de crear un presente diferente y un futuro único.

Y lo mejor, la mente puede ser corregida.
Se puede cambiar. Generar nuevas percepciones. Corregir desde el presente. Re-interpretar los hechos.
Una mente no corregida tienen la costumbre de utilizar el pasado y ponerlo como referente en el presente.
Así dificilmente podrás ver algo nuevo, que no hayas visto ya en el pasado.
Y te pierdes lo que ahora está sucediendo. Lo que puedes estar viviendo y creando.
Nos sucede esto porque el ego se orienta a ver todo como fue, no como es ahora.
Usa y proyecta el pasado en lo que se vive en el presente.

Una persona enfadada lo está por cómo ve el evento que está sucediendo,
no por lo que le está ocurriendo en realidad sino por cómo lo observa,
desde el dónde lo mira.

SIEMPRE PUEDES 
ELEGIR LO QUE PERCIBES


Aprende y practica este gran secreto:

cambia  
cambiará 
tu vida




No hay comentarios: