domingo, 25 de octubre de 2015

La Fórmula “TOP SECRET""



Harto ya de estar harto ya me cansé”,
...dice la canción



Revelado el secreto.
Esta es la fórmula:

E = M x T x

Surgen por las verborreas de muchos colegas de profesión, o al menos ell@s así se consideran,
que somos capaces de atraer aquello que sucede en nuestra vida por el mero hecho de desearlo,
por la fuerza del deseo.
Con mucho cariño:

MENUDA ESTUPIDEZ !!!

El deseo es absolutamente necesario para que algo que perseguimos en nuestra vida, empiece a tomar forma.
A los seres humanos nos mueve el deseo.
La evolución humana ha sido, y seguirá siéndolo, resultado del deseo.
De los sueños perseguidos, si así lo prefieres llamar.
Resultado de poner la imaginación al servicio de la idea.

Me encanta convivir con soñadores. Mirar sus ojos y sentir su brillo.
Me considero soñador.
Creo en el poder de los sueños.
En el poder del deseo.
Sé que en mi vida, mucho de lo conseguido, quizás todo, nació en modo de deseo.
Todo fue, antes, un sueño.

¿ Y ?

Sé, de la misma manera y con la misma intensidad, que es insuficiente con soñar.
Que sólo con el soñar no harás tus ideas realidad.
Algo más falta. Según para conseguir qué, mucho más nos falta.

No nos vendan más basura por favor.
Déjense de secretos mal contados.
No nos digan nunca más eso de "querer es poder”.
Ya todos sabemos que sin querer no podremos, pero también que solo queriendo será muy difícil que llegue.
Y sabemos que por el hecho de querer, aunque es un verbo que nos ayuda,  no estará garantizado el poder.
¡Dejen de engañarnos!

Debemos abandonar, de una vez por todas, esas corrientes pseudo-culturales-filosóficas-espirituales
que nos venden ideas, fuera y dentro del mundo profesional,
sobre la intención de que somos capaces de amaestrar la realidad.
Elegir la realidad que nos toca vivir no es lo mismo que si fuera encargar una pizza o decidir un destino vacacional.
Por favor, señores guruses del todo se puede,  pregúntenles que piensan de esto a las personas que ahora,
en estos momentos, por cualquier motivo profesional, de salud, de amor, de...,
lo están pasando mal sin haberlo elegido ellos.

Gran parte de la realidad en la que habitamos y vivimos es dependiente de nuestra elección.
Eso es así.
Pero una parte, no lo confundamos con la totalidad.
No lo confundamos con la idea de que un deseo se cumplirá por el hecho de ser deseado.
No divaguemos con discursos falsos.

Nuestra última verdad es el poder que tenemos los humanos de elegir  nuestra disposición mental
ante cualquier hecho que nos acontezca, haya sido elegido por nosotros o no.
Eso es actitud. La disposición ante lo sucedido o lo que está por suceder.
Y en eso se basa el gran poder de la aceptación. Y también del cambio.
Pero una cosa es la disposición ante los hechos y otra muy distinta la elección de los propios hechos.
Unos serán elegidos, otros no.
Otros nos los regalará el azar, o la biología, o el entorno, o la propia vida que es todo ello...
La vida, cada una de nuestras vidas, tiene una geografía de límites de los que no podremos salir.
O no, al menos, sólo por el hecho de practicar el deseo, el querer.

No podemos controlarlo todo, ...aunque quisiéramos.
Y eso es lo bonito de la vida: su INCERTIDUMBRE.
Vivir siendo conscientes de que la vida es incierta,
es la propuesta más bonita que nos podemos brindar para sentirnos un ser vivo.

Creo en el deseo si se acompaña de un verbo fantástico, el verbo

HACER

La cerilla se tiene que rascar para que se encienda.
Sólo se llega a alguna parte si se camina, decía Alicia en su país de las maravillas.
Se trata de empezar a hacer. De empezar a andar. Y de seguir andando...
Para que algo pase debemos acompañar al deseo con el hacer.
Por eso no tengo dudas de que la fórmula del secreto, el verdadero TOP SECRET es:

E = M x T x C

El éxito alcanzado de algo que deseamos está en

MOVER TU CULO




No hay comentarios: